Inicio ·Entretenimiento · Artículo

Los compañeros de colegio que todos hemos tenido

Redacción

tmenendez

|

Domingo 15 de Marzo de 2015 - 9:52
compártelo

¿Quién no ha tenido en clase al típico compañero copión, o el vago? A lo largo de nuestra vida escolar o universitaria nos hemos encontrado con muchos tipos de personajes que seguramente desearíamos no haber conocido, pero que están ahí.

 

Repase a continuación los distintos tipos de compañeros que todos hemos tenido, que existen y que seguirán existiendo hasta el fin de los días.

 

El vago
 
 
Lo de esforzarse por conseguir las cosas parece que no va con él. Es el típico compañero que lo justo va a clase pero que nunca hace los deberes, ni estudia, ni sale como voluntario para cualquier cosa, ni nada de nada. Digamos que se le puede definir como un mueble, que está ahí pero que tampoco aporta mucho más. Si queremos exagerar un poco, incluso le da pereza bajar al recreo.
 
El nerd
 

 
Está claro que estudiar es lo suyo, y además, les gusta. En su gran mayoría, son odiados, bien sea por su personalidad o por envidia. Son los típicos compañeros que siempre sacan buenas notas, por supuesto mejor que las tuyas, y que además suelen alardear de ellas, e incluso se quejan cuando sacan un 8/10.
 
 
El copión
 
 
Puede parecerse al nerd, pero no tienen nada que ver. Mientras el anterior por lo menos se gana sus buenas notas, este es el típico que consigue las cosas sin el mayor esfuerzo. Nunca toma apuntes, ni hace la tarea, pero a última hora siempre es capaz de conseguir lo que necesita. Y a la hora de los exámenes esa suerte resurge.
 
El que nunca va a clases
 
 
 
Está matriculado, pero raramente le vemos entrar por la puerta. Es el compañero que hace acto de presencia como mucho el primer día y en la fecha oficial del examen, pero que por el medio, nadie sabe dónde se mete. ¿Trabaja, o es que simplemente no le da la gana de ir a clase? Este tipo de alumno es más común en la universidad, donde se supone que la asistencia no es obligatoria.
 
El gracioso y "popular"
 
 
Su objetivo dentro de la clase es que sus compañeros se rían de sus chistes y conseguir así la popularidad que todo chico de este perfil busca. Su cometido dentro del aula es hacer reír, decir tonterías delante de los profesores o a sus espaldas para lograr ser el más popular de la clase, un título muy deseado por algunos. 
 
 
El busca pleitos
 
 
Siempre ataca a los más débiles como los nerds, necesita hacer daño a los demás para sentirse mejor consigo mismo o para encajar mejor dentro de la clase. Muchas veces se siente solo, y su impulso lo lleva a actuar de esta manera.
 
 
El que repite el año 
 
 
Lo de estudiar tampoco va con este tipo de alumno. ¿Quién no ha tenido alguna vez en clase a alguien que le lleva 3 o 4 años? No es que le guste ir a clase, es precisamente lo contrario, y eso lo lleva a suspender en repetidas ocasiones. Aunque también hay otras posibilidades para suspender y repetir, y es que alguna asignatura se te complique tanto que no consigas aprobarla. 
 
 
El galán
 
 
Para algunos, el peor tipo de compañero que se puede tener. Sabe que es guapo y no va a desaprovecharlo, por lo que se pasea por la clase como si fuera un modelo para no pasar desapercibido. Suele estar rodeado por las chicas más populares y nunca le faltan pretendientes. En definitiva, otro de los casos en los que no se va a clase para lo que se tiene que ir, sino que lo entiende más como un medio para conseguir lo que quiere: chicas.
 
 
El que huele mal
 
 
Puede deberse a diversas causas, como un problema médico, o simplemente porque no dedica el tiempo diario necesario a su higiene. Es uno de los más desagradables, sobre todo teniendo en cuenta que en clase se pasan más o menos seis horas encerrados con la única ventilación de una ventana. Este problema puede terminar de dos maneras: o bien los profesores le comentan la posibilidad de mejorar sus hábitos, o el alumno termina molesto porque es una enfermedad ajena a él.
 
 
El más bajito de la clase
 
 
 
¿Quién no ha tenido dentro de su clase o de su grupo de amigos al bajito? Esto puede deberse a algo que se ve a primera vista, como su altura, o un apodo de sus compañeros. 
 
 
 

¿Quién no ha tenido en clase al típico compañero copión, o el vago? A lo largo de nuestra vida escolar o universitaria nos hemos encontrado con muchos tipos de personajes que seguramente desearíamos no haber conocido, pero que están ahí.

 

Repase a continuación los distintos tipos de compañeros que todos hemos tenido, que existen y que seguirán existiendo hasta el fin de los días.

 

El vago

 

 

Lo de esforzarse por conseguir las cosas parece que no va con él. Es el típico compañero que lo justo va a clase pero que nunca hace los deberes, ni estudia, ni sale como voluntario para cualquier cosa, ni nada de nada. Digamos que se le puede definir como un mueble, que está ahí pero que tampoco aporta mucho más. Si queremos exagerar un poco, incluso le da pereza bajar al recreo.

 

El nerd

 

 

Está claro que estudiar es lo suyo, y además, les gusta. En su gran mayoría, son odiados, bien sea por su personalidad o por envidia. Son los típicos compañeros que siempre sacan buenas notas, por supuesto mejor que las tuyas, y que además suelen alardear de ellas, e incluso se quejan cuando sacan un 8/10.

 

 

El copión

 

 

Puede parecerse al nerd, pero no tienen nada que ver. Mientras el anterior por lo menos se gana sus buenas notas, este es el típico que consigue las cosas sin el mayor esfuerzo. Nunca toma apuntes, ni hace la tarea, pero a última hora siempre es capaz de conseguir lo que necesita. Y a la hora de los exámenes esa suerte resurge.

 

El que nunca va a clases

 

 

 

Está matriculado, pero raramente le vemos entrar por la puerta. Es el compañero que hace acto de presencia como mucho el primer día y en la fecha oficial del examen, pero que por el medio, nadie sabe dónde se mete. ¿Trabaja, o es que simplemente no le da la gana de ir a clase? Este tipo de alumno es más común en la universidad, donde se supone que la asistencia no es obligatoria.

 

El gracioso y "popular"

 

 

Su objetivo dentro de la clase es que sus compañeros se rían de sus chistes y conseguir así la popularidad que todo chico de este perfil busca. Su cometido dentro del aula es hacer reír, decir tonterías delante de los profesores o a sus espaldas para lograr ser el más popular de la clase, un título muy deseado por algunos. 

 

 

El busca pleitos

 

 

Siempre ataca a los más débiles como los nerds, necesita hacer daño a los demás para sentirse mejor consigo mismo o para encajar mejor dentro de la clase. Muchas veces se siente solo, y su impulso lo lleva a actuar de esta manera.

 

 

El que repite el año 

 

 

Lo de estudiar tampoco va con este tipo de alumno. ¿Quién no ha tenido alguna vez en clase a alguien que le lleva 3 o 4 años? No es que le guste ir a clase, es precisamente lo contrario, y eso lo lleva a suspender en repetidas ocasiones. Aunque también hay otras posibilidades para suspender y repetir, y es que alguna asignatura se te complique tanto que no consigas aprobarla. 

 

 

El galán

 

 

Para algunos, el peor tipo de compañero que se puede tener. Sabe que es guapo y no va a desaprovecharlo, por lo que se pasea por la clase como si fuera un modelo para no pasar desapercibido. Suele estar rodeado por las chicas más populares y nunca le faltan pretendientes. En definitiva, otro de los casos en los que no se va a clase para lo que se tiene que ir, sino que lo entiende más como un medio para conseguir lo que quiere: chicas.

 

 

El que huele mal

 

 

Puede deberse a diversas causas, como un problema médico, o simplemente porque no dedica el tiempo diario necesario a su higiene. Es uno de los más desagradables, sobre todo teniendo en cuenta que en clase se pasan más o menos seis horas encerrados con la única ventilación de una ventana. Este problema puede terminar de dos maneras: o bien los profesores le comentan la posibilidad de mejorar sus hábitos, o el alumno termina molesto porque es una enfermedad ajena a él.

 

 

El más bajito de la clase

 

 

 

¿Quién no ha tenido dentro de su clase o de su grupo de amigos al bajito? Esto puede deberse a algo que se ve a primera vista, como su altura, o un apodo de sus compañeros. 

 

 

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos