Colombia, golpeada en el mentón y a la lona

Redacción

arodriguez

|

Lunes 15 de Junio de 2015 - 17:15
compártelo
  • El delantero colombiano Radamel Falcao pelea por el balón con el venezolano Ronald Vargas durante un partido de Copa América el 14 de junio de 2015
  • El defensa venezolano Roberto Rosales y el centrocampista colombiano James Rodríguez pelean por el balón durante un partido de Copa América el 14 de junio de 2015 en Rancagua, Chile
El delantero colombiano Radamel Falcao pelea por el balón con el venezolano Ronald Vargas durante un partido de Copa América el 14 de junio de 2015 El defensa venezolano Roberto Rosales y el centrocampista colombiano James Rodríguez pelean por el balón durante un partido de Copa América el 14 de junio de 2015 en Rancagua, Chile
Rancagua (Chile) (AFP) - Presionado, aislado e improductivo. El circuito ofensivo de Colombia con Radamel Falcao García, Carlos Bacca, James Rodríguez y Juan Guillermo Cuadrado fue anulado con un inteligente trabajo táctico de Venezuela en el debut en la Copa América de Chile-2015.
 
Colombia chocó contra una vinotinto sólida, virtuosa, "luchadora y solidaria" como la definió su seleccionador Noel Sanvicente, argumentos suficientes para merecer el 1-0 en Rancagua y ponerse en el camino ideal hacia los cuartos de final.
 
Por lo hecho en el Mundial de Brasil-2014, donde alcanzó el quinto puesto, Colombia aparecía como favorita para imponerse en la apertura del Grupo C, que comparten con Brasil y Perú, una lógica que correspondía a ese momento particular y no al presente de varios de sus jugadores.
 
Pero Sanvicente, un ganador en su país con siete títulos de liga como entrenador, hizo la tarea previa: estudió al detalle al rival y con una labor "de hormiguitas", como calificó el trabajo táctico de sus jugadores, impuso las condiciones y dio un golpe de autoridad.
 
"Si dejábamos pensar a James era un lío, no permitimos que le llegara fácil la pelota a Falcao, que tuviera que ir a buscarla, y a (Juan Guillermo) Cuadrado lo enfrentamos siempre con un 2-1 para no quedar expuestos a su velocidad y desequilibrio", analizó el entrenador.
 
En la otra orilla, el DT cafetero, el argentino José Pekerman, aplaudió la labor de Venezuela y reconoció en su rival los méritos por deslucir el juego de sus dirigidos.
 
"No pudimos enlazar el juego y completar los pases que generalmente solemos hacer. Tuvimos dificultades para elaborar juego, principalmente porque Venezuela impuso un ritmo y unas condiciones a las que no estamos acostumbrados", consideró.
 
- Un giro brusco de timón -
 
James Rodríguez, el brillante '10' del Real Madrid y elegido en el equipo ideal de la Liga española en la temporada recién concluida, apenas se vio. No pudo generar fútbol: sus pases, una de sus virtudes, siempre terminaron en las piernas vinotinto y cuando intentó en la individual perdió ante el acoso y el juego fuerte.
 
Como la pelota no salió de sus pies, ni Falcao ni Bacca la recibieron, nunca les llegó limpia, siempre fueron al choque, y tuvieron que salir del área a buscarla en una zona superpoblada y donde Venezuela hacía supremacía y ejercía control de aduana.
 
"Colombia encontró un bloque defensivo por parte de Venezuela muy bueno, elaboraron muy bien su plan de juego, nosotros intentamos y en todo momento quisimos construir nuestro juego habitual, pero ellos tenían un bloque defensivo muy marcado, una virtud importante", analizó 'el Tigre' Falcao.
 
Pese a la derrota y el desafío enorme que plantea Brasil, el rival del miércoles en Santiago por la segunda fecha de la llave, el capitán cafetero aseguró que "Colombia está entera, es un equipo fuerte, con mentalidad y sabemos que tenemos dos partidos con posibilidades".
 
La inoperancia ofensiva tampoco tuvo respuesta en la salida por las laterales, donde evolucionan Pablo Armero (Flamengo) y Camilo Zúñiga (Nápoles), ambos suplentes en sus clubes en buena parte del año y distantes de aquel rendimiento que los hizo importantes en Brasil.
 
Para Cuadrado, que apenas sumó 240 minutos en 14 partidos este semestre con el Chelsea inglés, la presión de Venezuela sobre los hombres de armado "fue una sorpresa" y ese juego los maniató.
 
"Venezuela estuvo muy bien parado, nos presionó, fue una sorpresa su planteo, pero debemos estar tranquilos y claros de que tenemos opciones y hay que salir a jugar con nuestro fútbol para avanzar", agregó.
 
El camino para Colombia en la Copa América se presenta cuesta arriba y sólo un brusco giro de timón podría encausar el rumbo del equipo.
 

Rancagua (Chile) (AFP) - Presionado, aislado e improductivo. El circuito ofensivo de Colombia con Radamel Falcao García, Carlos Bacca, James Rodríguez y Juan Guillermo Cuadrado fue anulado con un inteligente trabajo táctico de Venezuela en el debut en la Copa América de Chile-2015.

 

Colombia chocó contra una vinotinto sólida, virtuosa, "luchadora y solidaria" como la definió su seleccionador Noel Sanvicente, argumentos suficientes para merecer el 1-0 en Rancagua y ponerse en el camino ideal hacia los cuartos de final.

 

Por lo hecho en el Mundial de Brasil-2014, donde alcanzó el quinto puesto, Colombia aparecía como favorita para imponerse en la apertura del Grupo C, que comparten con Brasil y Perú, una lógica que correspondía a ese momento particular y no al presente de varios de sus jugadores.

 

Pero Sanvicente, un ganador en su país con siete títulos de liga como entrenador, hizo la tarea previa: estudió al detalle al rival y con una labor "de hormiguitas", como calificó el trabajo táctico de sus jugadores, impuso las condiciones y dio un golpe de autoridad.

 

"Si dejábamos pensar a James era un lío, no permitimos que le llegara fácil la pelota a Falcao, que tuviera que ir a buscarla, y a (Juan Guillermo) Cuadrado lo enfrentamos siempre con un 2-1 para no quedar expuestos a su velocidad y desequilibrio", analizó el entrenador.

 

En la otra orilla, el DT cafetero, el argentino José Pekerman, aplaudió la labor de Venezuela y reconoció en su rival los méritos por deslucir el juego de sus dirigidos.

 

"No pudimos enlazar el juego y completar los pases que generalmente solemos hacer. Tuvimos dificultades para elaborar juego, principalmente porque Venezuela impuso un ritmo y unas condiciones a las que no estamos acostumbrados", consideró.

 

- Un giro brusco de timón -

 

James Rodríguez, el brillante '10' del Real Madrid y elegido en el equipo ideal de la Liga española en la temporada recién concluida, apenas se vio. No pudo generar fútbol: sus pases, una de sus virtudes, siempre terminaron en las piernas vinotinto y cuando intentó en la individual perdió ante el acoso y el juego fuerte.

 

Como la pelota no salió de sus pies, ni Falcao ni Bacca la recibieron, nunca les llegó limpia, siempre fueron al choque, y tuvieron que salir del área a buscarla en una zona superpoblada y donde Venezuela hacía supremacía y ejercía control de aduana.

 

"Colombia encontró un bloque defensivo por parte de Venezuela muy bueno, elaboraron muy bien su plan de juego, nosotros intentamos y en todo momento quisimos construir nuestro juego habitual, pero ellos tenían un bloque defensivo muy marcado, una virtud importante", analizó 'el Tigre' Falcao.

 

Pese a la derrota y el desafío enorme que plantea Brasil, el rival del miércoles en Santiago por la segunda fecha de la llave, el capitán cafetero aseguró que "Colombia está entera, es un equipo fuerte, con mentalidad y sabemos que tenemos dos partidos con posibilidades".

 

La inoperancia ofensiva tampoco tuvo respuesta en la salida por las laterales, donde evolucionan Pablo Armero (Flamengo) y Camilo Zúñiga (Nápoles), ambos suplentes en sus clubes en buena parte del año y distantes de aquel rendimiento que los hizo importantes en Brasil.

 

Para Cuadrado, que apenas sumó 240 minutos en 14 partidos este semestre con el Chelsea inglés, la presión de Venezuela sobre los hombres de armado "fue una sorpresa" y ese juego los maniató.

 

"Venezuela estuvo muy bien parado, nos presionó, fue una sorpresa su planteo, pero debemos estar tranquilos y claros de que tenemos opciones y hay que salir a jugar con nuestro fútbol para avanzar", agregó.

 

El camino para Colombia en la Copa América se presenta cuesta arriba y sólo un brusco giro de timón podría encausar el rumbo del equipo.

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *