Suspenden parcialmente actividad minera en Bella Rica tras deslave

Según la Agencia de Regulación y Control Minero, un 30% de material está en riesgo de desprenderse.

AZUAY, Ecuador.- Según la Agencia de Regulación y Control Minero, un 30% de material está en riesgo de desprenderse. Foto: La Hora
19 Mayo, 2014, 12:16 pm
Por: Redacción 
Los constantes deslaves en la mina de Bella Rica, ubicada en la provincia del Azuay, obligaron a suspender las actividades mineras en la zona y se mantiene bloqueado el acceso al pueblo.
 
A escombros quedó reducido parte del campamento de la mina san Jorge 2, en el Distrito de Bella Rica (provincia del Azuay). Techos retorcidos y compresores destrozados permanecen en las faldas de la cordillera, como muestra de los daños causados por el deslave de gran magnitud que se produjo la madrugada del viernes. Juan Cando, administrador de la mina, indica que las lluvias son continuas. “Las labores mineras subterráneas generan la salida de agua, que no está bien canalizada y por eso es que permitió la acumulación”.
 
Según técnicos de la Agencia de Regulación y Control Minero (Arcom), faltaría un 30% de material por desprenderse del cerro. Por eso, las actividades mineras están suspendidas 20 hectáreas a la redonda.
 
La acumulación de agua sigue arrastrando lodo y piedra hacia el río, lo que provoca que la cordillera permanezca en constante riesgo. Ciento setenta obreros permanecen evacuados mientras técnicos de la Arcom y de la Subsecretaría de Minas recorren la zona afectada. Geovanny Astudillo, Director ejecutivo de la agencia, sostiene que los mineros deben presentar sus planes de contingencia. “Hasta el momento lo que tenemos suspendida es toda la parte alta, justamente para seguridad de quienes se encuentran en la zona”.   
 
A lo largo de los 2 kilómetros que recorrió el deslave solo quedan huellas de los daños causados, la planta de beneficio El Pambil mantiene sus operaciones paralizadas. Mientras, la vía de acceso a pueblo nuevo permanece bloqueada.
Los constantes deslaves en la mina de Bella Rica, ubicada en la provincia del Azuay, obligaron a suspender las actividades mineras en la zona y se mantiene bloqueado el acceso al pueblo.
 
A escombros quedó reducido parte del campamento de la mina san Jorge 2, en el Distrito de Bella Rica (provincia del Azuay). Techos retorcidos y compresores destrozados permanecen en las faldas de la cordillera, como muestra de los daños causados por el deslave de gran magnitud que se produjo la madrugada del viernes. Juan Cando, administrador de la mina, indica que las lluvias son continuas. “Las labores mineras subterráneas generan la salida de agua, que no está bien canalizada y por eso es que permitió la acumulación”.
 
Según técnicos de la Agencia de Regulación y Control Minero (Arcom), faltaría un 30% de material por desprenderse del cerro. Por eso, las actividades mineras están suspendidas 20 hectáreas a la redonda.
 
La acumulación de agua sigue arrastrando lodo y piedra hacia el río, lo que provoca que la cordillera permanezca en constante riesgo. Ciento setenta obreros permanecen evacuados mientras técnicos de la Arcom y de la Subsecretaría de Minas recorren la zona afectada. Geovanny Astudillo, Director ejecutivo de la agencia, sostiene que los mineros deben presentar sus planes de contingencia. “Hasta el momento lo que tenemos suspendida es toda la parte alta, justamente para seguridad de quienes se encuentran en la zona”.   
 
A lo largo de los 2 kilómetros que recorrió el deslave solo quedan huellas de los daños causados, la planta de beneficio El Pambil mantiene sus operaciones paralizadas. Mientras, la vía de acceso a pueblo nuevo permanece bloqueada.