Centro Democrático anunciaría pronto su acuerdo con Alianza PAIS

Paúl Olsen está dispuesto a sacrificar candidatura, aunque no coincide con el oficialismo.

GUAYAQUIL, Ecuador.-Olsen niega, sin embargo, que su candidatura haya sido un 'caballo de troya' que escondía la intención de provocar una alianza. Foto: Archivo.
18 Octubre, 2016, 9:58 pm
Por: Redacción 
Son casi tres meses los que lleva Paúl Olsen en la política. Empezó por arriba, con una nominación a la presidencia de la República por parte de un colectivo de ganaderos que luego abrazaría el movimiento del prefecto del Guayas, Jimmy Jairala, y la haría suya. Sin embargo, a dos días de la convención de Centro Democrático, que lo auspicia, Olsen intuye que su nominación está caída.
 
Centro Democrático ha mantenido conversaciones con algunas organizaciones, entre ellas la Izquierda Democrática y movimiento PAIS.
 
Todo apunta a que la historia de respaldos, de armónica convivencia política, a la hora de las decisiones pesaría más.
 
Sin embargo, esa no es precisamente una alianza que sea del agrado del precandidato Olsen, quien no tiene reparos en señalar cuál es su postura.
 
En PAIS, por su parte, reflexionan y consideran que siendo la organización política más grande del Ecuador no está demás seguir sumando, que es la demostración de que aprendieron.
 
Olsen niega, sin embargo, que su candidatura haya sido un 'caballo de troya' que escondía la intención de provocar una alianza. Él prefiere creer que su aparición ha puesto en escena la necesidad de atender al sector agropecuario, que allí es donde está el futuro
Son casi tres meses los que lleva Paúl Olsen en la política. Empezó por arriba, con una nominación a la presidencia de la República por parte de un colectivo de ganaderos que luego abrazaría el movimiento del prefecto del Guayas, Jimmy Jairala, y la haría suya. Sin embargo, a dos días de la convención de Centro Democrático, que lo auspicia, Olsen intuye que su nominación está caída.
 
Centro Democrático ha mantenido conversaciones con algunas organizaciones, entre ellas la Izquierda Democrática y movimiento PAIS.
 
Todo apunta a que la historia de respaldos, de armónica convivencia política, a la hora de las decisiones pesaría más.
 
Sin embargo, esa no es precisamente una alianza que sea del agrado del precandidato Olsen, quien no tiene reparos en señalar cuál es su postura.
 
En PAIS, por su parte, reflexionan y consideran que siendo la organización política más grande del Ecuador no está demás seguir sumando, que es la demostración de que aprendieron.
 
Olsen niega, sin embargo, que su candidatura haya sido un 'caballo de troya' que escondía la intención de provocar una alianza. Él prefiere creer que su aparición ha puesto en escena la necesidad de atender al sector agropecuario, que allí es donde está el futuro