Inicio ·Entretenimiento · Artículo

Así es tu relación de pareja según la postura en la que duermes

Redacción

tmenendez

|

Miércoles 03 de Junio de 2015 - 11:17
compártelo

¿Sabías que una postura u otra dice mucho sobre cómo es tu relación? Revisa a continuación 10 posturas que dicen mucho más de lo que imaginas:

 

1. Cucharita

 

 Así es tu relación de pareja según la postura en la que dormís

 
Esta es una postura para dormir tan romántica como extendida. Según los expertos, esta postura refleja la armonía perfecta entre los miembros de la pareja. Si tu pareja y tu duermen así, están hechos el uno para el otro, y tienen plena confianza. Por otro lado, la persona que suele abrazar es la que tiene más tendencia a proteger y guiar a la otra persona.
 
 
2.  De espaldas
 
 
 
Si cuando se meten en la cama cada uno coge para su lado y ni siquiera se miran, puede ser una señal de que algo va mal entre ustedes. El problema no es tanto que estén de espaldas, sino que puede significar que la relación los agobia, y que probablemente necesitan tener más espacio. 
 
 
3. Con las espaldas pegadas
 
 
 
Acostarse de espaldas, y cada uno en su lado de la cama sin invadir el del otro, refleja que respetas mucho el espacio de la otra persona en la relación. Ambos se desempeñan muy bien solos, y no son para nada dependientes o empalagosos. Pero ojo, eso no quiere decir que no se adoren, de hecho, por eso buscas un cierto contacto físico, por ejemplo rozando vuestras espaldas.
 
 
4. Abrazados
 
 
 
 
Un abrazo es una de las formas más bonitas de reflejar el amor y el cariño que se siente hacia otra persona. Así que, si tu pareja y tu duermen abrazados, es síntoma de que lo de ustedes marcha sobre ruedas. Se quieren muchísimo y lo demuestran continuamente, tanto que no pueden separarse un milímetro ni para dormir. 
 
Según los expertos, esto es un síntoma evidente de que se encuentran en un buen momento de la relación, y también indica que su vida sexual es plenamente satisfactoria.  Por otro lado, la persona que suele abrazar suele sentir la necesidad de proteger y cuidar a su pareja.
 
 
5. Uno invadiendo el espacio del otro
 
 
 
A todo el mundo le ha pasado alguna vez eso de despertarse sobresaltado porque está tan al borde de la cama que parece que se va a ir de bruces contra el suelo. Mientras que esta invasión del espacio en el colchón solo ocurra de vez en cuando no hay de qué preocuparse.
 
Sin embargo, si esta forma de dormir ya es una costumbre en la pareja, es muy mala señal. Según los expertos, que una persona ocupe siempre el espacio de la otra, dejándola al borde del colchón significa que se preocupa poco por el bienestar de su pareja. Quien invade suele tender a dominar la relación, mientras que la otra persona puede tener problemas de autoestima.
 
 
 
 
6. La mujer con la cabeza en el brazo o la cabeza del hombre
 
 
 
 
Junto a la cucharita, esta es una de las posiciones más utilizadas por las parejas a la hora de dormir. O al menos al principio de la noche, porque luego para algunas no resulta demasiado cómoda.
 
Pero el caso es que esta forma tan clásica de dormir es una buena señal. ¿El motivo? Suele tender a protegerse el uno al otro, y tienen muy buena sintonía. Además, cuando la mujer apoya la cabeza en el pecho de su pareja indica que se siente segura a su lado.
 
7. Cada uno en su lado, pero con algún tipo de contacto
 
 
Que cada uno duerma en su lado de la cama sin invadir el lado de la otra persona siempre se traduce en que respetas enormemente el espacio de la otra persona. Es una relación sin agobios ni presiones, lo cual es bastante sano. 
 
