logo tokyo logo japon
Tokyo

Polémica en México: jugadoras del equipo de sóftbol tiraron sus uniformes a la basura antes de abandonar Tokio


El hallazgo de uniformes del equipo mexicano de sóftbol en bolsas de basura de la Villa Olímpica de Tokio ha generado una gran polémica en México.

La boxeadora Brianda Cruz, de la delegación mexicana en Tokyo 2020, compartió en Twitter una fotografía que muestra algunos uniformes del cuadro de sóftbol en bolsas de desechos.

"Este uniforme representa años de esfuerzos, sacrificios y lágrimas. Todos los deportistas mexicanos anhelamos portarlo dignamente, y hoy tristemente el equipo mexicano de sóftbol lo dejó todo en la basura de las villas olímpicas", escribió en un mensaje con una foto.

El equipo de sóftbol se marchó de Tokio tras terminar su participación en los Juegos Olímpicos el pasado lunes.

La también boxeadora Esmeralda Falcón publicó más fotos de las bolsas con la indumentaria tricolor.

Saltar contenido de Twitter, 1bbc-1k5hvrj e1whu0

Fin del contenido de Twitter, 1

Los señalamientos llevaron a deportistas mexicanos a criticar al equipo de sóftbol.

"Llevo 20 años en clavados y este momento de ir a los Juegos fue algo único en mi vida, tener el uniforme de México para mi significa tanto esfuerzo y dedicación a lo que amo que son los clavados... Ver cómo los deportistas mexicanos los tiran a la basura es súper triste", escribió en Twitter el clavadista Diego Balleza.

Otros consideran que ha habido una reacción exagerada.

Jugadoras de sóftbol de México en Tokyo 2020

FUENTE DE LA IMAGEN,REUTERS

Pie de foto,

Las jugadoras consiguieron el cuarto lugar en la competencia de sóftbol en Tokyo 2020.

"Participé en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996. Utilicé dos uniformes, uno verde y uno blanco. En mi casa no tengo ninguno de los dos, y eso no me hace ni mejor ni peor mexicano", dijo el exfutbolsita Luis García.

Las jugadores no han dado a conocer su postura, al tiempo que las autoridades de la Federación Mexicana de Sóftbol (FMS) anunciaron que investigarían lo ocurrido.

"Sanciones ejemplares"

El equipo mexicano de sóftbol finalizó su participación en Tokyo 2020 en la cuarta posición, tras caer ante Canadá el lunes en el partido por la medalla de bronce.

Tras destaparse la polémica, el presidente de la FMS, Rolando Guerrero, aseguró en un inicio que esto ocurrió porque las jugadoras tenían un sobrepeso en su equipaje para viajar de vuelta a casa: "La decisión de dejar uniforme usados (…) fue porque tenían que hacer espacio en sus maletas".

Aseguró que cada jugadora tenía múltiples uniformes: "Si dejaron uno o dos, es porque tenían otros tres".

Sydney Romero

FUENTE DE LA IMAGEN,REUTERS

Pie de foto,

Las jugadoras usaron un uniforme diferente al que les proporcionó la delegación mexicana para Tokyo 2020.

Más tarde la FMS ofreció una disculpa y anunció posibles sanciones.

"Estamos igualmente indignados con la(s) jugadora(s) y se realizará una investigación a fondo para encontrar a la(s) responsables de estos actos, aplicando las debidas sanciones y [que] dejen de representar a esta federación", dice un comunicado.

El presidente del Comité Olímpico Mexicano (COM), Carlos Padilla, también dijo que habrá "sanciones ejemplares".

"Definitivamente no permitiremos que esto se vuelva a repetir. Todos los deportistas cuidan y protegen estos uniformes, además algunos los donan a los museos y a sus estados para que los jóvenes los vean y se inspiren en la práctica de un deporte. Lo que hicieron fue tirarlo al bote de la basura y eso es una gran ofensa", dijo Padilla a la prensa.

El presidente del COM dijo que tomará personalmente el asunto con el presidente de la FMS.

"Él sabe que prefirieron llevarse las almohadas y las colchas de las camas de la Villa Olímpica en lugar de que se llevaran los uniformes", señaló.

En las competencias, el equipo no usó el uniforme que les proporcionó la delegación mexicana, manufacturado por la firma china Li-Ning, sino uno patrocinado por la estadounidense Nike.

Amanda Sanchez

FUENTE DE LA IMAGEN,REUTERS

Pie de foto,

La mayoría de las jugadoras del equipo son nacidas en EE.UU. con doble nacionalidad mexicana-estadounidense.