Copa América, un placebo para Brasil

Redacción

arodriguez

|

Martes 09 de Junio de 2015 - 8:00
compártelo
  • Jugadores de la selección brasilera de fútbol tras partido amistoso contra México en preparación para la Copa América Chile-2015 el 7 de junio de 2015.
  • El brasilero Willian (D) en partido amistoso contra la selección mexicana el 7 de junio de 2015.
  • El jugador de la selección brasilera de fútbol Diego Tardelli celebra su gol frente a México durante un partido amistoso previo a la Copa América Chile-2015 el 7 de junio 2015.
Jugadores de la selección brasilera de fútbol tras partido amistoso contra México en preparación para la Copa América Chile-2015 el 7 de junio de 2015. El brasilero Willian (D) en partido amistoso contra la selección mexicana el 7 de junio de 2015. El jugador de la selección brasilera de fútbol Diego Tardelli celebra su gol frente a México durante un partido amistoso previo a la Copa América Chile-2015 el 7 de junio 2015.
Río de Janeiro (AFP) - Un humillante 7-1 apagó el sueño de Brasil de conseguir en casa un título mundial. Rusia-2018 es el nuevo objetivo, pero antes la seleçao buscará en la Copa América un título que ayude a aliviar sus heridas y recuperar la confianza.
 
A Chile viaja un equipo renovado por Dunga, el último técnico que ganó con Brasil el título continental, en Venezuela-2007.
 
De aquella familia Scolari que disputó la Copa del Mundo, el seleccionador mantuvo seis jugadores, incluido obviamente Neymar, de lejos el mejor jugador de la seleçao.
 
El crack, ascendido a capitán, estaba lesionado durante los dos últimos partidos oficiales del pentacampeón: el 7-1 contra Alemania en la semifinal del Mundial y el siguiente 3-0 de Holanda por el tercer lugar.
 
Pero a días del debut de la 'canarinha' en Chile-2015, frente a Perú el 14 de junio en el frío y húmedo Temuco (sur), poco o nada se habla de la Copa América en Brasil.
 
De hecho, el tema 'seleçao' entró en pauta por el escándalo de corrupción en la FIFA, que colocó tras las rejas al expresidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) José Maria Marin, y la apertura de investigaciones internas sobre la organización del Mundial.
 
Pero en lo que se refiere al combinado nacional, el desempeño de los clubes en el campeonato nacional monopoliza la conversación sobre fútbol -que no es poca- en este país.
 
La selección se concentró hace una semana en Teresópolis, en las sierras de Rio de Janeiro, y su llegada no creó la menor conmoción. Aquel recibimiento multitudinario del año pasado es no más que un recuerdo.
 
 
 
 
- Una bici para Neymar -
 
 
 
 
Dunga, que entrenó el último equipo campeón de la Copa América, en Venezuela-2007, tiene nueve victorias consecutivas en amistosos desde que reasumió el equipo (antes fue seleccionador entre 2006 y 2010).
 
Entre ellos derrotó a equipos participantes de la Copa América como Colombia (1-0), Ecuador (1-0), Argentina (2-0) y México 2-0 el domingo en Sao Paulo. 
 
El miércoles encara a Honduras en su último amistoso antes de viajar a Chile, donde enfrentará, además de Perú, a Colombia y Venezuela por el grupo C.
 
El capitán Neymar se incorpora al equipo después marcar el gol del triunfo 3-1 del Barcelona en la final de la Liga de Campeones.
 
En los ocho amistosos que disputó después del Mundial, anotó ocho de los 18 goles de la seleçao, destacando de lejos entre los 23 convocados por Dunga y demostrando que merece el brazalete.
 
En Chile, Brasil enfrentará después de Perú a Colombia y Venezuela por el grupo C. ¿Seguirá pesando la camiseta?
 
"Lo que pasó en la Copa fue un hecho único, se comenta mucho en rescate, pero el fútbol brasileño continúa siendo admirado", respondió Dunga el 5 de mayo cuando convocó el equipo.
 
Los jugadores coinciden en que "pasaron la página", pero la verdad es que ese partido con Perú será el primero oficial desde la vergüenza de 2014.
 
La última Copa América de Argentina tampoco trae buenos recuerdos. Brasil fue eliminado por Paraguay en los cuartos de final en una desastrosa tanda de penales. De aquel equipo, Neymar y Robinho compartían el ataque como ahora, cuatro años después.
 
Aunque ahora el veterano delantero de 31 años, jugando en Brasil, tendrá un papel diferente. Con la confianza del técnico, será el suplente perfecto en algún momento de dificultad.
 
Son 98 juegos y 29 goles desde la primera vez que fue convocado en 2002. La bicicleta puede que no esté aceitada como en los viejos tiempos, pero sus destacadas actuaciones en el Santos demuestran que aún le queda mucho que recorrer.
 
 
 
- Las bajas -
 
 
 
Dunga, que entrenó la selección entre 2006 y 2010, no es conocido por dar espacio al 'jogo bonito', sino que apuesta por un "fútbol de resultados", con hincapié en la defensa.
 
Pero el sólido sector, que ha permitido sólo dos goles en esos nueve partidos, perdió al arquero Diego Alves, que resultó gravemente lesionado en una rodilla en el último partido del Valencia en la Liga española.
 
Otra baja es Marcelo, que tuvo una lesión lumbar hace un par de semanas y también sale del convocatoria original. El jugador del Real Madrid era uno de los sobrevivientes del equipo Felipao de 2014.
 
Oscar ni llegó a ser convocado, también por una lesión con el Chelsea. Y a la extensa lista se sumó el mediocampista Luiz Gustavo, quien se someterá a una operación de rodilla, y fue reemplazado por Fred, del Shakhtar Donetsk (Ucrania).
 
Si Brasil gana en Chile, defenderá su título en la Copa Confederaciones de 2017. Aunque Brasil se lo debe pensar dos veces, después de que se cumpliera en casa la "maldición" de que quien gana la Confederaciones pierde el Mundial.
 

Río de Janeiro (AFP) - Un humillante 7-1 apagó el sueño de Brasil de conseguir en casa un título mundial. Rusia-2018 es el nuevo objetivo, pero antes la seleçao buscará en la Copa América un título que ayude a aliviar sus heridas y recuperar la confianza.

 

A Chile viaja un equipo renovado por Dunga, el último técnico que ganó con Brasil el título continental, en Venezuela-2007.

 

De aquella familia Scolari que disputó la Copa del Mundo, el seleccionador mantuvo seis jugadores, incluido obviamente Neymar, de lejos el mejor jugador de la seleçao.

 

El crack, ascendido a capitán, estaba lesionado durante los dos últimos partidos oficiales del pentacampeón: el 7-1 contra Alemania en la semifinal del Mundial y el siguiente 3-0 de Holanda por el tercer lugar.

 

Pero a días del debut de la 'canarinha' en Chile-2015, frente a Perú el 14 de junio en el frío y húmedo Temuco (sur), poco o nada se habla de la Copa América en Brasil.

 

De hecho, el tema 'seleçao' entró en pauta por el escándalo de corrupción en la FIFA, que colocó tras las rejas al expresidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) José Maria Marin, y la apertura de investigaciones internas sobre la organización del Mundial.

 

Pero en lo que se refiere al combinado nacional, el desempeño de los clubes en el campeonato nacional monopoliza la conversación sobre fútbol -que no es poca- en este país.

 

La selección se concentró hace una semana en Teresópolis, en las sierras de Rio de Janeiro, y su llegada no creó la menor conmoción. Aquel recibimiento multitudinario del año pasado es no más que un recuerdo.

 

 

 

 

- Una bici para Neymar -

 

 

 

 

Dunga, que entrenó el último equipo campeón de la Copa América, en Venezuela-2007, tiene nueve victorias consecutivas en amistosos desde que reasumió el equipo (antes fue seleccionador entre 2006 y 2010).

 

Entre ellos derrotó a equipos participantes de la Copa América como Colombia (1-0), Ecuador (1-0), Argentina (2-0) y México 2-0 el domingo en Sao Paulo. 

 

El miércoles encara a Honduras en su último amistoso antes de viajar a Chile, donde enfrentará, además de Perú, a Colombia y Venezuela por el grupo C.

 

El capitán Neymar se incorpora al equipo después marcar el gol del triunfo 3-1 del Barcelona en la final de la Liga de Campeones.

 

En los ocho amistosos que disputó después del Mundial, anotó ocho de los 18 goles de la seleçao, destacando de lejos entre los 23 convocados por Dunga y demostrando que merece el brazalete.

 

En Chile, Brasil enfrentará después de Perú a Colombia y Venezuela por el grupo C. ¿Seguirá pesando la camiseta?

 

"Lo que pasó en la Copa fue un hecho único, se comenta mucho en rescate, pero el fútbol brasileño continúa siendo admirado", respondió Dunga el 5 de mayo cuando convocó el equipo.

 

Los jugadores coinciden en que "pasaron la página", pero la verdad es que ese partido con Perú será el primero oficial desde la vergüenza de 2014.

 

La última Copa América de Argentina tampoco trae buenos recuerdos. Brasil fue eliminado por Paraguay en los cuartos de final en una desastrosa tanda de penales. De aquel equipo, Neymar y Robinho compartían el ataque como ahora, cuatro años después.

 

Aunque ahora el veterano delantero de 31 años, jugando en Brasil, tendrá un papel diferente. Con la confianza del técnico, será el suplente perfecto en algún momento de dificultad.

 

Son 98 juegos y 29 goles desde la primera vez que fue convocado en 2002. La bicicleta puede que no esté aceitada como en los viejos tiempos, pero sus destacadas actuaciones en el Santos demuestran que aún le queda mucho que recorrer.

 

 

 

- Las bajas -

 

 

 

Dunga, que entrenó la selección entre 2006 y 2010, no es conocido por dar espacio al 'jogo bonito', sino que apuesta por un "fútbol de resultados", con hincapié en la defensa.

 

Pero el sólido sector, que ha permitido sólo dos goles en esos nueve partidos, perdió al arquero Diego Alves, que resultó gravemente lesionado en una rodilla en el último partido del Valencia en la Liga española.

 

Otra baja es Marcelo, que tuvo una lesión lumbar hace un par de semanas y también sale del convocatoria original. El jugador del Real Madrid era uno de los sobrevivientes del equipo Felipao de 2014.

 

Oscar ni llegó a ser convocado, también por una lesión con el Chelsea. Y a la extensa lista se sumó el mediocampista Luiz Gustavo, quien se someterá a una operación de rodilla, y fue reemplazado por Fred, del Shakhtar Donetsk (Ucrania).

 

Si Brasil gana en Chile, defenderá su título en la Copa Confederaciones de 2017. Aunque Brasil se lo debe pensar dos veces, después de que se cumpliera en casa la "maldición" de que quien gana la Confederaciones pierde el Mundial.

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *