Inicio ·Noticias · Artículo

Un doctor italiano está dispuesto a hacer el primer trasplante de cabeza

Redacción

mguaman

|

Lunes 02 de Marzo de 2015 - 10:58
compártelo
  • El paciente sería mantenido en coma durante cuatro semanas para mantenerlo inmóvil. Al despertarlo, Canavero prevé que estaría en condiciones de moverse y hablar.
El paciente sería mantenido en coma durante cuatro semanas para mantenerlo inmóvil. Al despertarlo, Canavero prevé que estaría en condiciones de moverse y hablar.
Con un equipo de 150 personas, 36 horas de quirófano y diez millones de euros se podría trasplantar una cabeza a un nuevo cuerpo de un donante. Esto podría suceder en el plazo de dos años, contados a partir del momento que un comité ético diera su aprobación. "Quienes dicen que no es posible, se equivocan". Así de contundente se muestra Sergio Canavero, neurocirujano del hospital turinés Molinette, en una larga conversación con ABC.
 
Canavero ha sido invitado para exponer su proyecto en la Conferencia anual de la Academia Americana de Neurólogos y Cirujanos Ortopédicos, prevista en Annapolis (Maryland, EE.UU.) el próximo junio.
 
Canavero citó al cirujano norteamericano Robert White, que ya en 1970 realizó una operación parecida, pero el chimpancé no podía moverse, porque no se unió la médula espinal, y solamente vivió nueve días. La clave, que aún hoy no es posible resolver, es unir las fibras nerviosas que salen del sistema nervioso central y llegan a la médula, para luego dar el movimiento a brazos o piernas. Pero el neurocirujano italiano está convencido de que ahora es posible conectar las partes seccionadas de la médula espinal utilizando una sustancia química llamada polietilenglicol.
 
Esa sustancia actúa como adhesivo para favorecer la adhesión de las membranas celulares de donante y receptor. El paciente sería mantenido en coma durante cuatro semanas para mantenerlo inmóvil. Al despertarlo, Sergio Canavero prevé que estaría en condiciones de moverse y hablar. Un año después podría caminar tras intensa fisioterapia.
 
Con información de ABC 

Con un equipo de 150 personas, 36 horas de quirófano y diez millones de euros se podría trasplantar una cabeza a un nuevo cuerpo de un donante. Esto podría suceder en el plazo de dos años, contados a partir del momento que un comité ético diera su aprobación. "Quienes dicen que no es posible, se equivocan". Así de contundente se muestra Sergio Canavero, neurocirujano del hospital turinés Molinette, en una larga conversación con ABC.

 

Canavero ha sido invitado para exponer su proyecto en la Conferencia anual de la Academia Americana de Neurólogos y Cirujanos Ortopédicos, prevista en Annapolis (Maryland, EE.UU.) el próximo junio.

 

Canavero citó al cirujano norteamericano Robert White, que ya en 1970 realizó una operación parecida, pero el chimpancé no podía moverse, porque no se unió la médula espinal, y solamente vivió nueve días. La clave, que aún hoy no es posible resolver, es unir las fibras nerviosas que salen del sistema nervioso central y llegan a la médula, para luego dar el movimiento a brazos o piernas. Pero el neurocirujano italiano está convencido de que ahora es posible conectar las partes seccionadas de la médula espinal utilizando una sustancia química llamada polietilenglicol.

 

Esa sustancia actúa como adhesivo para favorecer la adhesión de las membranas celulares de donante y receptor. El paciente sería mantenido en coma durante cuatro semanas para mantenerlo inmóvil. Al despertarlo, Sergio Canavero prevé que estaría en condiciones de moverse y hablar. Un año después podría caminar tras intensa fisioterapia.

 

Con información de ABC 

Formulario vía emBluemail
SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES
Le puede interesar
Le recomendamos