34 años de prisión por femicidio de Diana Carolina

Yordis Rafael L. fue condenado por matar a su expareja en plena calle, en Ibarra.

IBARRA, Ecuador.- Yordis Rafael L. fue condenado por matar a su expareja en plena calle. Foto: Archivo
20 Septiembre, 2019, 3:55 pm
Por: Teresa Menéndez 
A 34 años y 8 meses de prisión fue sentenciado Yordis L. por el femicidio de Diana Carolina R., ocurrido el 19 de enero de 2019, en Ibarra, delante de espectadores y policías. Ese fue el dictamen del Tribunal de Garantías Penales de Imbabura, tras dos días de audiencia de juzgamiento.
 
Por pedido de la Fiscalía y de la acusación particular, la diligencia fue declarada como reservada, porque se trataron temas sobre violencia de género.
 
En el primer día de audiencia, la fiscal María Bernal presentó 12 testigos, entre ellos policías que tomaron procedimiento la noche que ocurrió el hecho, una médica legista, psicólogos y una trabajadora social.
 
También expuso el protocolo de autopsia, que evidenció que, además de las heridas que le causaron la muerte, la joven tenía un golpe en la mejilla derecha, puesto que ese día, en la tarde, ya había sido agredida por el procesado, fuera del local donde trabajaba. Este hecho fue corroborado por testigos.
 
La fiscal Bernal se refirió a una pericia de contexto, que reveló que la víctima era vulnerable y vivía dentro de un círculo de violencia. Mientras que la autopsia psicológica estableció que Diana Carolina era callada e introvertida, sufría depresión y ansiedad por el maltrato que soportaba. La pericia de entorno social confirmó lo antes dicho.
 
Además, en la diligencia se exhibieron los videos grabados por la ciudadanía desde el inicio y a lo largo de todo el recorrido que hicieron el agresor y la víctima –durante 90 minutos– por las calles del centro de Ibarra, mientras ella era sometida con un cuchillo.
 
Por otro lado, la valoración psicológica efectuada a Yordis Rafael L. determinó que tiene rasgos de una personalidad antisocial. El procesado se encuentra recluido en el Centro de Rehabilitación Social de Latacunga (Cotopaxi) y compareció a la audiencia mediante videoconferencia.
 
Diana Carolina estaba embarazada cuando fue víctima del delito, ante la mirada de la ciudadanía y de los uniformados, quienes trataron de persuadir al ciudadano para que suelte el arma y libere a la joven.
 
Pero no hubo una respuesta positiva, avanzó hasta las calles Luis Felipe Borja y Pedro Moncayo, donde se concentró mucha gente que trataba de romper el cerco policial, mientras el procesado gritaba y amenazaba con matar a su conviviente, hasta que, minutos después, lo hizo.
 
La gente trató de linchar al victimario, acto que fue impedido por la Policía. El ciudadano extranjero fue detenido y puesto a órdenes de las autoridades, mientras que la mujer fue trasladada al hospital San Vicente de Paúl, donde falleció por la gravedad de las heridas.
 
El femicidio está tipificado y sancionado en el artículo 141 del Código Orgánico Integral Penal (COIP).
 
El procesado se encuentra recluido en el Centro de Rehabilitación Social de Latacunga y participó en la audiencia mediante videoconferencia.
 
A 34 años y 8 meses de prisión fue sentenciado Yordis L. por el femicidio de Diana Carolina R., ocurrido el 19 de enero de 2019, en Ibarra, delante de espectadores y policías. Ese fue el dictamen del Tribunal de Garantías Penales de Imbabura, tras dos días de audiencia de juzgamiento.
 
Por pedido de la Fiscalía y de la acusación particular, la diligencia fue declarada como reservada, porque se trataron temas sobre violencia de género.
 
En el primer día de audiencia, la fiscal María Bernal presentó 12 testigos, entre ellos policías que tomaron procedimiento la noche que ocurrió el hecho, una médica legista, psicólogos y una trabajadora social.
 
También expuso el protocolo de autopsia, que evidenció que, además de las heridas que le causaron la muerte, la joven tenía un golpe en la mejilla derecha, puesto que ese día, en la tarde, ya había sido agredida por el procesado, fuera del local donde trabajaba. Este hecho fue corroborado por testigos.
 
La fiscal Bernal se refirió a una pericia de contexto, que reveló que la víctima era vulnerable y vivía dentro de un círculo de violencia. Mientras que la autopsia psicológica estableció que Diana Carolina era callada e introvertida, sufría depresión y ansiedad por el maltrato que soportaba. La pericia de entorno social confirmó lo antes dicho.
 
Además, en la diligencia se exhibieron los videos grabados por la ciudadanía desde el inicio y a lo largo de todo el recorrido que hicieron el agresor y la víctima –durante 90 minutos– por las calles del centro de Ibarra, mientras ella era sometida con un cuchillo.
 
Por otro lado, la valoración psicológica efectuada a Yordis Rafael L. determinó que tiene rasgos de una personalidad antisocial. El procesado se encuentra recluido en el Centro de Rehabilitación Social de Latacunga (Cotopaxi) y compareció a la audiencia mediante videoconferencia.
 
Diana Carolina estaba embarazada cuando fue víctima del delito, ante la mirada de la ciudadanía y de los uniformados, quienes trataron de persuadir al ciudadano para que suelte el arma y libere a la joven.
 
Pero no hubo una respuesta positiva, avanzó hasta las calles Luis Felipe Borja y Pedro Moncayo, donde se concentró mucha gente que trataba de romper el cerco policial, mientras el procesado gritaba y amenazaba con matar a su conviviente, hasta que, minutos después, lo hizo.
 
La gente trató de linchar al victimario, acto que fue impedido por la Policía. El ciudadano extranjero fue detenido y puesto a órdenes de las autoridades, mientras que la mujer fue trasladada al hospital San Vicente de Paúl, donde falleció por la gravedad de las heridas.
 
El femicidio está tipificado y sancionado en el artículo 141 del Código Orgánico Integral Penal (COIP).
 
El procesado se encuentra recluido en el Centro de Rehabilitación Social de Latacunga y participó en la audiencia mediante videoconferencia.