Internacional

COVID-19: Sudáfrica fabrica su propia versión de la vacuna de Moderna

Este logro, dicen los investigadores, podría ayudar a aumentarlas tasas de vacunación en África.


06 feb 2022 , 16:35

Un equipo de científicos en Sudáfrica fabricó una copia de la vacuna de Moderna contra la covid-19.

Este logro, dicen los investigadores, podría ayudar a aumentarlas tasas de vacunación en África.

Actualmente, el continente tiene la tasa de vacunados contra la covid más baja del mundo.

Afrigen Biologics, la compañía que desarrolló esta nueva vacuna, dice que espera comenzar los ensayos clínicos en noviembre.

Vacuna en Sudáfrica

FUENTE DE LA IMAGEN,GETTY

Pie de foto,

África tiene la tasa de vacunados contra la covid más baja del mundo.

Anteriormente, Moderna había dicho que no aplicaría las restricciones de patentes de su vacuna, lo que permitió a los científicos en Ciudad del Cabo hacer su propia versión.

Saltar Quizás también te interese y continuar leyendo

Quizás también te interese

Final de Quizás también te interese

Los investigadores sudafricanos fueron respaldados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Petro Terblanche, director de Afrigen Biologics, dijo que estaban comenzando poco a poco, pero que tenían la ambición de crecer rápidamente.

"Usamos la misma secuencia que la vacuna Moderna 1273", le dijo Terblanche a la BBC.

Vacuna Moderna

FUENTE DE LA IMAGEN,GETTY

"Esto es parte de una iniciativa global para desarrollar capacidades en países de bajos y medianos ingresos, para que sean autosuficientes".

Vacuna de ARNm

La vacuna desarrollada en Sudáfrica es una copia de la vacuna de ARN mensajero fabricada por el laboratorio estadounidense Moderna.

Pfizer-BioNTech también creó su vacuna utilizando la tecnología de ARNm.

Las de Moderna y Pfizer-BioNTech fueron de las primeras vacunas en ser autorizadas para combatir la covid-19 en todo el mundo.

Vacuna

FUENTE DE LA IMAGEN,GETTY

Este tipo de vacuna enseña a las células cómo producir una proteína que, ante la infección, desencadena una respuesta inmunitaria dentro del cuerpo de la persona, en lugar de introducir un germen debilitado o inactivado en el organismo, como hacen otras vacunas.

Caryn Fenner, científico jefe de Afrigen Biologics, dijo que este desarrollo es un logro "realmente significativo".

"Nos da el poder de producir nuestras propias vacunas para el futuro, estar preparados para futuras pandemias, producir material de ensayos clínicos en suelo africano y luego analizar otras enfermedades de relevancia en África", agregó.

Vacuna

FUENTE DE LA IMAGEN,GETTY

Vacunación en África

Casi la mitad de los países de África han vacunado por completo a menos del 10% de su población, en comparación con el 65% en Estados Unidos y Canadá, 64% de Latinoamérica, 63% de Europa y 60% de Asia.

A pesar de tener una de las mejores tasas del continente, Sudáfrica solo ha vacunado al 27% de su población.

Por otro lado BioNTech, la empresa que se asoció con Pfizer para producir una vacuna de ARNm, tiene planes para abrir una planta de fabricación de vacunas en el continente.

Vacuna

FUENTE DE LA IMAGEN,GETTY

Varias instalaciones de producción de vacunas covid-19 están en proceso en África, enfocadas principalmente en las creadas en Rusia y China.

Análisis de Naomi Grimley, corresponsal de salud global de la BBC

Este podría ser un gran avance para el continente africano.

La gran mayoría de las vacunas de ARNm fueron a países ricos y hubo planes incompletos para fabricarlas en suelo africano.

Gracias a que Moderna dijo que no haría cumplir los derechos de patente de su vacuna, los científicos en Sudáfrica pudieron aplicar ingeniería inversa en un centro especial financiado por la OMS en Ciudad del Cabo.

Aunque las cantidades fabricadas hasta ahora son pequeñas, se desarrolló más rápido de lo que muchos esperaban.

Si la ampliación va bien y los ensayos tienen éxito podría ser el comienzo de un acceso más equitativo a estas vacunas de vanguardia.

También será interesante ver cómo responde Moderna ahora que los científicos han descifrado el código de su vacuna.

Laboratorio

FUENTE DE LA IMAGEN,GETTY

La industria farmacéutica en general se ha opuesto a una campaña para renunciar a los derechos de propiedad intelectual sobre las vacunas contra la covid, argumentando que son demasiado complejas para fabricarlas de forma independiente y que obstaculizaría la innovación en el sector privado.

Los activistas de la liberación de patentes, por su parte, señalan que se invirtieron enormes cantidades de dinero público en muchos de los proyectos para el desarrollo de vacunas.