Instituto de Patrimonio cuestiona destino de vagones de Riobamba

El Instituto emitió un informe en el que decía que esas partes eran "elementos museables"

La Institución asevera que esas partes de los ferrocarriles son consideradas de interés social. Foto: Medios Públicos.
20 Noviembre, 2020, 9:09 pm
Por: Televistazo y Redacción 

La noche del viernes 13 de noviembre seis vagones de la Empresa de Ferrocarriles del Ecuador fueron trasladados desde Chimborazo hacia Cotopaxi, en donde fueron chatarrizados. Fue el final de un proceso, que empezó en septiembre pasado, para deshacerse de piezas del sistema operativo de la red ferroviaria.

Aquel mes se conformó un comité para la chatarrización de esas partes y ya para el 7 de octubre se invitó a 21 empresas para que hagan sus ofertas. Siete de ellas respondieron. Al final, la ganadora fue Bioreciclar que ofreció 282,5 dólares por tonelada y pagó en total USD 23.730 por los vagones que fueron procesados en Novacero.

"Lo que sacamos es la materia prima, que nosotros aquí la conocemos como palanquilla. Esa palanquilla la usamos  para generar varillas y mallas", dijo Stalin Ochoa, analista de Ambiente de Novacero.

Aunque estos vagones no formaban parte del inventario del patrimonio cultural, este viernes 20 de noviembre el Instituto Nacional de Patrimonio Cultural (INPC) expresó, a través de un comunicado, su preocupación por el destino de estos seis vagones, ya que la Empresa de Ferrocarriles del Ecuador habría hecho caso omiso a una recomendación.

En el boletín difundido en la cuenta de Twitter del INPC se señala que ellos emitieron un informe sobre nueve vagones que se encontraban en los talleres de Riobamba. Aunque ninguno formaba parte del patrimonio cultural ecuatoriano, el INPC dijo que: "esos objetos estaban en buen estado, en buenas condiciones, para preservarlos como elementos museables pese a no ser patrimonial".

El INPC ha solicitado a la Empresa de Ferrocarriles del Ecuador, que está en liquidación, información sobre el destino de los nueve vagones de Riobamba e indica que si esas partes fueron chatarrizadas "lo hicieron en contra de la recomendación técnica expresa".

El INPC afirma además que constatará si se acogió la reomendación. Por ahora, ha pedido abstenerse de continuar procesos de chatarrización, dado que aún no se ha agotado el proceso de inventario de los bienes de Ferrocarriles del Ecuador.

La Institución asevera que esas partes de los ferrocarriles son consideradas de interés social.

La noche del viernes 13 de noviembre seis vagones de la Empresa de Ferrocarriles del Ecuador fueron trasladados desde Chimborazo hacia Cotopaxi, en donde fueron chatarrizados. Fue el final de un proceso, que empezó en septiembre pasado, para deshacerse de piezas del sistema operativo de la red ferroviaria.

Aquel mes se conformó un comité para la chatarrización de esas partes y ya para el 7 de octubre se invitó a 21 empresas para que hagan sus ofertas. Siete de ellas respondieron. Al final, la ganadora fue Bioreciclar que ofreció 282,5 dólares por tonelada y pagó en total USD 23.730 por los vagones que fueron procesados en Novacero.

"Lo que sacamos es la materia prima, que nosotros aquí la conocemos como palanquilla. Esa palanquilla la usamos  para generar varillas y mallas", dijo Stalin Ochoa, analista de Ambiente de Novacero.

Aunque estos vagones no formaban parte del inventario del patrimonio cultural, este viernes 20 de noviembre el Instituto Nacional de Patrimonio Cultural (INPC) expresó, a través de un comunicado, su preocupación por el destino de estos seis vagones, ya que la Empresa de Ferrocarriles del Ecuador habría hecho caso omiso a una recomendación.

En el boletín difundido en la cuenta de Twitter del INPC se señala que ellos emitieron un informe sobre nueve vagones que se encontraban en los talleres de Riobamba. Aunque ninguno formaba parte del patrimonio cultural ecuatoriano, el INPC dijo que: "esos objetos estaban en buen estado, en buenas condiciones, para preservarlos como elementos museables pese a no ser patrimonial".

El INPC ha solicitado a la Empresa de Ferrocarriles del Ecuador, que está en liquidación, información sobre el destino de los nueve vagones de Riobamba e indica que si esas partes fueron chatarrizadas "lo hicieron en contra de la recomendación técnica expresa".

El INPC afirma además que constatará si se acogió la reomendación. Por ahora, ha pedido abstenerse de continuar procesos de chatarrización, dado que aún no se ha agotado el proceso de inventario de los bienes de Ferrocarriles del Ecuador.

La Institución asevera que esas partes de los ferrocarriles son consideradas de interés social.