El estadio Nacional le genera suspiros a Sampaoli

Redacción

arodriguez

|

Martes 30 de Junio de 2015 - 8:24
compártelo
  • El entrador de la selección de Perú, el argentio Ricardo Gareca, durante una rueda de prensa por la Copa América en Santiago, el 28 de junio de 2015
El entrador de la selección de Perú, el argentio Ricardo Gareca, durante una rueda de prensa por la Copa América en Santiago, el 28 de junio de 2015

Santiago (AFP) - Jorge Sampaoli se detiene y antes de pronunciar palabra suspira: "el estadio Nacional es muy especial para mí" dice seguidamente el argentino, refiriéndose al principal recinto deportivo de Chile, escenario de sus mayores logros como director técnico.

En medio de la conferencia de prensa antes del partido entre Chile y Perú por la semifinal de Copa América, la pregunta puso a Sampaoli algo melancólico, tomándose unos segundos para recordar los buenos momentos logrados en el estadio donde en ese momento dialogaba con la prensa antes del crucial juego.

"El Estadio Nacional significa un lugar de muy gratos recuerdos desde que estoy en Chile. Todas las grandes alegrías que he tenido en este país las recojo en este estadio. Para mí es muy especial", sinceró Sampaoli.

El argentino ha reiterado en muchas ocasiones su agradecimiento a Chile, donde ha obtenido sus mayores logros deportivos hasta llegar a la selección chilena sin una gran experiencia en el fútbol profesional, pero sí con una forma de juego que encantó a los chilenos.

Siendo un admitido discípulo de su compatriota Marcelo Bielsa, quien impuso a Chile este juego de vértigo y dominio en el 2007, Sampaoli ha logrado mantener y pulir este estilo para poner a ‘La Roja’ bajo los ojos maravillados del mundo futbolístico.

Tras lograr una forma de juego definida, Sampaoli va en busca del siguiente paso: lograr el primer título de selecciones para Chile en esta Copa América, un hecho histórico que lo alzaría al cielo de los ídolos de un país lleno de sufrimientos futbolísticos.

Tras hacerse cargo del seleccionado chileno en diciembre del 2012, Sampaoli ha jugado nueve partidos en la cancha del Nacional, de ellos ha ganado ocho, el primero, 2-0 ante Uruguay en las eliminatorias para el Mundial de Brasil.

El único juego que no fue triunfo, fue el empate 3-3 ante México en la fase de grupos de esta Copa América.

Sampaoli está a dos juegos de lograr la meta, y de poner al estadio Nacional como el escenario que vio el primer triunfo de su selección.

 

- Primer título -

 

Antes de hacerse cargo de la selección chilena, Sampaoli ya había logrado el mayor título en su carrera: la Copa Sudamericana-2011 con el equipo de la Universidad de Chile, el único trofeo internacional de este equipo.

Entre 2011 y 2012, el argentino celebró tres títulos locales en una de las campañas más asombrosas que haya exhibido en el estadio Nacional, casa tradicional de los 'universitarios', y que eran entrenados por un casi desconocido.

La ‘U’ jugó 53 duelos oficiales bajo la batuta de Sampaoli y sólo registró siete derrotas, una marca codiciada por muchos entrenadores.

También fue en este estadio donde Sampaoli dio a conocer al mundo su agitada personalidad, que lo hace observar los partidos al borde de la cancha, caminar de aquí para allá, protestar a los cuatro vientos cuando algo lo irrita, o celebrar un gol como un hincha más que está en la gradería.

"Uno tiene que aprender a controlarse en situaciones, más allá de la pasión", ha repetido más de una vez Sampaoli, pero el fútbol que lleva por dentro parece ser más fuerte.

Santiago (AFP) - Jorge Sampaoli se detiene y antes de pronunciar palabra suspira: "el estadio Nacional es muy especial para mí" dice seguidamente el argentino, refiriéndose al principal recinto deportivo de Chile, escenario de sus mayores logros como director técnico.

En medio de la conferencia de prensa antes del partido entre Chile y Perú por la semifinal de Copa América, la pregunta puso a Sampaoli algo melancólico, tomándose unos segundos para recordar los buenos momentos logrados en el estadio donde en ese momento dialogaba con la prensa antes del crucial juego.

"El Estadio Nacional significa un lugar de muy gratos recuerdos desde que estoy en Chile. Todas las grandes alegrías que he tenido en este país las recojo en este estadio. Para mí es muy especial", sinceró Sampaoli.

El argentino ha reiterado en muchas ocasiones su agradecimiento a Chile, donde ha obtenido sus mayores logros deportivos hasta llegar a la selección chilena sin una gran experiencia en el fútbol profesional, pero sí con una forma de juego que encantó a los chilenos.

Siendo un admitido discípulo de su compatriota Marcelo Bielsa, quien impuso a Chile este juego de vértigo y dominio en el 2007, Sampaoli ha logrado mantener y pulir este estilo para poner a ‘La Roja’ bajo los ojos maravillados del mundo futbolístico.

Tras lograr una forma de juego definida, Sampaoli va en busca del siguiente paso: lograr el primer título de selecciones para Chile en esta Copa América, un hecho histórico que lo alzaría al cielo de los ídolos de un país lleno de sufrimientos futbolísticos.

Tras hacerse cargo del seleccionado chileno en diciembre del 2012, Sampaoli ha jugado nueve partidos en la cancha del Nacional, de ellos ha ganado ocho, el primero, 2-0 ante Uruguay en las eliminatorias para el Mundial de Brasil.

El único juego que no fue triunfo, fue el empate 3-3 ante México en la fase de grupos de esta Copa América.

Sampaoli está a dos juegos de lograr la meta, y de poner al estadio Nacional como el escenario que vio el primer triunfo de su selección.

 

- Primer título -

 

Antes de hacerse cargo de la selección chilena, Sampaoli ya había logrado el mayor título en su carrera: la Copa Sudamericana-2011 con el equipo de la Universidad de Chile, el único trofeo internacional de este equipo.

Entre 2011 y 2012, el argentino celebró tres títulos locales en una de las campañas más asombrosas que haya exhibido en el estadio Nacional, casa tradicional de los 'universitarios', y que eran entrenados por un casi desconocido.

La ‘U’ jugó 53 duelos oficiales bajo la batuta de Sampaoli y sólo registró siete derrotas, una marca codiciada por muchos entrenadores.

También fue en este estadio donde Sampaoli dio a conocer al mundo su agitada personalidad, que lo hace observar los partidos al borde de la cancha, caminar de aquí para allá, protestar a los cuatro vientos cuando algo lo irrita, o celebrar un gol como un hincha más que está en la gradería.

"Uno tiene que aprender a controlarse en situaciones, más allá de la pasión", ha repetido más de una vez Sampaoli, pero el fútbol que lleva por dentro parece ser más fuerte.

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos