Internacional

Bolsonaro demuestra que no tiene covid para poder ingresar a la Corte Suprema

Bolsonaro pretende estar presente en la ceremonia, pero la corte le alertó a la Presidencia que sólo podría asistir si presentaba un certificado que compruebe que se ha vacunado.


15 dic 2021 , 12:00

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, quien se niega a vacunarse contra la covid-19, envió este miércoles un examen con resultado negativo a la Corte Suprema, a fin de poder asistir a la investidura de un nuevo miembro del tribunal.

El propio tribunal informó del envío del examen este miércoles, un día antes de que se incorpore al tribunal el jurista y pastor pentecostal André Mendonça, propuesto por Bolsonaro por su condición de "terriblemente evangélico", según él mismo afirmó.

Bolsonaro pretende estar presente en la ceremonia, pero la corte le alertó a la Presidencia que sólo podría asistir si presentaba un certificado que compruebe que se ha vacunado o, en su defecto, un examen de PCR con resultado negativo y hecho esta misma semana, tal como lo exigen las normas internas del Supremo frente a la pandemia.

El líder de la ultraderecha brasileña es uno de los mandatarios más negacionistas del mundo, minimiza la gravedad de la pandemia desde su propio inicio, se ufana de no haberse inmunizado y también mantiene una campaña que pone en duda la efectividad de las vacunas.

De hecho, el gobernante es investigado por el Supremo debido a esa dura propaganda contra la inmunización y, en concreto, por unas declaraciones en las que aseguró que las personas vacunadas tienen más riesgos de contraer sida.

La gestión del Gobierno frente a la pandemia, que ya mató a más de 617.000 brasileños, fue investigada además por una comisión del Senado, que acusó a Bolsonaro de "crímenes contra la humanidad" por su negacionismo y omisiones frente a la crisis sanitaria.

A pesar de la campaña personal de Bolsonaro contra las vacunas, los ciudadanos han respondido masivamente al plan de inmunización y, según datos oficiales, el 65 % de los 212.000 millones de brasileños cuentan con la pauta completa. EFE