Inicio ·Actualidad · Artículo

Varias hipótesis se manejan en caso de falsificación masiva de firmas

Redacción

gestor

|

Martes 31 de Julio de 2012 - 0:49
compártelo
  • Varias hipótesis se manejan en caso de falsificación masiva de firmas
Video: Varias hipótesis se manejan en caso de falsificación masiva de firmas Varias hipótesis se manejan en caso de falsificación masiva de firmas

Aún nadie explica a las decenas de ciudadanos cómo es que sus nombres y números de cédula con firmas falsas aparecieron en los formularios de respaldo a las organizaciones políticas para su recalificación.

Lo único que hasta hoy existen son son hipótesis. Acusaciones del oficialismo y réplica de los aludidos.

La primera hipótesis vino del Gobierno. Creen que los partidos falsificaron firmas obteniendo los nombres de empresas fantasmas que venden bases de datos.

La segunda hipótesis es la posible intromisión de malos funcionarios del Consejo Nacional Electoral (CNE) en el sistema de comparación de firmas conocido como Siope por sus siglas  Sistema de Información de Organizaciones Políticas. Hecho admitido por el propio presidente del CNE, Domingo Paredes.

Un sistema poco seguro
Un grafólogo y exfuncionario del CNE dice que el sistema es caduco y facilmente manipulable. Cree que ahí puede estar parte del problema.

En tanto que la Contraloría General del Estado anuncia una auditoria a los funcionarios del organismo del sufragio y al propio sistema de auditoria de firmas.

Una tercera hipótesis apunta a los partidos y movimientos políticos que en su desesperación por cumplir el requisito ofrecieron pagar dinero por cada firma recolectada.

Se sospecha que las cuadrillas recolectoras de firmas, en su afán de ganar dinero, llenaron los formularios con nombres obtenidos de una base de datos y luego falsificaron las firmas.

En uno de esos documentos se desprende por ejemplo que una misma persona hizo más de dos firmas en la misma página.

Obtener una base de datos es muy fácil. En internet usted digita "Base de datos Ecuador" y existen empresas que las ofertan de acuerdo al número de datos que requiera. Poseen datos de grupos profesionales, locales comerciales y hasta del sistema financiero nacional.

Aún nadie explica a las decenas de ciudadanos cómo es que sus nombres y números de cédula con firmas falsas aparecieron en los formularios de respaldo a las organizaciones políticas para su recalificación.

Lo único que hasta hoy existen son son hipótesis. Acusaciones del oficialismo y réplica de los aludidos.

La primera hipótesis vino del Gobierno. Creen que los partidos falsificaron firmas obteniendo los nombres de empresas fantasmas que venden bases de datos.

La segunda hipótesis es la posible intromisión de malos funcionarios del Consejo Nacional Electoral (CNE) en el sistema de comparación de firmas conocido como Siope por sus siglas  Sistema de Información de Organizaciones Políticas. Hecho admitido por el propio presidente del CNE, Domingo Paredes.

Un sistema poco seguroUn grafólogo y exfuncionario del CNE dice que el sistema es caduco y facilmente manipulable. Cree que ahí puede estar parte del problema.

En tanto que la Contraloría General del Estado anuncia una auditoria a los funcionarios del organismo del sufragio y al propio sistema de auditoria de firmas.

Una tercera hipótesis apunta a los partidos y movimientos políticos que en su desesperación por cumplir el requisito ofrecieron pagar dinero por cada firma recolectada.

Se sospecha que las cuadrillas recolectoras de firmas, en su afán de ganar dinero, llenaron los formularios con nombres obtenidos de una base de datos y luego falsificaron las firmas.

En uno de esos documentos se desprende por ejemplo que una misma persona hizo más de dos firmas en la misma página.

Obtener una base de datos es muy fácil. En internet usted digita "Base de datos Ecuador" y existen empresas que las ofertan de acuerdo al número de datos que requiera. Poseen datos de grupos profesionales, locales comerciales y hasta del sistema financiero nacional.

Formulario vía emBluemail
SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES
Le recomendamos