¿Cuál es el efecto más grave del COVID-19 en niños?

La pandemia se ha convertido en un riesgo para los más pequeños de la familia.

Este síndrome ha sido catalogada como una afección inflamatoria relacionada con el COVID-19.
12 Enero, 2021, 10:25 am
Por: Redacción 

Aún cuando son los que menos han salido de casa, la pandemia se ha convertido en un riesgo para los más pequeños de la familia, pues los niños presentan síntomas que pueden confundir a los padres.

El COVID-19 y las consecuencias que genera en las personas afectadas son constantes. Una de las afecciones más recientes ligadas al coronavirus es el síndrome inflamatorio multisistémico (MIS-C).

Este síndrome ha sido catalogada como una afección inflamatoria relacionada con el COVID-19, mismo que podría provocar síntomas como: 
  • Inflamación de órganos como corazón, pulmones, riñones, cerebro, piel ojos u órganos gastrointestinales
  • Fiebre
  • Dolor abdominal
  • Dolor en el cuello
  • Erupciones cutáneas
  • Labios rojos, secos y agrietados
  • Cansancio
El síndrome inflamatorio multisistémico puede presentarse semanas después de haber contraído COVID-19 y, como lo marcan las estadísticas, la mayoría de casos mejoran tras recibir la atención adecuada.
 
¿Cuáles son las complicaciones cardiovasculares más comunes?
 
Los niños con síndrome inflamatorio multisistémico pediátrico deben tener un seguimiento específico para descartar manifestaciones cardiovasculares como el shock, arritmias cardíacas, derrame pericárdico y dilatación de las arterias coronarias.
 
No aumenta la mortalidad
 
Una buena noticia es que, en comparación con los adultos, la mortalidad en niños con el síndrome es poco común a pesar de que exista elevación significativa de los marcadores bioquímicos de inflamación o afectación multisistémica. No obstante, hay una correlación estadísticamente significativa entre el grado de elevación de los marcadores bioquímicos y la necesidad de apoyo de cuidados intensivos, concluye un estudio avalado por la segunda revista mundial con mayor impacto en Cardiología, 'Circulation'. 

Aún cuando son los que menos han salido de casa, la pandemia se ha convertido en un riesgo para los más pequeños de la familia, pues los niños presentan síntomas que pueden confundir a los padres.

El COVID-19 y las consecuencias que genera en las personas afectadas son constantes. Una de las afecciones más recientes ligadas al coronavirus es el síndrome inflamatorio multisistémico (MIS-C).

Este síndrome ha sido catalogada como una afección inflamatoria relacionada con el COVID-19, mismo que podría provocar síntomas como: 
  • Inflamación de órganos como corazón, pulmones, riñones, cerebro, piel ojos u órganos gastrointestinales
  • Fiebre
  • Dolor abdominal
  • Dolor en el cuello
  • Erupciones cutáneas
  • Labios rojos, secos y agrietados
  • Cansancio
El síndrome inflamatorio multisistémico puede presentarse semanas después de haber contraído COVID-19 y, como lo marcan las estadísticas, la mayoría de casos mejoran tras recibir la atención adecuada.
 
¿Cuáles son las complicaciones cardiovasculares más comunes?
 
Los niños con síndrome inflamatorio multisistémico pediátrico deben tener un seguimiento específico para descartar manifestaciones cardiovasculares como el shock, arritmias cardíacas, derrame pericárdico y dilatación de las arterias coronarias.
 
No aumenta la mortalidad
 
Una buena noticia es que, en comparación con los adultos, la mortalidad en niños con el síndrome es poco común a pesar de que exista elevación significativa de los marcadores bioquímicos de inflamación o afectación multisistémica. No obstante, hay una correlación estadísticamente significativa entre el grado de elevación de los marcadores bioquímicos y la necesidad de apoyo de cuidados intensivos, concluye un estudio avalado por la segunda revista mundial con mayor impacto en Cardiología, 'Circulation'.