Carlos Mina, el hombre que cambió cantar en los buses por guantes

Este miércoles 10 de agosto, Mina enfrentará al irlandés Joe Ward, campeón europeo.

  • RÍO DE JANEIRO, Brasil.- Mina debe enfrentar al Joe Ward. Foto: AFP.
10 Agosto, 2016, 2:11 pm
Por: Redacción 
El boxeador Carlos Mina está cerca de conseguir una medalla para el Ecuador, pero antes de dedicarse al pugilismo le tocó vivir una dura infancia en la que tuvo que recorrer las calles de Guayaquil cantando - muchas veces en los buses- para conseguir algunas monedas.
 
Mina, de 24 años, venció el domingo pasado al alemán Serge Michel, en la categoría de 81 kilos y se clasificó a los octavos. En el encuentro de hoy miércoles 10 de agosto, Mina venció al irlandés Joe Ward, campeón europeo y submonarca mundial de Doha 2015. Con esa victoria, el boxeador ecuatoriano clasificó a cuartos de final. El domingo 14 de agosto disputará su paso a semifinales
 
Pero tiempo atrás, en los últimos años del siglo 20, la realidad de Carlos era transitar por las calles para conseguir dinero y poder sobrevivir con su madre hasta que en el 2003 su vida dio un giro cuando su familia se traslado a vivir en Puerto Quito.
 
En su nuevo entorno el joven Mina empezó a practicar el boxeo, y una nueva oportunidad de vida le abrió las puertas al punto de ser uno de los representantes del Ecuador en Río de Janeiro.
El boxeador Carlos Mina está cerca de conseguir una medalla para el Ecuador, pero antes de dedicarse al pugilismo le tocó vivir una dura infancia en la que tuvo que recorrer las calles de Guayaquil cantando - muchas veces en los buses- para conseguir algunas monedas.
 
Mina, de 24 años, venció el domingo pasado al alemán Serge Michel, en la categoría de 81 kilos y se clasificó a los octavos. En el encuentro de hoy miércoles 10 de agosto, Mina venció al irlandés Joe Ward, campeón europeo y submonarca mundial de Doha 2015. Con esa victoria, el boxeador ecuatoriano clasificó a cuartos de final. El domingo 14 de agosto disputará su paso a semifinales
 
Pero tiempo atrás, en los últimos años del siglo 20, la realidad de Carlos era transitar por las calles para conseguir dinero y poder sobrevivir con su madre hasta que en el 2003 su vida dio un giro cuando su familia se traslado a vivir en Puerto Quito.
 
En su nuevo entorno el joven Mina empezó a practicar el boxeo, y una nueva oportunidad de vida le abrió las puertas al punto de ser uno de los representantes del Ecuador en Río de Janeiro.
Le puede interesar
TEMAS RELACIONADOS