Los 10 de Luluncoto padecen problemas sicológicos por detención


Fadua Tapia es una de las 10 personas acusadas de terrorismo que fueron detenidas el pasado 3 de marzo en Luluncoto, un barrio en el sur de Quito. Ese día tenía cuatro meses de embarazo.

Los 10 de Luluncoto padecen problemas sicológicos por detención
3 Diciembre, 2012, 10:18 pm
Por: Redacción 


Fadua Tapia es una de las 10 personas acusadas de terrorismo que fueron detenidas el pasado 3 de marzo en Luluncoto, un barrio en el sur de Quito. Ese día tenía cuatro meses de embarazo.


Tuvo a su hijo y gracias a él es la única en libertad por eso pudo estar en la presentación del informe "Ocaso de la Justicia" realizado por la Comisión Ecuménica de Derechos Humanos, la Fundación Inhred y el proyecto de reparación socioambiental.

En el documento de 135 páginas se revela las violaciones a los derechos humanos que se habrían cometido en este caso, según lo explica Luisana Aguilar una de las autoras.

Además, actualmente estarían sufriendo de hacinamiento y falta de atención médica.

El estudio incluye un análisis sicosocial. Fernanda Solis coautora del informe habla de su Estado.

Los diez de Luluncoto fueron encontrados con volantes del Grupo de Combatientes Populares, cuadernos, menos de 100 dólares, un porta cosméticos y un espejo.

Ellos aseguran que discutían el plan de seguridad del Gobierno y se preparaban para la marcha por el agua, pero el Ministerio del Interior y la Fiscalía del Estado los vincula con explosiones de bombas panfletarias y actos subversivos.

Su destino se definirá en el juicio que inicia el próximo lunes y que contará con el testimonio de al menos 100 testigos.

Fadua Tapia es una de las 10 personas acusadas de terrorismo que fueron detenidas el pasado 3 de marzo en Luluncoto, un barrio en el sur de Quito. Ese día tenía cuatro meses de embarazo.

Tuvo a su hijo y gracias a él es la única en libertad por eso pudo estar en la presentación del informe "Ocaso de la Justicia" realizado por la Comisión Ecuménica de Derechos Humanos, la Fundación Inhred y el proyecto de reparación socioambiental.En el documento de 135 páginas se revela las violaciones a los derechos humanos que se habrían cometido en este caso, según lo explica Luisana Aguilar una de las autoras.Además, actualmente estarían sufriendo de hacinamiento y falta de atención médica.El estudio incluye un análisis sicosocial. Fernanda Solis coautora del informe habla de su Estado.Los diez de Luluncoto fueron encontrados con volantes del Grupo de Combatientes Populares, cuadernos, menos de 100 dólares, un porta cosméticos y un espejo.Ellos aseguran que discutían el plan de seguridad del Gobierno y se preparaban para la marcha por el agua, pero el Ministerio del Interior y la Fiscalía del Estado los vincula con explosiones de bombas panfletarias y actos subversivos.Su destino se definirá en el juicio que inicia el próximo lunes y que contará con el testimonio de al menos 100 testigos.