Inicio ·Entretenimiento · Artículo

Paul McCartney protagoniza el Carpool Karaoke más emotivo

Redacción

jesuarez

|

Viernes 22 de Junio de 2018 - 13:56
compártelo
  • Paul McCartney autografió el letrero de la calle Penny Lane, inmortalizada por The Beatles. Foto: Captura.
Video: Paul McCartney autografió el letrero de la calle Penny Lane, inmortalizada por The Beatles. Foto: Captura. Paul McCartney autografió el letrero de la calle Penny Lane, inmortalizada por The Beatles. Foto: Captura.
La nostalgia invadió el popular Carpool del presentador británico James Corden, quien tiene acostumbrados a sus seguidores a tener a grandes estrellas contemporáneas en su auto. Pero en su último episodio él se sentó junto a una leyenda viviente de la música: Paul McCartney.
 
El recorrido junto a uno de los fundadores de la legendaria banda The Beatles se realizó en su ciudad natal, Liverpool, y recorrió los lugares que inmortizaron en sus canciones. 
 
 
Corden observó maravillado como McCartney autografió el letrero de la calle Peny Lane, y también lo escuchó cantar la primera canción que el exbeatle compuso a los 14 años. 
 
Ambos visitaron la peluquería Tony Slavin, en la que se puede observar a un jovensísimo John Lennon cortándole el cabello a McCartney. 
 
Uno de los momentos en los que seguramente los fanáticos tuvieron que contener las lágrimas fue cuando McCartney le contó a Corden la historia de 'Let it be'. 
 
“En los años 60 mi mamá, quien había fallecido, se me apareció en el sueño y me aseguraba:  'Todo va a estar bien', y me decía 'Let It Be' (Déjalo ser)".
 
“Me sentí aliviado. Entonces me desperté y me dije a mí mismo: ‘Ella dijo Let it Be y nunca escuché eso y suena bien’, Entonces escribí la canción, pero fue su positivismo la que lo inspiró”. 
 
Visitaron la casa en la que el músico vivió desde los 12 hasta los casi 20 años y en la que compuso junto a Lennon 'She loves you'. 
 
Finalmente, ambos estuvieron en el Philharmonic Pub de Liverpool, donde The Beatles tocó en sus inicios. 
 
Ante un grupo incrédulo de admiradores improvisaron un pequeño concierto que arrancó risas y lágrimas eufóricas. 
 
La canción 'Drive my car' abrió el emotivo paseo, seguida de tantas otras como 'Penny Lane', 'Let it be', 'When I'm 64', 'Blackbird' y  'Come on to me' de Paul. A ellas las siguieron 'Hard Day'sNight', 'Obladi, Oblada', 'Love me do' y para terminar, una emocionante e inolvidable interpretación de  'Hey Jude' que los 'beatleamaniáticos' que paseaban por el sitio jamás olvidarán. 
 
Redacción

La nostalgia invadió el popular Carpool del presentador británico James Corden, quien tiene acostumbrados a sus seguidores a tener a grandes estrellas contemporáneas en su auto. Pero en su último episodio él se sentó junto a una leyenda viviente de la música: Paul McCartney.

 

El recorrido junto a uno de los fundadores de la legendaria banda The Beatles se realizó en su ciudad natal, Liverpool, y recorrió los lugares que inmortizaron en sus canciones. 

 

Revise: Paul McCartney y su primera vez en Ecuador

 

Corden observó maravillado como McCartney autografió el letrero de la calle Peny Lane, y también lo escuchó cantar la primera canción que el exbeatle compuso a los 14 años. 

 

Ambos visitaron la peluquería Tony Slavin, en la que se puede observar a un jovensísimo John Lennon cortándole el cabello a McCartney. 

 

Uno de los momentos en los que seguramente los fanáticos tuvieron que contener las lágrimas fue cuando McCartney le contó a Corden la historia de 'Let it be'. 

 

“En los años 60 mi mamá, quien había fallecido, se me apareció en el sueño y me aseguraba:  'Todo va a estar bien', y me decía 'Let It Be' (Déjalo ser)".

 

“Me sentí aliviado. Entonces me desperté y me dije a mí mismo: ‘Ella dijo Let it Be y nunca escuché eso y suena bien’, Entonces escribí la canción, pero fue su positivismo la que lo inspiró”. 

 

Visitaron la casa en la que el músico vivió desde los 12 hasta los casi 20 años y en la que compuso junto a Lennon 'She loves you'. 

 

Finalmente, ambos estuvieron en el Philharmonic Pub de Liverpool, donde The Beatles tocó en sus inicios. 

 

Ante un grupo incrédulo de admiradores improvisaron un pequeño concierto que arrancó risas y lágrimas eufóricas. 

 

La canción 'Drive my car' abrió el emotivo paseo, seguida de tantas otras como 'Penny Lane', 'Let it be', 'When I'm 64', 'Blackbird' y  'Come on to me' de Paul. A ellas las siguieron 'Hard Day'sNight', 'Obladi, Oblada', 'Love me do' y para terminar, una emocionante e inolvidable interpretación de  'Hey Jude' que los 'beatleamaniáticos' que paseaban por el sitio jamás olvidarán. 

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *