Inicio ·Blogs · Artículo

Pragmatismo urgente

Redacción

jzapata

|

Jueves 26 de Marzo de 2015 - 20:36
compártelo
  • "En Cuba renace la esperanza. En Venezuela no. En Ecuador está por verse".
"En Cuba renace la esperanza. En Venezuela no. En Ecuador está por verse".
OPINIÓN
 
Por Alfonso Espinosa de los Monteros
 
¿Por qué no dialoga Venezuela con Estados Unidos, como lo hace Cuba? ¿Por qué el Gobierno no dialoga con la oposición?
 
Porque la "revolución bolivariana" está llena de conceptos obsoletos que confunden soberanía y dignidad con aislamiento e ineficacia.
 
Cuba lo sabe porque lo ha vivido. Hay una ventaja para Venezuela, mientras Obama esté en el poder. Maduro, enredado en su fracaso, puede llegar tarde. El problema es económico y el dogma político no lo arreglará. Hasta la UNASUR pide diálogo con la oposición.
 
Cuando Víctor Paz Estenssoro quiso sacar de la crisis a Bolivia, abandonó su izquierdismo nacionalista y socializante de siempre. Curtido por los años volvió al gobierno y dijo: "Solo yo puedo desenredar lo que yo mismo enredé". Así Bolivia consiguió estabilidad cuando la inflación la devoraba.
 
Hay que abrir la mente, como el presidente Correa cuando llama a dialogar a empresarios e inversionistas. Ya hay una oferta para invertir 540 millones de dólares en áreas ahora estatales. Con libertad y seguridad, la crisis provocada por el petróleo, podría quedar atrás, en menos tiempo. ¿Para qué las carreteras y las centrales eléctricas, si los particulares no las utilizan para hacer crecer la producción? ¿Para qué hablar de cambio de la matriz productiva, si no contamos con los que emprendan nuevas iniciativas?
 
La inversión privada impedirá que el fantasma de la crisis venezolana se acerque a Ecuador con pobreza y desabastecimiento. En Cuba renace la esperanza. En Venezuela no. En Ecuador está por verse.
 
* Las ideas expuestas en esta publicación son de responsabilidad del autor. 
 
Este texto está clasificado como un ESPACIO de OPINIÓN.
 
Esta columna fue publicada en la edición No.1142 de Revista Vistazo el 26 de marzo de 2015.

OPINIÓN

 

Por Alfonso Espinosa de los Monteros

 

¿Por qué no dialoga Venezuela con Estados Unidos, como lo hace Cuba? ¿Por qué el Gobierno no dialoga con la oposición?

 

Porque la "revolución bolivariana" está llena de conceptos obsoletos que confunden soberanía y dignidad con aislamiento e ineficacia.

 

Cuba lo sabe porque lo ha vivido. Hay una ventaja para Venezuela, mientras Obama esté en el poder. Maduro, enredado en su fracaso, puede llegar tarde. El problema es económico y el dogma político no lo arreglará. Hasta la UNASUR pide diálogo con la oposición.

 

Cuando Víctor Paz Estenssoro quiso sacar de la crisis a Bolivia, abandonó su izquierdismo nacionalista y socializante de siempre. Curtido por los años volvió al gobierno y dijo: "Solo yo puedo desenredar lo que yo mismo enredé". Así Bolivia consiguió estabilidad cuando la inflación la devoraba.

 

Hay que abrir la mente, como el presidente Correa cuando llama a dialogar a empresarios e inversionistas. Ya hay una oferta para invertir 540 millones de dólares en áreas ahora estatales. Con libertad y seguridad, la crisis provocada por el petróleo, podría quedar atrás, en menos tiempo. ¿Para qué las carreteras y las centrales eléctricas, si los particulares no las utilizan para hacer crecer la producción? ¿Para qué hablar de cambio de la matriz productiva, si no contamos con los que emprendan nuevas iniciativas?

 

La inversión privada impedirá que el fantasma de la crisis venezolana se acerque a Ecuador con pobreza y desabastecimiento. En Cuba renace la esperanza. En Venezuela no. En Ecuador está por verse.

 

* Las ideas expuestas en esta publicación son de responsabilidad del autor. 

 

Este texto está clasificado como un ESPACIO de OPINIÓN.

 

Esta columna fue publicada en la edición No.1142 de Revista Vistazo el 26 de marzo de 2015.

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES

* campos requeridos
Frecuencia Correos *
Le recomendamos