Inicio ·Blogs · Artículo

Imagen e historia

Redacción

tmenendez

|

Jueves 26 de Marzo de 2015 - 15:53
compártelo
Por Allen Panchana Macay
 
Los libros no son solo páginas cargadas de letras. También los hay impregnados de poderosas imágenes. Hoy quiero hablar de una obra de colección, que trae una advertencia: “It is, we hope, an entirely new and exciting kind of Life book (Es, esperamos, una especie totalmente nueva y emocionante de los libros de Life”). 
 
Life, con sede en EE.UU., es la publicación mundial de referencia para el fotoperiodismo, género en el que incursionó con fuerza en 1936, aunque la revista nació en 1883. En la última década, Life se ha dedicado a ediciones especiales (revistas y libros de imágenes históricas), que son verdaderas joyas. 
 
El libro que analizamos hoy, The Classic Collection (2008), impacta con sus 105 imágenes, que son parte de la historia de la humanidad. Lo atesoro hace ya tres años, cuando la encontré en un almacén de cosas usadas en el icónico barrio Georgetown de Washington. Y viene con 25 postales para enmarcar. 
 
Aquí, mis cinco fotos favoritas de esta publicación de Life:
 
El beso eterno, 1945
 
El beso
 
El fotógrafo Alfred Eisenstaedt pasó a la posteridad con una imagen captada en laslas celebraciones callejeras del final de la II Guerra Mundial en Nueva York.  Los japoneses anunciaron su rendición el 14 de agosto de 1945 tras el lanzamiento de las bombas atómicas norteamericanas en Hiroshima y Nagasaki (6 y 9 de agosto). Al conocerse la noticia la alegría estalló en las calles de muchas ciudades de Estados Unidos. Y donde más, sin duda, en Times Square. 
Eisenstaedt cargó sus leicas con Kodak Super-XX y se dispuso a inmortalizar el V-J Day, como desde entonces es conocido aquel 14 de agosto de 1945.
 
****
Tambor mayor, 1950
 
 
El mismo fotógrafo de la imagen anterior,  Alfred Eisenstaedt (1898-1995), de origen polaco (famoso por ser el retratista del expresidente Bill Clinton), nos trae una trabajo formidable: el retrato de unos niños siguiendo al tambor mayor en la Universidad de Michigan. 
 
La espontaneidad y cero escenificación le da a la toma un valor único. En aquella ocasión el fotógrafo explicó: “Fue temprano en la mañana. Más tarde  al momento que vi al tambor mayor de la escuela ensayando me apresuré. Y enseguida vi a un niño corriendo tras él, y todos los hijos de la facultad en el campo de juego.  Corrí tras el muchacho.  Y corrí tras ellos”. 
 
*****
La fe y la confianza, 1957
 
tumblr_m54jyfdkOB1qeg95lo1_r1_1280
 
 
Es una  fotografía ganadora del premio Pulitzer, tomada por William C. Beall. Se muestra a un niño y a un policía interactuar durante un desfile del Año Nuevo Chino en Washington, DC. 
 
La fotografía fue increíblemente popular, tanto que se convirtió en el logo para el DC Boys Club. 
 
El niño de la imagen es Allan Weaver, quien tenía dos años. Estaba tratando de acercarse al dragón chino colorido y los sorprendentes fuegos artificiales. Cuando Maurice Cullinane, el policía, se inclinó para explicarle que no se acerque demasiado, Weaver le preguntó si él era un marino. 
 
Tanto Weaver y Cullinane, niño y policía, tienen el cuadro colgado en sus salas de estar.
 
******
Hoppin, 1943
 
 
Una imagen del fotógrafo Gjon Mili. Y retrata a Leon James and Willa Mae Ricker saltando en una escena que llama “Hot Jazz”. 
 
***** 
Niños en el Teatro Puppet. París, 1933
 
 
Otra vez la magia del fotógrafo polaco Alfred Eisenstaedt. La imagen muestra la emoción de los infantes que ven la obra de títeres “San Jorge y el dragón”. 
 
Si googlea un poco, verá que en realidad son tres fotos. El mismo ángulo, pero varían las expresiones de emoción de los niños. 
 
Este texto está clasificado como un ESPACIO de OPINIÓN.
 

Por Allen Panchana Macay

[email protected]

 

Los libros no son solo páginas cargadas de letras. También los hay impregnados de poderosas imágenes. Hoy quiero hablar de una obra de colección, que trae una advertencia: “It is, we hope, an entirely new and exciting kind of Life book (Es, esperamos, una especie totalmente nueva y emocionante de los libros de Life”). 

 

Life, con sede en EE.UU., es la publicación mundial de referencia para el fotoperiodismo, género en el que incursionó con fuerza en 1936, aunque la revista nació en 1883. En la última década, Life se ha dedicado a ediciones especiales (revistas y libros de imágenes históricas), que son verdaderas joyas. 

 

El libro que analizamos hoy, The Classic Collection (2008), impacta con sus 105 imágenes, que son parte de la historia de la humanidad. Lo atesoro hace ya tres años, cuando la encontré en un almacén de cosas usadas en el icónico barrio Georgetown de Washington. Y viene con 25 postales para enmarcar. 

 

Aquí, mis cinco fotos favoritas de esta publicación de Life:

 

El beso eterno, 1945

 

El beso

 

El fotógrafo Alfred Eisenstaedt pasó a la posteridad con una imagen captada en laslas celebraciones callejeras del final de la II Guerra Mundial en Nueva York.  Los japoneses anunciaron su rendición el 14 de agosto de 1945 tras el lanzamiento de las bombas atómicas norteamericanas en Hiroshima y Nagasaki (6 y 9 de agosto). Al conocerse la noticia la alegría estalló en las calles de muchas ciudades de Estados Unidos. Y donde más, sin duda, en Times Square. 

Eisenstaedt cargó sus leicas con Kodak Super-XX y se dispuso a inmortalizar el V-J Day, como desde entonces es conocido aquel 14 de agosto de 1945.

 

****

Tambor mayor, 1950

 

 

El mismo fotógrafo de la imagen anterior,  Alfred Eisenstaedt (1898-1995), de origen polaco (famoso por ser el retratista del expresidente Bill Clinton), nos trae una trabajo formidable: el retrato de unos niños siguiendo al tambor mayor en la Universidad de Michigan. 

 

La espontaneidad y cero escenificación le da a la toma un valor único. En aquella ocasión el fotógrafo explicó: “Fue temprano en la mañana. Más tarde  al momento que vi al tambor mayor de la escuela ensayando me apresuré. Y enseguida vi a un niño corriendo tras él, y todos los hijos de la facultad en el campo de juego.  Corrí tras el muchacho.  Y corrí tras ellos”. 

 

*****

La fe y la confianza, 1957

 

tumblr_m54jyfdkOB1qeg95lo1_r1_1280

 

 

Es una  fotografía ganadora del premio Pulitzer, tomada por William C. Beall. Se muestra a un niño y a un policía interactuar durante un desfile del Año Nuevo Chino en Washington, DC. 

 

La fotografía fue increíblemente popular, tanto que se convirtió en el logo para el DC Boys Club. 

 

El niño de la imagen es Allan Weaver, quien tenía dos años. Estaba tratando de acercarse al dragón chino colorido y los sorprendentes fuegos artificiales. Cuando Maurice Cullinane, el policía, se inclinó para explicarle que no se acerque demasiado, Weaver le preguntó si él era un marino. 

 

Tanto Weaver y Cullinane, niño y policía, tienen el cuadro colgado en sus salas de estar.

 

******

Hoppin, 1943

 

 

Una imagen del fotógrafo Gjon Mili. Y retrata a Leon James and Willa Mae Ricker saltando en una escena que llama “Hot Jazz”. 

 

***** 

Niños en el Teatro Puppet. París, 1933

 

 

Otra vez la magia del fotógrafo polaco Alfred Eisenstaedt. La imagen muestra la emoción de los infantes que ven la obra de títeres “San Jorge y el dragón”. 

 

Si googlea un poco, verá que en realidad son tres fotos. El mismo ángulo, pero varían las expresiones de emoción de los niños. 

 

Este texto está clasificado como un ESPACIO de OPINIÓN.

 

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos