Inicio ·Tendencias · Artículo

Billy Porter habla de su polémico "traje-vestido"

Redacción

jesuarez

|

Miércoles 27 de Febrero de 2019 - 16:39
compártelo
  • La presentación de Porter en un provocador atuendo los Oscar causó revuelo. Foto: AP.
La presentación de Porter en un provocador atuendo los Oscar causó revuelo. Foto: AP.

Billy Porter sabía en lo que se estaba metiendo cuando seleccionó un amplio vestido-esmoquin para la gala de los Oscar.

"La gente se sentirá realmente incómoda al ver mi trasero negro en un vestido de gala, pero eso no es problema de nadie más que mío", dijo el artista a Vogue antes de recorrer la alfombra roja de los Premios de la Academia el domingo 24 de febrero de 2019.

Billy Porter durante la alfombra roja de los Premios Oscar. Foto: AP.

La declaración del actor y cantante ganador de un premio Tony fue tanto profética como refutada. Hubo abundancia de elogios para el esmoquin de terciopelo con falda súper amplia creado por Christian Siriano, y también ira ante la idea de que un hombre afroestadounidense en un vestido fuera una amenaza para la masculinidad negra.

Fue exactamente la conversación que Porter esperaba provocar, no para ganarse un odio virulento sino para ayudar a promover la idea de que todos merecemos respeto, independientemente de la raza y el género.

"Estaba listo para crear la conversación", dijo Porter a The Associated Press en una entrevista telefónica el lunes, al día siguiente de los Oscar. "Tenemos que enseñarle a la gente cómo tratarnos, tenemos que enseñarle a la gente cómo querernos, tenemos que enseñarle a la gente cómo respetarnos, y la única manera de hacer eso es respetándonos a nosotros mismos". 

Lea: Rami Malek gana Oscar y cae tras recibir galardón

Porter, el astro negro y gay de la serie de FX "Pose", pasó varias temporadas usando la moda como arte político, como él lo describe. Hubo vestidos previos, y la ayuda de grandes nombres como Tom Ford y Michael Kors en las últimas semanas, junto con un pequeño grupo de diseñadores que abrazan una mayor fluidez de género en sus colecciones y estuvieron felices de vestirlo desde un principio.

Como un nominado a los Globos de Oro, el traje de pantalón de Porter creado por Randi Rahm, que incluyó una enorme capa plateada con forro rosado y adornos florales, llamó la atención, pero el apoyo y desdén luego que el artista de 49 años llegó con su falda a la ceremonia de los Oscar llevó el debate a la estratósfera.

Porter entiende dónde se originaron las ideas sobre la masculinidad negra, y también cuán tóxicas éstas pueden ser. Él y su estilista, Sam Ratelle, también se dan cuenta de lo rígidos que pueden ser los tabúes sobre género y quieren ayudar a derribar esas barreras.

"Esto se remonta hasta las primeras emasculaciones, que fueron en la esclavitud, así que la única manera de superarlo en cierta forma es siendo el más fuerte y más masculino y el más poderoso y ahora, lo que se ha vuelto tóxico", dijo Porter. "Y no creo que sea solo gente negra. Creo que son los hombres en general. Cada etnia tiene su propia versión de esto".

A Porter no le hacen mella las críticas negativas.

"Los comentarios no son problema mío. Lo que la gente piense de lo que yo hago no es problema mío. Yo ya viví eso", dijo. "Estoy metido en mi propia autenticidad y toda la idea es que tienes que respetarme tanto como yo te respeto a ti. Si no te gusta, vete para otro lado. No tienes que mirar. No se trata de ti. No entiendo por qué el que yo me ponga un vestido cause tanto conflicto en tu vida".

Ratelle dijo que comenzó a trabajar con Porter hace cerca de un año.

"Me dijo, 'Quiero ser una obra de arte andante', y partimos de ahí", dijo Ratelle. "Ha sido realmente increíble trabajar con un montón de diseñadores maravillosos. Randi Rahm ciertamente fue totalmente abierto. Issey Miyake fue fantástico para el espectáculo en el Radio City (Porter fue un estudio en blanco). Christian Siriano, el hecho de que hizo este traje a la medida en una semana, fue increíble tras decir, 'Absolutamente. Sin duda lo haremos'. Michael Kors ha sido el ser humano más amable. Lo mismo Tom Ford".

Porter dijo que esto es apenas el comienzo de la conversación que quiere impulsar.

"La gente de hecho está escuchando", dijo. "Espero que esto abra un diálogo sanador. Siempre seguiré siendo yo. Si hay algo que he aprendido en los 49 años que he vivido en este planeta, es que ser auténtico es la única versión de la historia que cada uno debe ser".

Porter siempre ha sido un amante de la moda. Este año, fue un embajador del Consejo de Diseñadores de Moda de Estados Unidos para la semana de la moda masculina en Nueva York y asistió a múltiples desfiles que incluyeron una variedad de looks, desde tradicionales hasta de género fluido.

Ahora que la temporada de premios ha terminado, y el ciclo de semanas de la moda está culminando en París, Porter dijo que seguirá usando lo que le guste, con un gran número de diseñadores a bordo para apoyarlo.

"Antes de los Globos de Oro era difícil", dijo de las opciones disponibles para él. "Pero después de los Globos de Oro no ha sido difícil. Uno trabaja con la gente que trabaja con uno. Uno pasa por las puertas que están abiertas. Yo jamás he sido un mendigo".

Helen Mirren y Jason Momoa presentan en premio al mejor largometraje documental en la ceremonia de los Oscar, el domingo 24 de febrero del 2019 en el Teatro Dolby en Los Angeles. Foto: AP.

En la vida real, o al menos durante la transmisión en vivo de los Oscar, Helen Mirren pareció lista para el cambio. La actriz señaló que tanto ella como Jason Momoa, con quien presentó un premio, vistieron de rosado. 

"Esto solo demuestra que por estos días un dios hawaiano y una mujer inglesa madura de hecho pueden usar el mismo color, ¿no es así? Ambos podemos vestir rosado", dijo entre aplausos.

Y Momoa coincidió: "Finalmente. Los tiempos están cambiando".

AP

Billy Porter sabía en lo que se estaba metiendo cuando seleccionó un amplio vestido-esmoquin para la gala de los Oscar.

"La gente se sentirá realmente incómoda al ver mi trasero negro en un vestido de gala, pero eso no es problema de nadie más que mío", dijo el artista a Vogue antes de recorrer la alfombra roja de los Premios de la Academia el domingo 24 de febrero de 2019.

Billy Porter durante la alfombra roja de los Premios Oscar. Foto: AP.

La declaración del actor y cantante ganador de un premio Tony fue tanto profética como refutada. Hubo abundancia de elogios para el esmoquin de terciopelo con falda súper amplia creado por Christian Siriano, y también ira ante la idea de que un hombre afroestadounidense en un vestido fuera una amenaza para la masculinidad negra.

Fue exactamente la conversación que Porter esperaba provocar, no para ganarse un odio virulento sino para ayudar a promover la idea de que todos merecemos respeto, independientemente de la raza y el género.

"Estaba listo para crear la conversación", dijo Porter a The Associated Press en una entrevista telefónica el lunes, al día siguiente de los Oscar. "Tenemos que enseñarle a la gente cómo tratarnos, tenemos que enseñarle a la gente cómo querernos, tenemos que enseñarle a la gente cómo respetarnos, y la única manera de hacer eso es respetándonos a nosotros mismos". 

Lea: Rami Malek gana Oscar y cae tras recibir galardón

Porter, el astro negro y gay de la serie de FX "Pose", pasó varias temporadas usando la moda como arte político, como él lo describe. Hubo vestidos previos, y la ayuda de grandes nombres como Tom Ford y Michael Kors en las últimas semanas, junto con un pequeño grupo de diseñadores que abrazan una mayor fluidez de género en sus colecciones y estuvieron felices de vestirlo desde un principio.

Como un nominado a los Globos de Oro, el traje de pantalón de Porter creado por Randi Rahm, que incluyó una enorme capa plateada con forro rosado y adornos florales, llamó la atención, pero el apoyo y desdén luego que el artista de 49 años llegó con su falda a la ceremonia de los Oscar llevó el debate a la estratósfera.

Porter entiende dónde se originaron las ideas sobre la masculinidad negra, y también cuán tóxicas éstas pueden ser. Él y su estilista, Sam Ratelle, también se dan cuenta de lo rígidos que pueden ser los tabúes sobre género y quieren ayudar a derribar esas barreras.

"Esto se remonta hasta las primeras emasculaciones, que fueron en la esclavitud, así que la única manera de superarlo en cierta forma es siendo el más fuerte y más masculino y el más poderoso y ahora, lo que se ha vuelto tóxico", dijo Porter. "Y no creo que sea solo gente negra. Creo que son los hombres en general. Cada etnia tiene su propia versión de esto".

A Porter no le hacen mella las críticas negativas.

"Los comentarios no son problema mío. Lo que la gente piense de lo que yo hago no es problema mío. Yo ya viví eso", dijo. "Estoy metido en mi propia autenticidad y toda la idea es que tienes que respetarme tanto como yo te respeto a ti. Si no te gusta, vete para otro lado. No tienes que mirar. No se trata de ti. No entiendo por qué el que yo me ponga un vestido cause tanto conflicto en tu vida".

Ratelle dijo que comenzó a trabajar con Porter hace cerca de un año.

"Me dijo, 'Quiero ser una obra de arte andante', y partimos de ahí", dijo Ratelle. "Ha sido realmente increíble trabajar con un montón de diseñadores maravillosos. Randi Rahm ciertamente fue totalmente abierto. Issey Miyake fue fantástico para el espectáculo en el Radio City (Porter fue un estudio en blanco). Christian Siriano, el hecho de que hizo este traje a la medida en una semana, fue increíble tras decir, 'Absolutamente. Sin duda lo haremos'. Michael Kors ha sido el ser humano más amable. Lo mismo Tom Ford".

Porter dijo que esto es apenas el comienzo de la conversación que quiere impulsar.

"La gente de hecho está escuchando", dijo. "Espero que esto abra un diálogo sanador. Siempre seguiré siendo yo. Si hay algo que he aprendido en los 49 años que he vivido en este planeta, es que ser auténtico es la única versión de la historia que cada uno debe ser".

Porter siempre ha sido un amante de la moda. Este año, fue un embajador del Consejo de Diseñadores de Moda de Estados Unidos para la semana de la moda masculina en Nueva York y asistió a múltiples desfiles que incluyeron una variedad de looks, desde tradicionales hasta de género fluido.

Ahora que la temporada de premios ha terminado, y el ciclo de semanas de la moda está culminando en París, Porter dijo que seguirá usando lo que le guste, con un gran número de diseñadores a bordo para apoyarlo.

"Antes de los Globos de Oro era difícil", dijo de las opciones disponibles para él. "Pero después de los Globos de Oro no ha sido difícil. Uno trabaja con la gente que trabaja con uno. Uno pasa por las puertas que están abiertas. Yo jamás he sido un mendigo".

Helen Mirren y Jason Momoa presentan en premio al mejor largometraje documental en la ceremonia de los Oscar, el domingo 24 de febrero del 2019 en el Teatro Dolby en Los Angeles. Foto: AP.

En la vida real, o al menos durante la transmisión en vivo de los Oscar, Helen Mirren pareció lista para el cambio. La actriz señaló que tanto ella como Jason Momoa, con quien presentó un premio, vistieron de rosado. 

"Esto solo demuestra que por estos días un dios hawaiano y una mujer inglesa madura de hecho pueden usar el mismo color, ¿no es así? Ambos podemos vestir rosado", dijo entre aplausos.

Y Momoa coincidió: "Finalmente. Los tiempos están cambiando".

Le puede interesar
Formulario vía emBluemail
SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES
Le recomendamos