Inicio ·Tendencias · Artículo

Joven pide la mano de su novia en pleno centro comercial

Redacción

tmenendez

|

Viernes 18 de Mayo de 2018 - 12:35
compártelo
  • GUAYAQUIL, Ecuador.- Tras 5 años de novios, Edward Solórzano preparó una sorpresa inolvidable para Lupita Chica. Foto: Cortesía
  • GUAYAQUIL, Ecuador.- Tras 5 años de novios, Edward Solórzano preparó una sorpresa inolvidable para Lupita Chica. Foto: Cortesía
  • GUAYAQUIL, Ecuador.- Tras 5 años de novios, Edward Solórzano preparó una sorpresa inolvidable para Lupita Chica. Foto: Cortesía
GUAYAQUIL, Ecuador.- Tras 5 años de novios, Edward Solórzano preparó una sorpresa inolvidable para Lupita Chica. Foto: Cortesía GUAYAQUIL, Ecuador.- Tras 5 años de novios, Edward Solórzano preparó una sorpresa inolvidable para Lupita Chica. Foto: Cortesía GUAYAQUIL, Ecuador.- Tras 5 años de novios, Edward Solórzano preparó una sorpresa inolvidable para Lupita Chica. Foto: Cortesía
Lo que era un paseo por un centro comercial del norte de Guayaquil, terminó convirtiéndose en una peculiar pedida de mano. La protagonista de esta novedosa historia es Lupita Chica, de 23 años, quien nunca imaginó lo que le esperaba a lo largo de su periplo.
 
Eran las 19H30 del 16 de mayo de 2018, cuando Lupita ingresaba al centro comercial, en compañía de su mejor amiga, quien la llevó directamente al punto de información. Allí recibió el primero de una serie de detalles: una rosa roja con un papel que decía: esta es una noche de sorpresas. Continuó caminando y en cada isla le entregaban una rosa hasta que llegó a la parte central, a la altura del local de telefonía móvil donde trabaja una amiga del colegio. 
 
Se detuvo allí y comenzó a sonar la canción Perfect, de Ed Sheeran, sus amigas le pedían que se quede en ese lugar y cuando empezaba a sonar Cásate conmigo, de Silvestre Dangond y Nicky Jam (otra de las canciones, sin saberlo dedicadas), apareció su novio Edward Solórzano, con un grupo de familiares y amigos, todos con carteles el mano y la leyenda que decía: ¿Negrita, te quieres casar conmigo? Mientras ella estaba envuelta en sollozos y emoción, el joven se arrodilló y le puso el anillo en su mano, el sí fue rotundo.
 
Edward estuvo preparando la sorpresa desde hace un mes, tras 5 años de noviazgo, decidió que ya era el momento de sellar su amor. ¿Te lo esperabas? Para nada, dijo Lupita, pero “me pareció extraño porque él suele irme a ver al trabajo, pero esta vez dijo que no podía ir”. “Quería algo que ella se sorprenda de verdad, si no llora no le pido la mano, me dije”, comentó el joven novio. Ambos son compañeros de universidad y estudian el último semestre de Marketing.
 
Así, Lupita y Edward cerraron lo que parecía una noche cotidiana en Guayaquil, ahora solo les falta definir la fecha. ¡Felicidades a los futuros esposos! 
 

¡UNA PEDIDA DE MANO INOLVIDABLE EN UN CENTRO COMERCIAL DE GUAYAQUIL! Lo que era un paseo por un centro comercial del norte de #Guayaquil, terminó convirtiéndose en una peculiar pedida de mano. La protagonista de esta novedosa historia es @chikitha2094 Lupita Chica, de 23 años, quien nunca imaginó lo que le esperaba a lo largo de su periplo. Eran las 7.30 pm del 16 de mayo de 2018, cuando Lupita ingresaba al centro comercial, en compañía de su mejor amiga, quien la llevó directamente al punto de información. Allí recibió el primero de una serie de detalles: una rosa roja con un papel que decía: esta es una noche de sorpresas. Continuó caminando y en cada isla le entregaban una rosa hasta que llegó a la parte central, a la altura del local de telefonía móvil donde trabaja una amiga del colegio. Se detuvo allí y comenzó a sonar la canción Perfect, de Ed Sheeran, sus amigas le pedían que se quede en ese lugar y cuando empezaba a sonar Cásate conmigo, de Silvestre Dangond y Nicky Jam (otra de las canciones, sin saberlo dedicadas), apareció su novio @edward123s Edward Solórzano, con un grupo de familiares y amigos, todos con carteles el mano y la leyenda que decía: ¿Negrita, te quieres casar conmigo? Mientras ella estaba envuelta en sollozos y emoción, el joven se arrodilló y le puso el anillo en su mano, el sí fue rotundo. Edward estuvo preparando la sorpresa desde hace un mes, tras 5 años de noviazgo, decidió que ya era el momento de sellar su amor. ¿Te lo esperabas? Para nada, dijo Lupita, pero “me pareció extraño porque él suele irme a ver al trabajo, pero esta vez dijo que no podía ir”. “Quería algo que ella se sorprenda de verdad, si no llora no le pido la mano, me dije”, comentó el joven novio. Ambos son compañeros de universidad y estudian el último semestre de Marketing. Así, Lupita y Edward cerraron lo que parecía una noche cotidiana en #Guayaquil, ahora solo les falta definir la fecha. ¡Felicidades a los futuros esposos! DESLIZA PARA VER EL VIDEO ➡️

Una publicación compartida de Ecuavisa (@ecuavisatv) el

Lo que era un paseo por un centro comercial del norte de Guayaquil, terminó convirtiéndose en una peculiar pedida de mano. La protagonista de esta novedosa historia es Lupita Chica, de 23 años, quien nunca imaginó lo que le esperaba a lo largo de su periplo.

 

Eran las 19H30 del 16 de mayo de 2018, cuando Lupita ingresaba al centro comercial, en compañía de su mejor amiga, quien la llevó directamente al punto de información. Allí recibió el primero de una serie de detalles: una rosa roja con un papel que decía: esta es una noche de sorpresas. Continuó caminando y en cada isla le entregaban una rosa hasta que llegó a la parte central, a la altura del local de telefonía móvil donde trabaja una amiga del colegio. 

 

Se detuvo allí y comenzó a sonar la canción Perfect, de Ed Sheeran, sus amigas le pedían que se quede en ese lugar y cuando empezaba a sonar Cásate conmigo, de Silvestre Dangond y Nicky Jam (otra de las canciones, sin saberlo dedicadas), apareció su novio Edward Solórzano, con un grupo de familiares y amigos, todos con carteles el mano y la leyenda que decía: ¿Negrita, te quieres casar conmigo? Mientras ella estaba envuelta en sollozos y emoción, el joven se arrodilló y le puso el anillo en su mano, el sí fue rotundo.

 

Edward estuvo preparando la sorpresa desde hace un mes, tras 5 años de noviazgo, decidió que ya era el momento de sellar su amor. ¿Te lo esperabas? Para nada, dijo Lupita, pero “me pareció extraño porque él suele irme a ver al trabajo, pero esta vez dijo que no podía ir”. “Quería algo que ella se sorprenda de verdad, si no llora no le pido la mano, me dije”, comentó el joven novio. Ambos son compañeros de universidad y estudian el último semestre de Marketing.

 

Así, Lupita y Edward cerraron lo que parecía una noche cotidiana en Guayaquil, ahora solo les falta definir la fecha. ¡Felicidades a los futuros esposos! 

 

¡UNA PEDIDA DE MANO INOLVIDABLE EN UN CENTRO COMERCIAL DE GUAYAQUIL! Lo que era un paseo por un centro comercial del norte de #Guayaquil, terminó convirtiéndose en una peculiar pedida de mano. La protagonista de esta novedosa historia es @chikitha2094 Lupita Chica, de 23 años, quien nunca imaginó lo que le esperaba a lo largo de su periplo. Eran las 7.30 pm del 16 de mayo de 2018, cuando Lupita ingresaba al centro comercial, en compañía de su mejor amiga, quien la llevó directamente al punto de información. Allí recibió el primero de una serie de detalles: una rosa roja con un papel que decía: esta es una noche de sorpresas. Continuó caminando y en cada isla le entregaban una rosa hasta que llegó a la parte central, a la altura del local de telefonía móvil donde trabaja una amiga del colegio. Se detuvo allí y comenzó a sonar la canción Perfect, de Ed Sheeran, sus amigas le pedían que se quede en ese lugar y cuando empezaba a sonar Cásate conmigo, de Silvestre Dangond y Nicky Jam (otra de las canciones, sin saberlo dedicadas), apareció su novio @edward123s Edward Solórzano, con un grupo de familiares y amigos, todos con carteles el mano y la leyenda que decía: ¿Negrita, te quieres casar conmigo? Mientras ella estaba envuelta en sollozos y emoción, el joven se arrodilló y le puso el anillo en su mano, el sí fue rotundo. Edward estuvo preparando la sorpresa desde hace un mes, tras 5 años de noviazgo, decidió que ya era el momento de sellar su amor. ¿Te lo esperabas? Para nada, dijo Lupita, pero “me pareció extraño porque él suele irme a ver al trabajo, pero esta vez dijo que no podía ir”. “Quería algo que ella se sorprenda de verdad, si no llora no le pido la mano, me dije”, comentó el joven novio. Ambos son compañeros de universidad y estudian el último semestre de Marketing. Así, Lupita y Edward cerraron lo que parecía una noche cotidiana en #Guayaquil, ahora solo les falta definir la fecha. ¡Felicidades a los futuros esposos! DESLIZA PARA VER EL VIDEO ➡️

Una publicación compartida de Ecuavisa (@ecuavisatv) el 17 May, 2018 a las 9:28 PDT

Formulario vía emBluemail
SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES
Le recomendamos