Inicio ·Actualidad · Artículo

Embajadora de Ecuador se reunió con Gobierno británico por Assange

Redacción

gestor

|

Miércoles 20 de Junio de 2012 - 16:55
compártelo
  • Embajadora de Ecuador se reunió con Gobierno británico por Assange
Embajadora de Ecuador se reunió con Gobierno británico por Assange

La embajadora de Ecuador en Londres, Ana Albán, se reunió hoy con responsables del Gobierno del Reino Unido en busca de una solución justa al caso del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, refugiado desde ayer en la legación ecuatoriana en la capital británica.

En un comunicado, la embajadora informó de este encuentro con miembros del Gobierno y el Ministerio británico de Exteriores, que calificó de cordial y constructivo, después de que Londres se haya mostrado dispuesto a colaborar con las autoridades ecuatorianas para resolver el caso.

En la reunión, la diplomática ecuatoriana explicó a las autoridades británicas que la decisión que tome el Ministerio de Exteriores en Quito sobre Assange "tendrá en cuenta la larga y bien establecida tradición de Ecuador en apoyo a los derechos humanos".

"También enfaticé ante el Gobierno británico que no es intención del Ejecutivo ecuatoriano interferir con el proceso legal de los gobiernos británico o sueco", afirmó Albán, quien transmitió a los representantes del Ejecutivo de Londres la intención de buscar "una solución justa a esta situación".

Un portavoz del Ministerio británico de Exteriores, consultado por Efe, confirmó que se produjo una reunión con representantes ecuatorianos, pero dijo que no harán comentarios sobre un encuentro que calificó de "privado".

Julian Assange, fundador de WikiLeaks, se refugió ayer en la embajada ecuatoriana en Londres para pedir asilo político a ese país en base a la declaración universal de derechos humanos de la ONU.

Su intención es evitar su inminente extradición a Suecia, donde es reclamado por unos delitos sexuales que él niega, después de que su entrega fuese autorizada la semana pasada por el Tribunal Supremo, máxima instancia judicial británica.

Scotland Yard advirtió hoy de que, al pasar la noche en la embajada ecuatoriana, el periodista y 'exhacker' australiano ha violado las condiciones de su arresto domiciliario en el Reino Unido, ya que estaba obligado a permanecer en un lugar determinado entre las 21.00 y las 07.00 GMT, y por ello podría ser detenido.

El Gobierno británico ha señalado que colaborará con las autoridades ecuatorianas para resolver la situación cuanto antes, al tiempo que ha recordado que Assange está ahora en territorio diplomático y, por tanto, fuera del alcance de la policía.

El fundador de WikiLeaks ha alegado persecución en su contra para reclamar asilo a Ecuador y niega los abusos sexuales y violación de los que es sospechoso en Suecia.

WikiLeaks divulgó desde 2010 miles de cables diplomáticos confidenciales que airearon métodos y prácticas cuestionables de muchos gobiernos y que avergonzaron especialmente a Estados Unidos.

El periodista australiano ha luchado desde que fue detenido en diciembre de 2010 en Londres por evitar su extradición a Suecia porque teme que pueda ser entregado a Estados Unidos y juzgado por traición, lo que podría acarrear pena de muerte.

En vez de refugiarse en la embajada ecuatoriana, se esperaba que Assange recurriese ante el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo antes de que, a partir del 28 de junio, pudiese ser extraditado a Suecia, como dictaminó la semana pasada la Corte Suprema británica.

La embajadora de Ecuador en Londres, Ana Albán, se reunió hoy con responsables del Gobierno del Reino Unido en busca de una solución justa al caso del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, refugiado desde ayer en la legación ecuatoriana en la capital británica.

En un comunicado, la embajadora informó de este encuentro con miembros del Gobierno y el Ministerio británico de Exteriores, que calificó de cordial y constructivo, después de que Londres se haya mostrado dispuesto a colaborar con las autoridades ecuatorianas para resolver el caso.

En la reunión, la diplomática ecuatoriana explicó a las autoridades británicas que la decisión que tome el Ministerio de Exteriores en Quito sobre Assange "tendrá en cuenta la larga y bien establecida tradición de Ecuador en apoyo a los derechos humanos".

"También enfaticé ante el Gobierno británico que no es intención del Ejecutivo ecuatoriano interferir con el proceso legal de los gobiernos británico o sueco", afirmó Albán, quien transmitió a los representantes del Ejecutivo de Londres la intención de buscar "una solución justa a esta situación".

Un portavoz del Ministerio británico de Exteriores, consultado por Efe, confirmó que se produjo una reunión con representantes ecuatorianos, pero dijo que no harán comentarios sobre un encuentro que calificó de "privado".

Julian Assange, fundador de WikiLeaks, se refugió ayer en la embajada ecuatoriana en Londres para pedir asilo político a ese país en base a la declaración universal de derechos humanos de la ONU.

Su intención es evitar su inminente extradición a Suecia, donde es reclamado por unos delitos sexuales que él niega, después de que su entrega fuese autorizada la semana pasada por el Tribunal Supremo, máxima instancia judicial británica.

Scotland Yard advirtió hoy de que, al pasar la noche en la embajada ecuatoriana, el periodista y 'exhacker' australiano ha violado las condiciones de su arresto domiciliario en el Reino Unido, ya que estaba obligado a permanecer en un lugar determinado entre las 21.00 y las 07.00 GMT, y por ello podría ser detenido.

El Gobierno británico ha señalado que colaborará con las autoridades ecuatorianas para resolver la situación cuanto antes, al tiempo que ha recordado que Assange está ahora en territorio diplomático y, por tanto, fuera del alcance de la policía.

El fundador de WikiLeaks ha alegado persecución en su contra para reclamar asilo a Ecuador y niega los abusos sexuales y violación de los que es sospechoso en Suecia.

WikiLeaks divulgó desde 2010 miles de cables diplomáticos confidenciales que airearon métodos y prácticas cuestionables de muchos gobiernos y que avergonzaron especialmente a Estados Unidos.

El periodista australiano ha luchado desde que fue detenido en diciembre de 2010 en Londres por evitar su extradición a Suecia porque teme que pueda ser entregado a Estados Unidos y juzgado por traición, lo que podría acarrear pena de muerte.

En vez de refugiarse en la embajada ecuatoriana, se esperaba que Assange recurriese ante el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo antes de que, a partir del 28 de junio, pudiese ser extraditado a Suecia, como dictaminó la semana pasada la Corte Suprema británica.

Formulario vía emBluemail
SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES
Le recomendamos