Puede que duerman cada uno en su lado, boca arriba y tomándose de las manos; o los dos de lado, mirando a la misma dirección y que uno agarre los hombros del otro, eso significa que su relación es muy natural. Se quieren mucho, pero no les hace falta decírselo continuamente. Eso sí, a veces pecas de no ser demasiado detallista con la otra persona.
 
8. Cada uno en su lado... pero con las piernas entrelazadas
 
 
Esta es una manera que también eligen muchas parejas a la hora de dormir. Por ejemplo, cuando hace mucho calor, pero aun así se quiere estar cerca de la otra persona, está claro que eso es amor.
 
Pero si esta es la posición que más repites, haga frío o calor, lo que indica es bien distinto. El detalle de las piernas entrelazadas refleja la pasión en su relación. Probablemente tienen una vida sexual bastante satisfactoria. Sin embargo, en otros terrenos de la relación suelen tener más problemas y tienden a discutir con más frecuencia de la que piensan.
 
9. Completamente entrelazados
 
 
 
Si dormir abrazados o haciendo la cucharita son buenas señales para la salud de su relación, lo de dormir completamente entrelazados no se queda atrás. Eso sí, aquí hay que aclarar algunos matices. Cuando tu pareja y tu duermen tan pegados que casi cuesta distinguir de quién es cada pie o cada mano, refleja que el deseo que siente el uno hacia el otro es muy fuerte. Esta postura normalmente se da en las parejas que están empezando una relación, o que llevan muy pocos meses.
 
 
10. Dormir de frente, pero sin tocarse
 
 
Que la postura en la que duermes habitualmente no haya contacto físico no quiere decir necesariamente que algo vaya mal entre ustedes. De hecho, si no lo hay, pero tratas de buscar la proximidad visual, es importante.
 
Quienes duermen de frente, lo primero que ven al despertar es la cara de la otra persona. Y existe tanta intimidad entre ustedes que no cambiarías esas vistas por nada del mundo. Todo esto refleja una enorme conexión entre ambos. Y es que, aunque respetas el espacio de la otra persona, y no necesitas estar las 24 horas en su compañía, nunca se distancian más de la cuenta.
 
 
 

¿Sabías que una postura u otra dice mucho sobre cómo es tu relación? Revisa a continuación 10 posturas que dicen mucho más de lo que imaginas:

 

1. Cucharita

 

 Así es tu relación de pareja según la postura en la que dormís

 

Esta es una postura para dormir tan romántica como extendida. Según los expertos, esta postura refleja la armonía perfecta entre los miembros de la pareja. Si tu pareja y tu duermen así, están hechos el uno para el otro, y tienen plena confianza. Por otro lado, la persona que suele abrazar es la que tiene más tendencia a proteger y guiar a la otra persona.

 

 

2.  De espaldas

 

 

 

Si cuando se meten en la cama cada uno coge para su lado y ni siquiera se miran, puede ser una señal de que algo va mal entre ustedes. El problema no es tanto que estén de espaldas, sino que puede significar que la relación los agobia, y que probablemente necesitan tener más espacio. 

 

 

3. Con las espaldas pegadas

 

 

 

Acostarse de espaldas, y cada uno en su lado de la cama sin invadir el del otro, refleja que respetas mucho el espacio de la otra persona en la relación. Ambos se desempeñan muy bien solos, y no son para nada dependientes o empalagosos. Pero ojo, eso no quiere decir que no se adoren, de hecho, por eso buscas un cierto contacto físico, por ejemplo rozando vuestras espaldas.

 

 

4. Abrazados

 

 

 

 

Un abrazo es una de las formas más bonitas de reflejar el amor y el cariño que se siente hacia otra persona. Así que, si tu pareja y tu duermen abrazados, es síntoma de que lo de ustedes marcha sobre ruedas. Se quieren muchísimo y lo demuestran continuamente, tanto que no pueden separarse un milímetro ni para dormir. 

 

Según los expertos, esto es un síntoma evidente de que se encuentran en un buen momento de la relación, y también indica que su vida sexual es plenamente satisfactoria.  Por otro lado, la persona que suele abrazar suele sentir la necesidad de proteger y cuidar a su pareja.

