Gaby Díaz: “Voy a estar en el ADN de las dueñas del hogar”

Asegura que no viene a llenar el vacío que deja Gaby Pazmiño en “En Contacto”.

  • Asegura que no viene a llenar el vacío que deja Gaby Pazmiño en “En Contacto”. Foto: Franklin Navarro / Ecuavisa
25 Octubre, 2019, 6:00 pm
Por: Javier Vite 
No lo dice, pero quizá el haber dicho “sí” a “En Contacto”, la revista matinal de Ecuavisa, es la decisión de su vida. Gaby Díaz, la nueva conductora del programa, se anima a contar los entretelones de cuando días atrás estuvo, literalmente, “en contacto” con Betty Mata, la directora del espacio televisivo, para cuadrarlo todo.
 
Y como estamos en tiempos modernos, esto arranca con un mensaje de WhatsApp: “Gaby, soy Betty Mata de Ecuavisa 'En Contacto', quiero conversar contigo”.
 
 
“Yo, súper ingenua, dije 'llámame a la casa porque en mi casa no entra señal' y me dijo 'no, tiene que ser en persona. Por favor, guárdame la discreción'”, cuenta Gaby, entre sonrisas. “Yo soy súper discreta cuando quiero serlo”, se apresura. 
 
Llegaron las protestas que sacudieron al país y ella pensó que todo se había truncado. Pero, finalmente, la paz volvió al Ecuador y también volvió el contacto con Betty y un “es mañana o nunca”. 
 
“La pasé viendo por Ecuavisa y dimos como 20 vueltas por el malecón porque nadie nos podía ver”, dice Gaby, con la frescura de quien revela un secreto bien guardado. 
 
Y llegó la decisión: “Es una propuesta que no tuve que analizarla mucho, era algo que yo estaba esperando, buscando”. Pero tiene claro que lo racional muchas veces choca con lo sentimental: “Fue un sí sumamente rápido porque era algo profesional que yo estaba buscando, pero los sentimientos como que opacaban esto que quería hacer porque te encariñas con una empresa que has estado cerca de 14 años”. 
 
Y al final se decantó por la revista matinal del cerro. Y otra historia se empieza a escribir...
 
“Dejo una etapa de aquella alegre, extrovertida, jovial que se burlaba de la farándula politiquera nacional y ahora entro a una etapa de madurez”.
 
“Entro a Ecuavisa con un reto de estar en contacto con esa ama de casa con la que sí he tenido contacto,pero ahora voy a estar más en el ADN de las dueñas del hogar para decirles que soy como ellas, que también he reído, he llorado, sufrido, como ellas”.
 
 
 
 
Una mujer de riesgos
 
Gaby dice tener clarísimo lo que viene a aportar al programa: “Lo que mejor sé hacer, que es dar esa inyección de energía al programa, sin dejar de lado estas etapas que vivimos nosotras como mujeres, a las amas de casa, a escucharlas, a ayudarlas, a estar más en contacto con ellas”.
 
¿Bailará Gaby? No titubea: “Por supuesto, el baile no puede faltar, la actuación tampoco va a poder faltar. Vengo con una expectativa muy grande”. 
 
¿Dispuesta a locuras? “Estoy dispuesta a todo, soy una mujer de riesgos”. 
 
“Betty Mata me dijo tienes que bailar, bailo. Canto, aunque canto espantoso”, cuenta el nuevo rostro de “En Contacto” entre nuevas sonrisas.
 
 
Gabriela Pazmiño, uno de sus referentes
 
Cuando Gaby Díaz habla de Gabriela Pazmiño parece que hablara de un fenómeno meteorológico en plena televisión nacional: “huracán”, “torbellino”, “remolino”...
 
¿Te hubiera gustado trabajar con ella? Nuevamente no duda: “Por supuesto, me hubiera encantado. Los pocos espacios que he estado con ella en pantalla hemos sido un torbellino, un remolino y Gaby es amiga mía personal, yo la quiero bastantísimo y a ella le agradezco lo que me está pasando porque sé que ella estuvo haciendo barra por mí”. 
 
