Inicio ·Sierra · Artículo

Una mujer colecciona más de 200 muñecos de Papá Noel en su hogar

Redacción

gestor

|

Jueves 20 de Diciembre de 2012 - 20:39
compártelo

Si usted creía que la casa de Papá Noel estaba sólo en el Polo Norte, se equivoca. Ahora Santa también vive en Quito, en el hogar de Bertita Arias, quien desde hace 30 años colecciona a este personaje, llegando a juntar más de 200 figuras.

Bertita recibe a sus invitados con un muñeco de nieve, guirnaldas y luces. Su casa es todo un laberinto de colores que le toma un mes en decorar antes de Navidad.

Tiene muñecos de Santa que cantan, otros que bailan, andan en bicicleta, tocan instrumentos y hasta son malabaristas, como si fuera un circo navideño que impresionaría sin duda al más incrédulo. Y si uno de ellos deja de funcionar por los años, pasa a un área especial de jubilados.

Esta mujer de 77 años cultiva un corazón de niña, pues asegura que ella sola hace el trabajo en la decoración, con mucho entusiasmo por cierto. Su esposo, Guillermo Gijón, cuenta que ella simboliza el espíritu navideño de su familia.

La casa de Bertita Arias está abierta al público para quienes deseen compartir un momento entre luces y papá noeles.

* Si quiere conocer más sobre este navideño hogar, disfrute con el reportaje de Televistazo en la sección multimedia de esta nota.

Si usted creía que la casa de Papá Noel estaba sólo en el Polo Norte, se equivoca. Ahora Santa también vive en Quito, en el hogar de Bertita Arias, quien desde hace 30 años colecciona a este personaje, llegando a juntar más de 200 figuras.

Bertita recibe a sus invitados con un muñeco de nieve, guirnaldas y luces. Su casa es todo un laberinto de colores que le toma un mes en decorar antes de Navidad.

Tiene muñecos de Santa que cantan, otros que bailan, andan en bicicleta, tocan instrumentos y hasta son malabaristas, como si fuera un circo navideño que impresionaría sin duda al más incrédulo. Y si uno de ellos deja de funcionar por los años, pasa a un área especial de jubilados.

Esta mujer de 77 años cultiva un corazón de niña, pues asegura que ella sola hace el trabajo en la decoración, con mucho entusiasmo por cierto. Su esposo, Guillermo Gijón, cuenta que ella simboliza el espíritu navideño de su familia.

La casa de Bertita Arias está abierta al público para quienes deseen compartir un momento entre luces y papá noeles.

* Si quiere conocer más sobre este navideño hogar, disfrute con el reportaje de Televistazo en la sección multimedia de esta nota.

Formulario vía emBluemail
SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES
Le puede interesar
Le recomendamos