Trece años después de la erupción del Guagua Pichincha, el volcán continúa activo

Se cumplieron trece años de la erupción del volcán Guagua Pichincha, que cubrió de ceniza a Quito en 1999. Televistazo preparó un reportaje especial junto al equipo de técnicos del geofísico en el que ascendieron por el volcán para verificar su actividad eruptiva.

  • Trece años después de la erupción del Guagua Pichincha, el volcán continúa activo
8 Octubre, 2012, 8:40 pm
Por: Redacción 

Se cumplieron trece años de la erupción del volcán Guagua Pichincha, que cubrió de ceniza a Quito en 1999. Televistazo preparó un reportaje especial junto al equipo de técnicos del geofísico en el que ascendieron por el volcán para verificar su actividad eruptiva.

Camino al cráter, una pareja de Curiquingez da la bienvenida a todo el equipo, son pequeñas aves que viven en la altura y pocas veces se los ve, así lo afirma, Cristian Viracucha oriundo de la zona.

En la parte más alta, el frío y el viento dificultan la respiración. A 4.800 metros se encuentran enormes rocas que según el vulcanólogo Jorge Bustillos, constituyen la estructura superior de las paredes del volcán.

Después de tres horas de caminata, finalmente se llega a la caldera en donde el olor a azufre está concentrado, lo que significa que el volcán está vivo.

Desde lejos se divisan tres fumarolas que mantienen una permanente emisión de vapor de agua. Cada una mide cerca de cinco metros.

Los técnicos y moradores de las faldas del volcán, aún recuerdan cuando el 7 de octubre de 1999 se formó un gran hongo de ceniza que curbió a la capital por completo y alteró temporalmente la actividad de los quiteños.

* Conozca más sobre este gran y activo volcán en el reportaje de la sección multimedia de esta nota.

Se cumplieron trece años de la erupción del volcán Guagua Pichincha, que cubrió de ceniza a Quito en 1999. Televistazo preparó un reportaje especial junto al equipo de técnicos del geofísico en el que ascendieron por el volcán para verificar su actividad eruptiva.

Camino al cráter, una pareja de Curiquingez da la bienvenida a todo el equipo, son pequeñas aves que viven en la altura y pocas veces se los ve, así lo afirma, Cristian Viracucha oriundo de la zona.

En la parte más alta, el frío y el viento dificultan la respiración. A 4.800 metros se encuentran enormes rocas que según el vulcanólogo Jorge Bustillos, constituyen la estructura superior de las paredes del volcán.

Después de tres horas de caminata, finalmente se llega a la caldera en donde el olor a azufre está concentrado, lo que significa que el volcán está vivo.

Desde lejos se divisan tres fumarolas que mantienen una permanente emisión de vapor de agua. Cada una mide cerca de cinco metros.

Los técnicos y moradores de las faldas del volcán, aún recuerdan cuando el 7 de octubre de 1999 se formó un gran hongo de ceniza que curbió a la capital por completo y alteró temporalmente la actividad de los quiteños.

* Conozca más sobre este gran y activo volcán en el reportaje de la sección multimedia de esta nota.

SUSCRÍBETE a Ecuavisa.com
SUSCRÍBETE
Recibe un correo semanal de los acontecimientos más importantes a nivel nacional e internacional.
Le puede interesar
SUSCRÍBETE a Ecuavisa.com
SUSCRÍBETE
Recibe un correo semanal de los acontecimientos más importantes a nivel nacional e internacional.
TEMAS RELACIONADOS