Recuerda cuando la invitaron al programa matinal: “Fui yo, respetando los espacios de cada uno. Tener referentes como Gaby, al lado, que es un huracán y yo, tratando de limitarme para que no digan que la quiero imitar. Fue como que una confusión media fuerte pero simplemente fui yo. Si me equivocaba me reía de mis equivocaciones, si quería bailar, bailaba”.
 
Gaby Díaz llega al territorio de “En Contacto” tras el paso de ese huracán, de ese torbellino al que quiere y admira. 
 
¿Sientes presión? “La presión hay, sé que también voy a estar muy expuesta, pero confío en mí. Sé que la Gaby deja un vacío muy grande que ese vacío nunca se va a llenar y nunca voy a pretender llenarlo”, asegura Gaby.
 
Y aclara: “Pero sale Gaby y entra otra Gaby. Viene Gaby Díaz, alguien, sí, extrovertida, como Gaby, alegre, como Gaby, pero con sus cualidades totalmente diferentes a la de Gaby Pazmiño, que es un referente para todos las amantes de la comunicación”.
 
 
 
 
Mi meta
 
Desde sus comienzos en Televisión Satelital, con un programa que se llamaba “Extremos” hasta ahora, Gaby lleva 14 años metida en la retina de los ecuatorianos vía pantalla chica. Resume el recuento recalcando que ha cambiado fisicamente, pero que su esencia sigue siendo la misma. 
 
“Soy más mesurada, al principio yo entraba gritando y les decía 'cojan el control, estámpenlo contra la pared, pero no me cambie de canal'. Ahora soy alegre y todo, pero un poco más tranquila, conectando más lengua con cerebro. Ha sido un crecimiento diario”. 
 
Ahora, “mi meta está en 'En Contacto', no es algo que vengo, me pongo el micrófono, no. Es algo que me tengo que acoplar al equipo que ya está formado. Así que todas mis energías hoy están enfocadas en 'En Contacto'. 
 
Gaby se despide agradeciendo a “todo el público que está contento con mi contratación acá en Ecuavisa y al público que no está contento, les pido un voto de confianza”.
 
 
No lo dice, pero quizá el haber dicho “sí” a “En Contacto”, la revista matinal de Ecuavisa, es la decisión de su vida. Gaby Díaz, la nueva conductora del programa, se anima a contar los entretelones de cuando días atrás estuvo, literalmente, “en contacto” con Betty Mata, la directora del espacio televisivo, para cuadrarlo todo.
 
Y como estamos en tiempos modernos, esto arranca con un mensaje de WhatsApp: “Gaby, soy Betty Mata de Ecuavisa 'En Contacto', quiero conversar contigo”.
 
 
“Yo, súper ingenua, dije 'llámame a la casa porque en mi casa no entra señal' y me dijo 'no, tiene que ser en persona. Por favor, guárdame la discreción'”, cuenta Gaby, entre sonrisas. “Yo soy súper discreta cuando quiero serlo”, se apresura. 
 
Llegaron las protestas que sacudieron al país y ella pensó que todo se había truncado. Pero, finalmente, la paz volvió al Ecuador y también volvió el contacto con Betty y un “es mañana o nunca”. 
 
“La pasé viendo por Ecuavisa y dimos como 20 vueltas por el malecón porque nadie nos podía ver”, dice Gaby, con la frescura de quien revela un secreto bien guardado. 
 
Y llegó la decisión: “Es una propuesta que no tuve que analizarla mucho, era algo que yo estaba esperando, buscando”. Pero tiene claro que lo racional muchas veces choca con lo sentimental: “Fue un sí sumamente rápido porque era algo profesional que yo estaba buscando, pero los sentimientos como que opacaban esto que quería hacer porque te encariñas con una empresa que has estado cerca de 14 años”. 
 
Y al final se decantó por la revista matinal del cerro. Y otra historia se empieza a escribir...
 
“Dejo una etapa de aquella alegre, extrovertida, jovial que se burlaba de la farándula politiquera nacional y ahora entro a una etapa de madurez”.
 
“Entro a Ecuavisa con un reto de estar en contacto con esa ama de casa con la que sí he tenido contacto,pero ahora voy a estar más en el ADN de las dueñas del hogar para decirles que soy como ellas, que también he reído, he llorado, sufrido, como ellas”.
 
 
 
 
Una mujer de riesgos
 
Gaby dice tener clarísimo lo que viene a aportar al programa: “Lo que mejor sé hacer, que es dar esa inyección de energía al programa, sin dejar de lado estas etapas que vivimos nosotras como mujeres, a las amas de casa, a escucharlas, a ayudarlas, a estar más en contacto con ellas”.
 
¿Bailará Gaby? No titubea: “Por supuesto, el baile no puede faltar, la actuación tampoco va a poder faltar. Vengo con una expectativa muy grande”. 
 
¿Dispuesta a locuras? “Estoy dispuesta a todo, soy una mujer de riesgos”. 
 
“Betty Mata me dijo tienes que bailar, bailo. Canto, aunque canto espantoso”, cuenta el nuevo rostro de “En Contacto” entre nuevas sonrisas.
 
 
Gabriela Pazmiño, uno de sus referentes
 
Cuando Gaby Díaz habla de Gabriela Pazmiño parece que hablara de un fenómeno meteorológico en plena televisión nacional: “huracán”, “torbellino”, “remolino”...
 
¿Te hubiera gustado trabajar con ella? Nuevamente no duda: “Por supuesto, me hubiera encantado. Los pocos espacios que he estado con ella en pantalla hemos sido un torbellino, un remolino y Gaby es amiga mía personal, yo la quiero bastantísimo y a ella le agradezco lo que me está pasando porque sé que ella estuvo haciendo barra por mí”. 
 
Recuerda cuando la invitaron al programa matinal: “Fui yo, respetando los espacios de cada uno. Tener referentes como Gaby, al lado, que es un huracán y yo, tratando de limitarme para que no digan que la quiero imitar. Fue como que una confusión media fuerte pero simplemente fui yo. Si me equivocaba me reía de mis equivocaciones, si quería bailar, bailaba”.
 
Gaby Díaz llega al territorio de “En Contacto” tras el paso de ese huracán, de ese torbellino al que quiere y admira. 
 
¿Sientes presión? “La presión hay, sé que también voy a estar muy expuesta, pero confío en mí. Sé que la Gaby deja un vacío muy grande que ese vacío nunca se va a llenar y nunca voy a pretender llenarlo”, asegura Gaby.
 
Y aclara: “Pero sale Gaby y entra otra Gaby. Viene Gaby Díaz, alguien, sí, extrovertida, como Gaby, alegre, como Gaby, pero con sus cualidades totalmente diferentes a la de Gaby Pazmiño, que es un referente para todos las amantes de la comunicación”.
 
 
 
 
Mi meta
 
Desde sus comienzos en Televisión Satelital, con un programa que se llamaba “Extremos” hasta ahora, Gaby lleva 14 años metida en la retina de los ecuatorianos vía pantalla chica. Resume el recuento recalcando que ha cambiado fisicamente, pero que su esencia sigue siendo la misma. 
 
“Soy más mesurada, al principio yo entraba gritando y les decía 'cojan el control, estámpenlo contra la pared, pero no me cambie de canal'. Ahora soy alegre y todo, pero un poco más tranquila, conectando más lengua con cerebro. Ha sido un crecimiento diario”. 
 
Ahora, “mi meta está en 'En Contacto', no es algo que vengo, me pongo el micrófono, no. Es algo que me tengo que acoplar al equipo que ya está formado. Así que todas mis energías hoy están enfocadas en 'En Contacto'. 
 
Gaby se despide agradeciendo a “todo el público que está contento con mi contratación acá en Ecuavisa y al público que no está contento, les pido un voto de confianza”.
 
 
Le puede interesar

NOTICIAS DESTACADAS