Reos muertos en cárcel de Turi fueron asesinados a golpes, señala informe

La Fiscalía de Azuay investiga si funcionarios participaron en este múltiple crimen.

El 20 de febrero seis reos fueron hallados sin vida. Sus cuerpos colgaban de sus camas.
27 Febrero, 2020, 9:03 pm
Por: Televistazo y Redacción 
Los seis reos que fueron hallados sin vida el 20 de febrero en la cárcel de Turi, en Cuenca, murieron tras ser asesinados a golpes, reveló el informe forense difundido este jueves 27 por la Fiscalía de Azuay.
 
 
El titular de esta institución, Leonardo Amoroso, señaló que incluso uno de los occisos tenía reventado su hígado. Las evidencias de los golpes indican además que varias personas son las responsables de este múltiple crimen.
 
El jueves pasado los cuerpos de los seis privados de libertad fueron encontrados colgando de los soportes de sus camas. Los reclusos pertenecían a los pabellones de mínima, mediana y máxima seguridad. Dos cumplían penas por asesinatos, dos por robos y los otros dos por violación.  
 
Además de determinar quiénes fueron los reclusos que participaron en este violento hecho, la Fiscalía ahora investiga si los asesinos recibieron ayuda de funcionarios de la cárcel del recinto penitenciario o de policías que custodian ese centro.
 
Sin embargo, esta tarea será difícil ya que varias cámaras de vigilancia no funcionan, confirmó el gobernador de Azuay, Xavier Martínez. 
 
"Algunas de las cámaras en los pabellones y en los pisos donde se dieron este tipo de hechos lamentablemente fueron dañados en el anterior amotinamiento" (minuto 01:03 del video).
 
Las autoridades señalan que este macabro suceso se habría dado por un ajuste de cuentas entre cabecillas que comandan los pabellones de este centro de rehabilitación.
 
Los seis reos que fueron hallados sin vida el 20 de febrero en la cárcel de Turi, en Cuenca, murieron tras ser asesinados a golpes, reveló el informe forense difundido este jueves 27 por la Fiscalía de Azuay.
 
 
El titular de esta institución, Leonardo Amoroso, señaló que incluso uno de los occisos tenía reventado su hígado. Las evidencias de los golpes indican además que varias personas son las responsables de este múltiple crimen.
 
El jueves pasado los cuerpos de los seis privados de libertad fueron encontrados colgando de los soportes de sus camas. Los reclusos pertenecían a los pabellones de mínima, mediana y máxima seguridad. Dos cumplían penas por asesinatos, dos por robos y los otros dos por violación.  
 
Además de determinar quiénes fueron los reclusos que participaron en este violento hecho, la Fiscalía ahora investiga si los asesinos recibieron ayuda de funcionarios de la cárcel del recinto penitenciario o de policías que custodian ese centro.
 
Sin embargo, esta tarea será difícil ya que varias cámaras de vigilancia no funcionan, confirmó el gobernador de Azuay, Xavier Martínez. 
 
"Algunas de las cámaras en los pabellones y en los pisos donde se dieron este tipo de hechos lamentablemente fueron dañados en el anterior amotinamiento" (minuto 01:03 del video).
 
Las autoridades señalan que este macabro suceso se habría dado por un ajuste de cuentas entre cabecillas que comandan los pabellones de este centro de rehabilitación.
 

Tags Relacionados