El 'Rey Arturo' Vidal pierde la corona por unas copas de más

Redacción

sbriones

|

Miércoles 17 de Junio de 2015 - 11:43
compártelo
  • Vidal es la estrella de la selección chilena. Foto: EFE.
  • Vidal esperando la sentencia del juez. Foto: AFP
  • Hermano de Arturo Vidal esperando la audiencia. Foto: AFP.
Video: Hermano de Arturo Vidal esperando la audiencia. Foto: AFP. Vidal es la estrella de la selección chilena. Foto: EFE. Vidal esperando la sentencia del juez. Foto: AFP Hermano de Arturo Vidal esperando la audiencia. Foto: AFP.
Arturo Vidal, el corazón de la selección chilena, dejó atónitos a millones de sus compatriotas tras ser detenido en estado de ebriedad después de chocar el martes con su Ferrari en plena Copa América, un nuevo escándalo del mediocampista cuando atraviesa el mejor momento de su carrera.
 
Diez días después de jugar la final de la Liga de Campeones de Europa con la Juventus, el 'Rey Arturo' acaparaba todos los elogios de la escuadra anfitriona por los tres goles anotados en los primeros dos partidos de la Copa América, que lo tenían como máximo artillero del torneo.
 
Pero las portadas de este miércoles ya no hablaban de las esperanzas chilenas por alzar su primera Copa América en casa, sino de la conmoción del país por un nuevo escándalo de indisciplina protagonizado por su estrella.
 
Vidal, de 28 años, se estrelló con su flamante Ferrari la noche del martes cuando regresaba a la concentración de 'La Roja' tras unas horas de asueto que, según la prensa local, aprovechó para visitar un casino junto a su esposa.
 
Los exámenes dictaminaron que el futbolista, que sufrió lesiones leves, manejaba en estado de ebriedad por lo que pasó una noche en prisión. 
 
Este miércoles un juez decretó su liberación y le retiró la licencia de conducir, pero aún no se sabe si Vidal es sancionado o se reincorpora a la concentración de Chile, que el viernes debe sellar su pase a los cuartos de final de la Copa ante Bolivia. 
 
- Historial de incidentes -
 
La imagen del Ferrari rojo de Vidal con la parte delantera destrozada retrotrajo a los abatidos aficionados chilenos a los numerosas polémicas de futbolistas de su selección, muchas de ellas con el propio Vidal a la cabeza.
 
El aguerrido mediocampista y otros miembros del combinado chileno Sub-20 participaron en una pelea contra la policía de Canadá después de perder ante Argentina en las semifinales del Mundial de esa categoría en 2007.
 
Los jóvenes futbolistas alegaron que los agentes fueron los que empezaron la gresca pero este incidente no fue ninguna excepción en la carrera del 'Rey Arturo', plagada de enfrentamientos verbales con compañeros y rivales.
 
En noviembre de 2011, Vidal y otros cuatro compañeros llegaron con retraso a la concentración de Chile tras asistir al bautizo de uno de los hijos del mediapunta Jorge Valdivia. Los futbolistas regresaron en un estado "no adecuado", según dijo el entonces técnico Claudio Borghi.
 
Otros referentes de 'La Roja' como Gary Medel, Alexis Sánchez y Humberto Suazo les recriminaron con dureza su irresponsabilidad.
 
Borghi y la Federación chilena sancionaron con 10 partidos de suspensión a los implicados en este caso, conocido como el 'Bautizazo'. Vidal pidió rápidamente perdón y fue el único reincorporado al equipo tras cumplir la mitad de la sanción.
 
En otro incidente de 'La Roja' en el que no estuvo Vidal, seis futbolistas destrozaron mobiliario de su hotel en Puerto Ordaz, Venezuela, donde se disputaba la Copa América de 2007, y hasta recibieron señalamientos de acoso sexual a una trabajadora. Los jugadores fueron apartados de la selección por 20 partidos.
 
Vidal proviene de una zona marginal de las afueras de Santiago y tuvo una dura juventud marcada por la ausencia de su padre. Del popular Colo-Colo chileno, Vidal fue reclutado en 2007 por el Bayer Leverkusen alemán y en 2011 por la Juventus, equipos donde siguió protagonizando controversias.
 
En octubre de 2014, la dirigencia de la 'Vecchia Signora' multó a su figura por haber participado en una pelea de madrugada en una discoteca de Turín en la misma semana de un partido importante ante la Roma.
 
