Prefectura del Guayas clausura nuevamente acería china

La empresa habría incumplido normas ambientales.

MILAGRO, Ecuador.- La empresa fue acusada de múltiples delitos como defraudación aduanera y tributaria. Foto: Visión 360
18 Noviembre, 2019, 6:03 pm
Por: Televistazo y Redacción 
La acería Xinlong, ubicada en una zona agrícola de la parroquia Roberto Astudillo, perteneciente al cantón Milagro, en la provincia del Guayas, fue clausurada nuevamente por incumplir normas ambientales, según la Prefectura del Guayas. 
 
Durante la diligencia, la directora de Gestión Ambiental, Cecilia Herrera, asegura que encontraron dos plataformas "con productos que estaban descargando" y aprecieron los sonidos de los hornos que usan para fundir.
 
Esta compañía enfrenta problemas legales desde diciembre del 2018. Desde esa fecha se inició una investigación por presunta defraudación aduanera y tributaria, lavado de activos, precarización laboral y asociación ilícita. 
 
Ante esta decisión de la Prefectura, Jorge Zavala, abogado de los propietarios de la acería china, sostiene que la empresa no ha estado en funcionamiento y que cumple con todos los permisos ambientales.
 
"La empresa actualmente no está operando. Está realizando operaciones de prueba. Cumple con absolutamente todas las normas técnicas ambientales, es por eso que cuenta con todas las autorizaciones correspondientes", dijo Zavala. 
 
Respecto a los supuestos delitos de los que se acusa a la compañía, el jurista asegura que ninguno se ha podido comprobar.
 
Revise el reportaje completo: 
La acería Xinlong, ubicada en una zona agrícola de la parroquia Roberto Astudillo, perteneciente al cantón Milagro, en la provincia del Guayas, fue clausurada nuevamente por incumplir normas ambientales, según la Prefectura del Guayas. 
 
Durante la diligencia, la directora de Gestión Ambiental, Cecilia Herrera, asegura que encontraron dos plataformas "con productos que estaban descargando" y aprecieron los sonidos de los hornos que usan para fundir.
 
Esta compañía enfrenta problemas legales desde diciembre del 2018. Desde esa fecha se inició una investigación por presunta defraudación aduanera y tributaria, lavado de activos, precarización laboral y asociación ilícita. 
 
Ante esta decisión de la Prefectura, Jorge Zavala, abogado de los propietarios de la acería china, sostiene que la empresa no ha estado en funcionamiento y que cumple con todos los permisos ambientales.
 
"La empresa actualmente no está operando. Está realizando operaciones de prueba. Cumple con absolutamente todas las normas técnicas ambientales, es por eso que cuenta con todas las autorizaciones correspondientes", dijo Zavala. 
 
Respecto a los supuestos delitos de los que se acusa a la compañía, el jurista asegura que ninguno se ha podido comprobar.
 
Revise el reportaje completo: