Internacional

Estadio 974, la sede desmontable de Catar 2022

El nombre de este estadio fue escogido por los 974 contenedores de transporte de carga marítima. Además, el número representa el prefijo de marcación telefónica en Catar.


30 jun 2022 , 06:35

A menos de 5 meses para el inicio del Mundial de Catar 2022, la culminación de las infraestructuras que albergarán el acontecimiento más importante del fútbol marchan viento en popa. Sobre todo los estadios, uno de los activos más espectacular del torneo. Uno de ellos, el 974 Stadium, marcará la diferencia por su estética y su funcionalidad.

Diseñado por el estudio de arquitectura madrileño Fenwick Iribarren Arquitects, el 974 revolucionará la concepción de los recintos futbolísticos. Es el único desmontable del Mundial y podrá reutilizarse en cualquier parte del mundo. Y, además, tiene otra peculiaridad: los colores forman códigos visuales imprescindibles para guiar a los espectadores.

Ubicado al este de Doha, cerca del mar y conectado con el resto del país por el metro nacional, recibió el nombre 974 por la cantidad de contenedores marinos que se utilizaron para construirlo. Además, 974 es el código de Catar para llamadas internacionales.

Todo encaja en una construcción compuesta por los citados contenedores que, unidos a módulos de tren y con las medidas de altura máxima (2'89 metros) y el ancho estándar (2'44 metros) con longitudes variables entre los 6.10 y los 12'19 metros, forman uno de los estadios más curiosos y llamativos de todo el Mundial.

COLORES COMO CÓDIGOS DE IDENTIFICACIÓN ESPACIALES

Pero, los contenedores, aparte de ir identificados con códigos generales de localización, nivel y orientación, tienen unos códigos visuales "que hacen más fácil al usuario encontrarlos espacialmente", aseguró a EFE el arquitecto Mark Fenwick.

De este modo, los contenedores amarillos serán los baños para todos los usuarios; los azules, representarán las zonas de venta al público; los verdes, los cuartos de seguridad y de primeros auxilios; el color plata irá destinado a las entradas VIP y a las zonas de rezos de los hombres; y el negro, a las zonas de rezo para las mujeres y de identificación en zonas de entradas.

Es raro ver en los estadios diferenciación de colores informativos desde el exterior. Casi siempre, la abundancia de colores predomina en los interiores, donde hay diferentes tonalidades en los asientos, las vallas e incluso algunas zonas del césped. En el 974 Stadium, es diferente.

"En este estadio, al ser tan colorido en el exterior, no se usaron colores diferenciados en las butacas de las gradas para mantener un criterio neutro. También al ser un estadio desmontable y reusable en otras instalaciones deportivas, es mejor ir con un solo color, en este caso el azul, para dar más flexibilidad al conjunto", explica Fenwick.

El resto de los componentes del recinto, también tienen cierto criterio a la hora de colorearlos o no. En ese aspecto, las barandillas del estadio son de acero inoxidable, aunque hay muchas de vidrio para evitar obstáculos en la visión del terreno de juego. Además, las escaleras de acceso al estadio se han mantenido con el color rojo del proyecto que se ha aplicado a la parte baja de la grada.

"Es un color que da energía que imprime carácter al edificio, realmente este color organiza los espacios de distribución principales del estadio. Al mismo tiempo, genera emociones y ayuda a la emoción del evento", apunta Fenwick, que añade que la estructura general de todo el edificio es negra salvo los pilares inclinados de la fachada que son blancos "dando continuidad al color de la cubierta".

FUNCIONALIDAD MUNDIAL Y PROTOCOLOS COVID

Los colores son una de las peculiaridades del 974 Stadium, pero la más importante y llamativa es que es desmontable. A la vez, tenía que ser muy óptimo, económico y funcional para albergar partidos del Mundial. Ya inaugurado, el pasado 30 de noviembre para albergar un choque de la Copa Árabe, será el primero desmontable de toda la historia de la Copa del Mundo.

Una vez que termine el torneo, será desmantelado y sus partes serán utilizadas para crear instalaciones en Catar y también serán donadas a países subdesarrollados. Su uso será planetario, no sólo se centrará en un mismo lugar. De hecho, en el Mundial, será utilizado hasta los octavos de final. Allí se disputarán siete encuentros.

Y, como cualquier recinto, y en los tiempos de pandemia, el 974 Stadium también ha sido diseñado para combatir el coronavirus. Por ejemplo, los baños tienen entradas diferenciadas para que no haya interferencias entre la entrada y la salida. Además, las zonas de lavabos están separadas de los inodoros, las griferías son automáticas y los secadores integrados para que no se toque nada una vez lavadas las manos.

Para introducirse en el estadio, las entradas estarán diferenciadas para evitar el contacto con más personas de las asignadas a cada zona de la grada. Además, con el sistema wifi se pueden identificar los mapas de circulación del usuario para que sepa dónde tiene que ir exactamente.

Los sistemas de señales marcarán recorridos eficientes y dinámicos, los pulsadores de agua para los inodoros se activarán sin contacto, los urinarios no tendrán agua para que no haya contacto en la eliminación de líquidos, la ventilación será natural en todas las zonas comunes y los espacios cerrados tendrán múltiples aperturas al exterior con ventilaciones cruzadas.

Sin duda, el 974 será uno de los estadios más originales de todo el Mundial. No es el único que ha diseñado el estudio Fenwick Iribarren Arquitects. También han ejecutado el Estadio Al Thumama, y el Education City. Todos siguen los mismos protocolos covid, pero ninguno, como el 974, es desmontable y tiene códigos visuales tan curiosos como eficientes para el espectador.