Deslave en la vía Patate-Baños afecta comunicación de sus moradores

La carretera Patate-Baños es considerada, además, una vía de evacuación del volcán Tungurahua.

14 Julio, 2014, 5:37 pm
Por: Redacción 
Tres derrumbes en la vía Patate-Baños mantienen incomunicadas a las comunidades de la zona. Las lluvias en la provincia de Tungurahua generan malestar a los pobladores que no pueden cumplir con su tareas cotidianas, debido al bloqueo de la carretera.
 
El lodo y las piedras que se deslizaron desde la montaña obstruyeron el paso, así comenta Ricardo Bravo, habitante de Puñapi, quien tuvo que caminar más de una hora para llegar a su destino. 
 
Más de 400 familias de las comunidades de Puñapi, Loma Grande, El mirador y San Javier están incomunicadas. A esto se suma la desesperación de los campesinos que no pueden comercializar sus productos por el cierre de la vía.
 
Esta carretera es usada por decenas de turistas que acuden de distintas parte del país, quienes tuvieron que regresarse por los tres deslaves existentes en la zona.
 
La carretera Patate-Baños, además es considerada como una vía de evacuación del plan de emergencia del volcán Tungurahua, por lo que sus habitantes esperan que las autoridades empiecen con el retiro del material del camino.
Tres derrumbes en la vía Patate-Baños mantienen incomunicadas a las comunidades de la zona. Las lluvias en la provincia de Tungurahua generan malestar a los pobladores que no pueden cumplir con su tareas cotidianas, debido al bloqueo de la carretera.
 
El lodo y las piedras que se deslizaron desde la montaña obstruyeron el paso, así comenta Ricardo Bravo, habitante de Puñapi, quien tuvo que caminar más de una hora para llegar a su destino. 
 
Más de 400 familias de las comunidades de Puñapi, Loma Grande, El mirador y San Javier están incomunicadas. A esto se suma la desesperación de los campesinos que no pueden comercializar sus productos por el cierre de la vía.
 
Esta carretera es usada por decenas de turistas que acuden de distintas parte del país, quienes tuvieron que regresarse por los tres deslaves existentes en la zona.
 
La carretera Patate-Baños, además es considerada como una vía de evacuación del plan de emergencia del volcán Tungurahua, por lo que sus habitantes esperan que las autoridades empiecen con el retiro del material del camino.