 

 

5. Uno invadiendo el espacio del otro

 

 

 

A todo el mundo le ha pasado alguna vez eso de despertarse sobresaltado porque está tan al borde de la cama que parece que se va a ir de bruces contra el suelo. Mientras que esta invasión del espacio en el colchón solo ocurra de vez en cuando no hay de qué preocuparse.

 

Sin embargo, si esta forma de dormir ya es una costumbre en la pareja, es muy mala señal. Según los expertos, que una persona ocupe siempre el espacio de la otra, dejándola al borde del colchón significa que se preocupa poco por el bienestar de su pareja. Quien invade suele tender a dominar la relación, mientras que la otra persona puede tener problemas de autoestima.

 

 

LEE TAMBIÉN: ¿Cómo eres según tu forma de dormir?

 

 

6. La mujer con la cabeza en el brazo o la cabeza del hombre

 

 

 

 

Junto a la cucharita, esta es una de las posiciones más utilizadas por las parejas a la hora de dormir. O al menos al principio de la noche, porque luego para algunas no resulta demasiado cómoda.

 

Pero el caso es que esta forma tan clásica de dormir es una buena señal. ¿El motivo? Suele tender a protegerse el uno al otro, y tienen muy buena sintonía. Además, cuando la mujer apoya la cabeza en el pecho de su pareja indica que se siente segura a su lado.

 

7. Cada uno en su lado, pero con algún tipo de contacto

 

 

Que cada uno duerma en su lado de la cama sin invadir el lado de la otra persona siempre se traduce en que respetas enormemente el espacio de la otra persona. Es una relación sin agobios ni presiones, lo cual es bastante sano. 

 

Puede que duerman cada uno en su lado, boca arriba y tomándose de las manos; o los dos de lado, mirando a la misma dirección y que uno agarre los hombros del otro, eso significa que su relación es muy natural. Se quieren mucho, pero no les hace falta decírselo continuamente. Eso sí, a veces pecas de no ser demasiado detallista con la otra persona.

 

8. Cada uno en su lado... pero con las piernas entrelazadas

 

 

Esta es una manera que también eligen muchas parejas a la hora de dormir. Por ejemplo, cuando hace mucho calor, pero aun así se quiere estar cerca de la otra persona, está claro que eso es amor.

 

Pero si esta es la posición que más repites, haga frío o calor, lo que indica es bien distinto. El detalle de las piernas entrelazadas refleja la pasión en su relación. Probablemente tienen una vida sexual bastante satisfactoria. Sin embargo, en otros terrenos de la relación suelen tener más problemas y tienden a discutir con más frecuencia de la que piensan.

 

9. Completamente entrelazados

 

 

 

Si dormir abrazados o haciendo la cucharita son buenas señales para la salud de su relación, lo de dormir completamente entrelazados no se queda atrás. Eso sí, aquí hay que aclarar algunos matices. Cuando tu pareja y tu duermen tan pegados que casi cuesta distinguir de quién es cada pie o cada mano, refleja que el deseo que siente el uno hacia el otro es muy fuerte. Esta postura normalmente se da en las parejas que están empezando una relación, o que llevan muy pocos meses.

 

 

10. Dormir de frente, pero sin tocarse

 

 

Que la postura en la que duermes habitualmente no haya contacto físico no quiere decir necesariamente que algo vaya mal entre ustedes. De hecho, si no lo hay, pero tratas de buscar la proximidad visual, es importante.

 

Quienes duermen de frente, lo primero que ven al despertar es la cara de la otra persona. Y existe tanta intimidad entre ustedes que no cambiarías esas vistas por nada del mundo. Todo esto refleja una enorme conexión entre ambos. Y es que, aunque respetas el espacio de la otra persona, y no necesitas estar las 24 horas en su compañía, nunca se distancian más de la cuenta.

 

 

REVISA ADEMÁS: Los 10 sueños eróticos más comunes en hombres y mujeres

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *