El caso del bebé que nació sin rostro en Portugal

Le faltaban los ojos y la nariz. También parte de su cráneo.

  • El doctor está siendo investigado después de salir a la luz antiguos casos de posibles negligencias.
25 Octubre, 2019, 6:05 pm
  BBC Mundo

Rodrigo nació el pasado 7 de octubre en el Hospital of Sao Bernardo de Setúbal, una pequeña ciudad a 40 km de Lisboa.

Le faltaban los ojos y la nariz. También parte de su cráneo.

Hasta el momento de su nacimiento y pese a haberse sometido a numerosas pruebas médicas, sus padres no fueron advertidos de las deformaciones físicas severas que sufría el bebé.

Ahora, un consejo médico ha decidido suspender al doctor Artur Carvalho, el obstetra a cargo de vigilar el embarazo, para esclarecer las acusaciones de negligencia.

Tras conocerse lo que pasó con Rodrigo, han ido surgiendo en Portugal otros casos, algunos de décadas atrás, de bebés que podrían haber sufrido negligencias a manos del mismo doctor.

Las noticias sobre el caso han levantado una ola de indignación en el país.

Carvalho no ha realizado ningún comentario público y la BBC no ha podido ponerse en contacto con él directamente.

¿Qué le pasó a Rodrigo?

Su madre había estado bajo el cuidado del doctor durante los 9 meses de embarazo.

En ese tiempo, se le realizaron tres ecografías en una clínica privada y los padres dicen que el médico nunca expresó ninguna preocupación sobre la salud del feto.

Según los informes, la madre se sometió a un cuarto ultrasonido 5D, que da una imagen más detallada sobre el feto, en una clínica diferente cuando llevaba seis meses de embarazo.

Máquina de ultrasonidosDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionLa ecografía 5D es la técnica más avanzada para captar imágenes del feto.

Durante ese examen, el médico a cargo explicó a los padres que en esa imagen veía anomalías y habló de una posible malformación.

Cuando los padres volvieron a la consulta de Carvalho, el médico supuestamente descartó estas preocupaciones.

"Explicó que a veces algunas partes de la cara no son visibles (en los ultrasonidos). Por ejemplo cuando la cara del bebé está pegada al vientre de la madre", dijo la tía de Rodrigo en declaraciones recogidas por AFP.

Después del nacimiento de Rodrigo y de que las malformaciones en su rostro y parte de su cabeza fueran evidentes, el hospital informó a sus padres de que el bebé solo sobreviviría unas horas.

Sin embargo, más de dos semanas después, el niño sigue luchando por su vida bajo atención hospitalaria.

BebéDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionActualmente, al menos hay seis reclamaciones abiertas contra el médico. Alguna de ellas se remonta a 2013, según las autoridades sanitarias.

¿Cuáles son los otros casos?

En medio de la indignación por el caso del bebé Rodrigo, han salido a la luz otras quejas contra el Carvalho.

Actualmente, al menos hay seis reclamaciones abiertas contra él. Alguna de ellas se remonta a 2013, según las autoridades sanitarias.

Otros padres han compartido con los medios portugueses sus historias personales de los supuestos errores del médico detectando problemas de salud en sus embarazos.

En uno de esos casos, un bebé nació en 2011 con una desfiguración facial, las piernas deformadas y daño cerebral severo.

La madre, llamada Laura Afonso, le dijo al periódico portugués Público que había presentado una denuncia penal contra el médico, aunque un fiscal la había desestimado.

Ahora, a los ocho años, su hijo había pasado por múltiples operaciones, pero aún es capaz de hablar ni de caminar, contó.

EcografíaDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionEn una ecografía sencilla se puede detectar si el bebé sufre malformaciones.

Según el diario Publico, hubo otro caso penal en 2007, también desestimado sin llegar a juicio, en el que el niño murió meses después de su nacimiento.

¿Cuál ha sido la reacción?

El creciente escándalo ha provocado indignación en Portugal y muchos están cuestionando cómo funciona el sistema de salud del país y cómo son los procedimientos para denunciar las negligencias médicas.

Miguel Guimarães, presidente de la asociación médica portuguesa (Ordem dos Médicos), dio la semana pasada una conferencia de prensa en la que dijo que había hablado directamente con Carvalho, dada la "alarma social" causada por el caso.

El médico, dijo, había aceptado dejar de realizar procedimientos mientras avanzan las investigaciones.

El consejo disciplinario se reunió a principios de esta semana y acordó por unanimidad que Carvalho debería ser suspendido por seis meses mientras continuaban las investigaciones.

"Hay pruebas contundentes" de la negligencia del médico, lo que "puede conducir a una sanción disciplinaria", dijo Alexandre Valentim Lourenco, jefe del consejo médico de la región sur a una cadena local después de que se anunció la decisión.

 
BBCMundo.com

Tags Relacionados

Le puede interesar

NOTICIAS DESTACADAS