Inicio ·Noticias · Artículo

Incertidumbre por noticias de periodistas secuestrados

Redacción

tmenendez

|

Viernes 13 de Abril de 2018 - 10:42
compártelo
  • QUITO, Ecuador.- Rostros de angustia se evidencian entre los familiares y periodistas que siguen la noticia. Foto: API
QUITO, Ecuador.- Rostros de angustia se evidencian entre los familiares y periodistas que siguen la noticia. Foto: API
Un ambiente de tensión y mucha expectativa es lo que se vive en los exteriores del ECU911, en el centro-norte de Quito, donde el presidente de la República, Lenín Moreno, se reúne con otras autoridades de seguridad, previo a la culminación del ultimátum dado a los captores del equipo periodístico de Diario El Comercio, retenido en la zona fronteriza con Colombia hace 19 días. 
 
En una de las puertas de la institución, los comunicadores esperan agrupados, junto a camarografos y fotógrafos, que aguardan con sus equipos listos, ante cualquier pronunciamiento. 
 
Para el periodista Miguel Molina, de diario la Hora, el periodismo ecuatoriano atraviesa uno de sus momentos más negros. "Existe la perspectiva de la pérdida de tres de nuestros colegas y amigos con los que hemos compartido coberturas, tres amigos que hacían un trabajo que les apasionaba. Estamos destrozados como periodistas, pero con la convicción de que el mejor homenaje que les podemos hacer es seguir haciendo periodismo".
 
 
 
 
 
Mientras tanto, el comunicador Paúl Coello, de la estación Canela TV, pide a las autoridades que "hablen claro". "Han sido días de incertidumbre, hemos vivido momentos muy difíciles. Es cuestionable la gestión de las autoridades que no han sido rápidos ni claros en sus labores". 
 
 
 
 
 
Este plazo de 12 horas se dio la noche del 12 de abril de 2018, luego de que se difundieran fotografías que muestran los supuestos cuerpos de los tres integrantes del equipo periodístico, que, según el Gobierno "no son concluyentes".
 
El periodista Javier Ortega, de 36 años; el fotógrafo Paúl Rivas, de 45; y el conductor Efraín Segarra, de 60; fueron secuestrados en la zona de Mataje, en la provincia de Esmeraldas.
 
Redacción Vistazo.com

Un ambiente de tensión y mucha expectativa es lo que se vive en los exteriores del ECU911, en el centro-norte de Quito, donde el presidente de la República, Lenín Moreno, se reúne con otras autoridades de seguridad, previo a la culminación del ultimátum dado a los captores del equipo periodístico de Diario El Comercio, retenido en la zona fronteriza con Colombia hace 19 días. 

 

En una de las puertas de la institución, los comunicadores esperan agrupados, junto a camarografos y fotógrafos, que aguardan con sus equipos listos, ante cualquier pronunciamiento. 

 

Para el periodista Miguel Molina, de diario la Hora, el periodismo ecuatoriano atraviesa uno de sus momentos más negros. "Existe la perspectiva de la pérdida de tres de nuestros colegas y amigos con los que hemos compartido coberturas, tres amigos que hacían un trabajo que les apasionaba. Estamos destrozados como periodistas, pero con la convicción de que el mejor homenaje que les podemos hacer es seguir haciendo periodismo".

 

 

 

 

 

Mientras tanto, el comunicador Paúl Coello, de la estación Canela TV, pide a las autoridades que "hablen claro". "Han sido días de incertidumbre, hemos vivido momentos muy difíciles. Es cuestionable la gestión de las autoridades que no han sido rápidos ni claros en sus labores". 

 

 

 

 

 

Este plazo de 12 horas se dio la noche del 12 de abril de 2018, luego de que se difundieran fotografías que muestran los supuestos cuerpos de los tres integrantes del equipo periodístico, que, según el Gobierno "no son concluyentes".

 

El periodista Javier Ortega, de 36 años; el fotógrafo Paúl Rivas, de 45; y el conductor Efraín Segarra, de 60; fueron secuestrados en la zona de Mataje, en la provincia de Esmeraldas.

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos