Control mediante alcoholímetros se lo realiza a medias

Con dificultad los conductores de transporte interprovincial se habituan al nuevo sistema de control de alcoholemia.

Control mediante alcoholímetros se lo realiza a medias
6 Julio, 2012, 3:29 am
Por: 

Con dificultad los conductores de transporte interprovincial se habituan al nuevo sistema de control de alcoholemia.

Actualmente, antes de salir de viaje es obligatorio el control. El chofer se ubica frente a la máquina previamente programada para la prueba.

Ingresan sus datos, huella digital, destino de la ruta, y finalmente soplan por una boquilla para verificar su estado. El proceso dura entre cinco y diez minutos.

En el terminal de Quitumbe, en Quito, hay cinco máquinas operativas, una está desconocetada.

La Agencia Nacional de Tránsito (ANT) implementó en marzo este sistema en Esmerladas, sin embargo este informativo comprobó que en esta ciudad las máquinas no están funcionando. El control está suspendido.

Conducir bajo los efectos del licor constituye la tercera causa de los accidentes de tránsito en el país. El movimiento Justicia Vial reconoce la importancia del sistema, pero con un seguimiento adecuado de la autoridad.

Los conductores aceptan las pruebas que hacen en Quito, pero cuestionan que en otras ciudades la verificación sea nula.

Pese a que lo solicitamos, la ANT no ha emitido un pronunciamiento sobre el manejo de este sistema, ni tampoco ha informado el mantenimiento que se realiza y cuanto le cuesta al país.

Con dificultad los conductores de transporte interprovincial se habituan al nuevo sistema de control de alcoholemia.

Actualmente, antes de salir de viaje es obligatorio el control. El chofer se ubica frente a la máquina previamente programada para la prueba.

Ingresan sus datos, huella digital, destino de la ruta, y finalmente soplan por una boquilla para verificar su estado. El proceso dura entre cinco y diez minutos.

En el terminal de Quitumbe, en Quito, hay cinco máquinas operativas, una está desconocetada.

La Agencia Nacional de Tránsito (ANT) implementó en marzo este sistema en Esmerladas, sin embargo este informativo comprobó que en esta ciudad las máquinas no están funcionando. El control está suspendido.

Conducir bajo los efectos del licor constituye la tercera causa de los accidentes de tránsito en el país. El movimiento Justicia Vial reconoce la importancia del sistema, pero con un seguimiento adecuado de la autoridad.

Los conductores aceptan las pruebas que hacen en Quito, pero cuestionan que en otras ciudades la verificación sea nula.

Pese a que lo solicitamos, la ANT no ha emitido un pronunciamiento sobre el manejo de este sistema, ni tampoco ha informado el mantenimiento que se realiza y cuanto le cuesta al país.

Formulario vía emBluemail
SUSCRÍBETE
Recibe un correo semanal de los acontecimientos más importantes a nivel nacional e internacional.
Le puede interesar
Formulario vía emBluemail
SUSCRÍBETE
Recibe un correo semanal de los acontecimientos más importantes a nivel nacional e internacional.
TEMAS RELACIONADOS