Gray’s Reef, ejemplo de conservación marina

 

 

Gray’s Reef es poco más que una gota en el océano a 30 kilómetros (19 millas) de la costa de Georgia, pero no hay que confundir su tamaño con su importancia. En una de sus últimas medidas oficiales, el presidente Jimmy Carter declaró el arrecife un santuario marino nacional a pedido de conservacionistas que dijeron que la abundante vida allí era algo único, que merecía ser preservado para las generaciones futuras.
 
Por casi 40 años, el gobierno estadounidense ha protegido el arrecife, donde hay más de 200 especies de peces y una sorprendente cantidad de invertebrados, casi 1.000. Se permite la pesca recreativa y el buceo, pero no está autorizada la pesca comercial ni otras formas de explotación del mar.
 
El ejemplo de Gray’s Reef ha sido imitado y otras naciones designaron santuarios y áreas protegidas que abarcan ahora aproximadamente el 6% de los océanos. Esto es de gran utilidad para los investigadores y, lo que es más importante, una gran forma de salvaguardar el mar.
 
Persisten las dudas acerca de hasta qué punto se puede realmente preservar esas partes de los océanos. El año pasado fue el más caliente de que se tenga noticias en los océanos y las áreas protegidas no pueden hacer nada para contener la fuente de calentamiento: la emisión de gases con efecto de invernadero. El gobierno de Estados Unidos dice que más del 90% del calentamiento registrado en el planeta en el último medio siglo se produjo en los océanos.
 
26 Noviembre, 2019, 9:05 am
Por: Ana Rivera
Le puede interesar