Entre los aficionados chilenos, que no esperaban un episodio de este tipo en plena Copa América, hay quienes apoyarían una expulsión de Vidal del equipo y otros que piden clemencia para su mejor guerrero.
 
Con un Alexis Sánchez desafortunado ante el arco, Vidal tenía a su espalda tanto al equipo como las ilusiones del país, pero una parte de ellas se estrelló con él la noche del martes.
Fuente: AFP.

Arturo Vidal, el corazón de la selección chilena, dejó atónitos a millones de sus compatriotas tras ser detenido en estado de ebriedad después de chocar el martes con su Ferrari en plena Copa América, un nuevo escándalo del mediocampista cuando atraviesa el mejor momento de su carrera.

 

Diez días después de jugar la final de la Liga de Campeones de Europa con la Juventus, el 'Rey Arturo' acaparaba todos los elogios de la escuadra anfitriona por los tres goles anotados en los primeros dos partidos de la Copa América, que lo tenían como máximo artillero del torneo.

 

Pero las portadas de este miércoles ya no hablaban de las esperanzas chilenas por alzar su primera Copa América en casa, sino de la conmoción del país por un nuevo escándalo de indisciplina protagonizado por su estrella.

 

Vidal, de 28 años, se estrelló con su flamante Ferrari la noche del martes cuando regresaba a la concentración de 'La Roja' tras unas horas de asueto que, según la prensa local, aprovechó para visitar un casino junto a su esposa.

 

Los exámenes dictaminaron que el futbolista, que sufrió lesiones leves, manejaba en estado de ebriedad por lo que pasó una noche en prisión. 

 

Este miércoles un juez decretó su liberación y le retiró la licencia de conducir, pero aún no se sabe si Vidal es sancionado o se reincorpora a la concentración de Chile, que el viernes debe sellar su pase a los cuartos de final de la Copa ante Bolivia. 

 

- Historial de incidentes -

 

La imagen del Ferrari rojo de Vidal con la parte delantera destrozada retrotrajo a los abatidos aficionados chilenos a los numerosas polémicas de futbolistas de su selección, muchas de ellas con el propio Vidal a la cabeza.

 

El aguerrido mediocampista y otros miembros del combinado chileno Sub-20 participaron en una pelea contra la policía de Canadá después de perder ante Argentina en las semifinales del Mundial de esa categoría en 2007.

 

Los jóvenes futbolistas alegaron que los agentes fueron los que empezaron la gresca pero este incidente no fue ninguna excepción en la carrera del 'Rey Arturo', plagada de enfrentamientos verbales con compañeros y rivales.

 

En noviembre de 2011, Vidal y otros cuatro compañeros llegaron con retraso a la concentración de Chile tras asistir al bautizo de uno de los hijos del mediapunta Jorge Valdivia. Los futbolistas regresaron en un estado "no adecuado", según dijo el entonces técnico Claudio Borghi.

 

Otros referentes de 'La Roja' como Gary Medel, Alexis Sánchez y Humberto Suazo les recriminaron con dureza su irresponsabilidad.

 

Borghi y la Federación chilena sancionaron con 10 partidos de suspensión a los implicados en este caso, conocido como el 'Bautizazo'. Vidal pidió rápidamente perdón y fue el único reincorporado al equipo tras cumplir la mitad de la sanción.

 

En otro incidente de 'La Roja' en el que no estuvo Vidal, seis futbolistas destrozaron mobiliario de su hotel en Puerto Ordaz, Venezuela, donde se disputaba la Copa América de 2007, y hasta recibieron señalamientos de acoso sexual a una trabajadora. Los jugadores fueron apartados de la selección por 20 partidos.

 

Vidal proviene de una zona marginal de las afueras de Santiago y tuvo una dura juventud marcada por la ausencia de su padre. Del popular Colo-Colo chileno, Vidal fue reclutado en 2007 por el Bayer Leverkusen alemán y en 2011 por la Juventus, equipos donde siguió protagonizando controversias.

 

En octubre de 2014, la dirigencia de la 'Vecchia Signora' multó a su figura por haber participado en una pelea de madrugada en una discoteca de Turín en la misma semana de un partido importante ante la Roma.

 

Entre los aficionados chilenos, que no esperaban un episodio de este tipo en plena Copa América, hay quienes apoyarían una expulsión de Vidal del equipo y otros que piden clemencia para su mejor guerrero.

 

Con un Alexis Sánchez desafortunado ante el arco, Vidal tenía a su espalda tanto al equipo como las ilusiones del país, pero una parte de ellas se estrelló con él la noche del martes.

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos