La conmovedora defensa ante el juez de un anciano

El momento se viralizó

Yo no conduzco tan rápido, juez. Tengo 96 años, manejo despacio y solo conduzco cuando tengo que hacerlo ", dijo Coella en su defensa.
 
Luego de unos segundos de silencio, el anciano explicó que el motivo por el cual estaba detrás del volante aquel día era para llevar a su hijo al médico. "Es discapacitado", afirmó, mientras se le escapaba una lágrima. "Lo llevo a que le hagan un análisis de sangre cada dos semanas porque tiene cáncer", agregó emocionado.
 
En ese momento el Juez Caprio cambió el gesto adusto y desechó lo que parecía una multa segura… "Eres un buen hombre. Realmente eres de lo que se trata Estados Unidos de América", lo consoló. "Aquí estás en tus noventas y sigues cuidando a tu familia. Eso es algo maravilloso", dijo.
Miércoles 07 de Agosto de 2019 - 15:10
Por: María Del Cisne Guamán
Formulario vía emBluemail
SUSCRÍBETE
Recibe un correo semanal de los acontecimientos más importantes a nivel nacional e internacional.
Le puede interesar
Formulario vía emBluemail
iconosuscribete
SUSCRÍBETE
Recibe un correo semanal de los acontecimientos más importantes a nivel nacional e internacional.
TEMAS RELACIONADOS