Quito tiene mucho que ofrecer para quienes gustan de la farra

Decidimos experimentar varias opciones de entretenimiento que Quito tiene para ofrecer. Josabet Carchi estuvo asignada para esta sacrificada tarea y para eso que mejor anfitriona que nuestra compañera María José Hidalgo.

6 Diciembre, 2012, 2:42 am
Por: Redacción 

Decidimos experimentar varias opciones de entretenimiento que Quito tiene para ofrecer. Josabet Carchi estuvo asignada para esta sacrificada tarea y para eso que mejor anfitriona que nuestra compañera María José Hidalgo.

Ambas llegaron a las chivas en las que se puede gozar bailando al ritmo de la música sobre cuatro ruedas en un largo y ameno recorrido.

Y si la chiva no es lo suyo puede intentar con el 'bus party' o buses discoteca que hay en la capital, donde encontrará desde un DJ hasta bartenders.

Luego de estos recorridos ni la lluvia es impedimento para que la farra continue. Un ejemplo de aquello es la Plaza Foch donde hay bares y discotecas para su elección.

Allí personas de todos los lugares se reúnen para disfrutar de comida y buena música.

Y por si esto fuera, poco las fiestas privadas también están a la orden del día. En estas podrá encontrar hasta artistas internacionales.

Quito es así, una ciudad con historia y también diversión, que seguro enamora a propios y extraños.

Decidimos experimentar varias opciones de entretenimiento que Quito tiene para ofrecer. Josabet Carchi estuvo asignada para esta sacrificada tarea y para eso que mejor anfitriona que nuestra compañera María José Hidalgo.

Ambas llegaron a las chivas en las que se puede gozar bailando al ritmo de la música sobre cuatro ruedas en un largo y ameno recorrido.

Y si la chiva no es lo suyo puede intentar con el 'bus party' o buses discoteca que hay en la capital, donde encontrará desde un DJ hasta bartenders.

Luego de estos recorridos ni la lluvia es impedimento para que la farra continue. Un ejemplo de aquello es la Plaza Foch donde hay bares y discotecas para su elección.

Allí personas de todos los lugares se reúnen para disfrutar de comida y buena música.

Y por si esto fuera, poco las fiestas privadas también están a la orden del día. En estas podrá encontrar hasta artistas internacionales.

Quito es así, una ciudad con historia y también diversión, que seguro enamora a propios y extraños.