Inicio ·Actualidad · Artículo

Papa reconoce las 'virtudes heroicas' de la monja ecuatoriana Rosa Cornejo

Redacción

gestor

|

Jueves 20 de Diciembre de 2012 - 18:04
compártelo

Benedicto XVI reconoció hoy las "virtudes heroicas", primer paso hacia la santidad, de la monja ecuatoriana Rosa Elena Cornejo (1874-1964), informó el Vaticano.

Cornejo, que tomó el nombre de María Francisca de las Llagas y a quien a partir de ahora se le otorga el título de "venerable", es la fundadora de la congregación de las Hermanas Misioneras Franciscanas de la Inmaculada.

Rosa Elena Cornejo nació en Quito el 11 de diciembre de 1874 y murió en esa ciudad el 24 de octubre de 1964.

El camino hacia la santidad tiene varios escalones: el primero es venerable siervo de Dios, el segundo beato y el tercero santo.

Venerable Siervo de Dios es el título que se da a una persona muerta a la que se le reconoce haber vivido las virtudes de manera heroica.

Para que un venerable sea beatificado es necesario que se haya producido un milagro debido a su intercesión y para que sea canonizado (santo) es necesario un segundo milagro. Ese segundo milagro debe ocurrir después de ser proclamado beato.

Benedicto XVI reconoció hoy las "virtudes heroicas", primer paso hacia la santidad, de la monja ecuatoriana Rosa Elena Cornejo (1874-1964), informó el Vaticano.

Cornejo, que tomó el nombre de María Francisca de las Llagas y a quien a partir de ahora se le otorga el título de "venerable", es la fundadora de la congregación de las Hermanas Misioneras Franciscanas de la Inmaculada.

Rosa Elena Cornejo nació en Quito el 11 de diciembre de 1874 y murió en esa ciudad el 24 de octubre de 1964.

El camino hacia la santidad tiene varios escalones: el primero es venerable siervo de Dios, el segundo beato y el tercero santo.

Venerable Siervo de Dios es el título que se da a una persona muerta a la que se le reconoce haber vivido las virtudes de manera heroica.

Para que un venerable sea beatificado es necesario que se haya producido un milagro debido a su intercesión y para que sea canonizado (santo) es necesario un segundo milagro. Ese segundo milagro debe ocurrir después de ser proclamado beato.

Formulario vía emBluemail
SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES
Le puede interesar
Le recomendamos