Fiscalía reformula cargos contra la prefecta Pabón y otros

El fiscal provincial de Pichincha, Alberto Santillán, reformulará cargos en este proceso.

Foto: Captura
20 Diciembre, 2019, 12:46 pm
Por: Televistazo y Redacción 
La Fiscalía mantiene la acusación en contra de la prefecta de Pichincha, Paola Pabón; el exasambleísta, Virgilio Hernández y dos procesados más, pero cambia de rebelión agravada a rebelión simple.
 
El fiscal provincial de Pichincha, Alberto Santillán, reformulará cargos en este proceso.

En un comunicado, la Fiscalía recordó que el día 14 de octubre de 2019 se allanaron los domicilios de Paola Pabón y otros, con la finalidad de recabar elementos que confirmaran la información de la que se disponía hasta entonces, encontrada en conversaciones de mensajería instantánea, escuchas por intercepciones telefónicas y otras técnicas especiales de investigación, vigilancia y seguimientos (obtenidos con órdenes judiciales), que daban cuenta de sus planes para desconocer la Constitución de la República, incitar a la ciudadanía para que se levante en armas y, de esa forma, derrocar al Gobierno Nacional.
 
Por tal razón, el fiscal Santillán, en su momento, formuló cargos contra los mencionados ciudadanos, según lo que establece el Código Orgánico Integral Penal (COIP), en su artículo 336, “delito de rebelión”, numeral 4, que sanciona a la persona que “promueva, ayude o sostenga cualquier movimiento armado para alterar la paz del Estado”.
 
Sin embargo, dentro de la instrucción fiscal, dice el comunicado, no se ha podido establecer, a pesar de que los procesados efectivamente trabajaban para, a través de actos violentos bien concertados, conseguir tales objetivos, la participación o financiamiento de grupos armados.
 
En consecuencia, y en virtud del principio de objetividad, consagrado en el artículo 5, numeral 21, del mencionado cuerpo legal, "la Fiscalía ha solicitado la reformulación de cargos en contra de los procesados, sin variar el tipo penal (rebelión) pero reemplazando el numeral 4 por el inciso primero del mismo artículo, que sanciona a la persona que 'se levante en armas, para derrocar al gobierno o dificultar el ejercicio de sus atribuciones' ".
 
 
La Fiscalía mantiene la acusación en contra de la prefecta de Pichincha, Paola Pabón; el exasambleísta, Virgilio Hernández y dos procesados más, pero cambia de rebelión agravada a rebelión simple.
 
El fiscal provincial de Pichincha, Alberto Santillán, reformulará cargos en este proceso.

En un comunicado, la Fiscalía recordó que el día 14 de octubre de 2019 se allanaron los domicilios de Paola Pabón y otros, con la finalidad de recabar elementos que confirmaran la información de la que se disponía hasta entonces, encontrada en conversaciones de mensajería instantánea, escuchas por intercepciones telefónicas y otras técnicas especiales de investigación, vigilancia y seguimientos (obtenidos con órdenes judiciales), que daban cuenta de sus planes para desconocer la Constitución de la República, incitar a la ciudadanía para que se levante en armas y, de esa forma, derrocar al Gobierno Nacional.
 
Por tal razón, el fiscal Santillán, en su momento, formuló cargos contra los mencionados ciudadanos, según lo que establece el Código Orgánico Integral Penal (COIP), en su artículo 336, “delito de rebelión”, numeral 4, que sanciona a la persona que “promueva, ayude o sostenga cualquier movimiento armado para alterar la paz del Estado”.
 
Sin embargo, dentro de la instrucción fiscal, dice el comunicado, no se ha podido establecer, a pesar de que los procesados efectivamente trabajaban para, a través de actos violentos bien concertados, conseguir tales objetivos, la participación o financiamiento de grupos armados.
 
En consecuencia, y en virtud del principio de objetividad, consagrado en el artículo 5, numeral 21, del mencionado cuerpo legal, "la Fiscalía ha solicitado la reformulación de cargos en contra de los procesados, sin variar el tipo penal (rebelión) pero reemplazando el numeral 4 por el inciso primero del mismo artículo, que sanciona a la persona que 'se levante en armas, para derrocar al gobierno o dificultar el ejercicio de sus atribuciones' ".