Inicio ·Noticias · Artículo

Así se vivieron las manifestaciones contra la Ley de Impuesto a la Herencia

Redacción

jzapata

|

Martes 09 de Junio de 2015 - 8:48
compártelo
  • Cientos de personas se manifestaron a favor y en contra del gobierno nacional en Quito. Foto: API
Cientos de personas se manifestaron a favor y en contra del gobierno nacional en Quito. Foto: API
Los primeros en llegar a la avenida de Los Shyris, pasadas las 16H00 de este lunes, fueron los simpatizantes del gobierno, quienes se tomaron la tribuna.   
 
Entre ellos, algunos asambleístas de Alianza PAIS, como el presidente de la Comisión de Régimen Económico de la Asamblea, Virgilio Hernández, quien tramitará el proyecto de redistribución de la riqueza en el que se modifica la tabla de impuesto a las herencias, que envió el ejecutivo con el carácter de económico urgente el pasado viernes.
 
Después de unos minutos llegaron al mismo lugar opositores del gobierno. lo hicieron con pancartas y gritando consignas en contra del presidente de la República, Rafael Correa. 
 
Esto disgustó a sus simpatizantes que también respondieron con consignas. La  discusión entre los dos sectores subió de tono y la policía llegó al lugar para evitar enfrentamientos. 
 
La policía cerró la avenida de Los Shyris al tránsito vehicular para evitar enfrentamientos. Los opositores al régimen cuestionaron la presencia de los oficialistas.
 
Aunque las autoridades no han informado de mayores incidentes, en redes sociales se mostraron fotografías del rostro con sangre de un simpatizante del Gobierno, presuntamente golpeado por opositores.
 
También un manifestante de la oposición recibió un manotazo de una activista del oficialismo, cuando el primero intento quitarle la bandera del movimiento Alianza País.
 
 
La oposición, que ha convocado a manifestaciones permanentes en la avenida de Los Shyris, demandó la salida del presidente del país, Rafael Correa, que hoy viajó a Bruselas para participar en la Cumbre entre la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y la Unión Europea (UE).
 
"Fuera, Correa. Fuera" fue la consigna que el grupo de oposición gritó con fuerza, mientras quemaba banderas del movimiento oficialista.
 
Desde el lado oficialista se respondió con la frase "uuu, aaa, Correa no se va", en una acalorada discusión en la que también se notaron insultos y empujones.
 
 
 
 
El legislador oficialista Virgilio Hernández, que participó en la manifestación, dijo que el proyecto de ley sobre las herencias no perjudica a los pobres ni a la clase media, como teme la oposición.
 
"Vamos a ir a todos los sectores para demostrar que esta medida no afecta ni a los más pobres ni a los sectores medios", añadió Hernández.
 
No obstante, uno de los manifestantes opositores, René Brito, aseguró que el "pueblo está siendo saqueado" por el Gobierno de Correa, que ha fijado unas tasas progresivas de impuestos a las herencias.
 
Las manifestaciones se han reproducido en las ciudades de Guayaquil y Cuenca, donde los opositores también rechazaron la ley sobre la plusvalía, a la que consideran una medida "antipopular", aunque el oficialismo señala que con ella combatirá la especulación sobre la tierra y los bienes inmuebles.
 
El Gobierno ha señalado que las manifestaciones obedecen a intereses políticos de sectores económicos poderosos que intentan impedir políticas que buscan redistribuir la riqueza que concentran las familias más ricas del país.
 
El pulso entre ambos bandos también ha sido interpretado como una manifestación inicial de la campaña electoral de cara a los comicios presidenciales de 2017, donde todavía hay duda de que Correa, en el poder desde 2007, se presente para una nueva reelección.
 
Justamente un líder opositor, el exbanquero Guillermo Lasso, quien se perfila como postulante a la Presidencia en los comicios de 2017, criticó la ley de herencias impulsada por el Gobierno y dijo que si llega al poder la derogará.
 
"¿Cuando seamos Gobierno (...) tiraremos al tacho de basura de la historia la actual ley de herencias" del Gobierno de Correa, dijo Lasso en un encuentro en la ciudad portuaria de Guayaquil, donde calificó a la propuesta gubernamental como un atentado contra la familia ecuatoriana.
 
 
Por otra parte, un grupo de habitantes de la Isla Santa Cruz, en el archipiélago de Galápagos, también se manifestó contra las reformas a la ley especial que rige en la región y a las que consideró lesivas para los ciudadanos que habitan allí.
 
 
Fuente: EFE

Los primeros en llegar a la avenida de Los Shyris, pasadas las 16H00 de este lunes, fueron los simpatizantes del gobierno, quienes se tomaron la tribuna.   

 

Entre ellos, algunos asambleístas de Alianza PAIS, como el presidente de la Comisión de Régimen Económico de la Asamblea, Virgilio Hernández, quien tramitará el proyecto de redistribución de la riqueza en el que se modifica la tabla de impuesto a las herencias, que envió el ejecutivo con el carácter de económico urgente el pasado viernes.

 

Después de unos minutos llegaron al mismo lugar opositores del gobierno. lo hicieron con pancartas y gritando consignas en contra del presidente de la República, Rafael Correa. 

 

Esto disgustó a sus simpatizantes que también respondieron con consignas. La  discusión entre los dos sectores subió de tono y la policía llegó al lugar para evitar enfrentamientos. 

 

La policía cerró la avenida de Los Shyris al tránsito vehicular para evitar enfrentamientos. Los opositores al régimen cuestionaron la presencia de los oficialistas.

 

Aunque las autoridades no han informado de mayores incidentes, en redes sociales se mostraron fotografías del rostro con sangre de un simpatizante del Gobierno, presuntamente golpeado por opositores.

 

También un manifestante de la oposición recibió un manotazo de una activista del oficialismo, cuando el primero intento quitarle la bandera del movimiento Alianza País.

 

 

La oposición, que ha convocado a manifestaciones permanentes en la avenida de Los Shyris, demandó la salida del presidente del país, Rafael Correa, que hoy viajó a Bruselas para participar en la Cumbre entre la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y la Unión Europea (UE).

 

"Fuera, Correa. Fuera" fue la consigna que el grupo de oposición gritó con fuerza, mientras quemaba banderas del movimiento oficialista.

 

Desde el lado oficialista se respondió con la frase "uuu, aaa, Correa no se va", en una acalorada discusión en la que también se notaron insultos y empujones.

 

 

 

 

El legislador oficialista Virgilio Hernández, que participó en la manifestación, dijo que el proyecto de ley sobre las herencias no perjudica a los pobres ni a la clase media, como teme la oposición.

 

"Vamos a ir a todos los sectores para demostrar que esta medida no afecta ni a los más pobres ni a los sectores medios", añadió Hernández.

 

No obstante, uno de los manifestantes opositores, René Brito, aseguró que el "pueblo está siendo saqueado" por el Gobierno de Correa, que ha fijado unas tasas progresivas de impuestos a las herencias.

 

Las manifestaciones se han reproducido en las ciudades de Guayaquil y Cuenca, donde los opositores también rechazaron la ley sobre la plusvalía, a la que consideran una medida "antipopular", aunque el oficialismo señala que con ella combatirá la especulación sobre la tierra y los bienes inmuebles.

 

El Gobierno ha señalado que las manifestaciones obedecen a intereses políticos de sectores económicos poderosos que intentan impedir políticas que buscan redistribuir la riqueza que concentran las familias más ricas del país.

 

El pulso entre ambos bandos también ha sido interpretado como una manifestación inicial de la campaña electoral de cara a los comicios presidenciales de 2017, donde todavía hay duda de que Correa, en el poder desde 2007, se presente para una nueva reelección.

 

Justamente un líder opositor, el exbanquero Guillermo Lasso, quien se perfila como postulante a la Presidencia en los comicios de 2017, criticó la ley de herencias impulsada por el Gobierno y dijo que si llega al poder la derogará.

 

"¿Cuando seamos Gobierno (...) tiraremos al tacho de basura de la historia la actual ley de herencias" del Gobierno de Correa, dijo Lasso en un encuentro en la ciudad portuaria de Guayaquil, donde calificó a la propuesta gubernamental como un atentado contra la familia ecuatoriana.

 

 

Por otra parte, un grupo de habitantes de la Isla Santa Cruz, en el archipiélago de Galápagos, también se manifestó contra las reformas a la ley especial que rige en la región y a las que consideró lesivas para los ciudadanos que habitan allí.

 

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *