Anestesiólogo condenado por abuso sexual en Loja

La víctima había acudido a una clínica para la extracción de un dispositivo.

Anestesiólogo condenado por abuso sexual en Loja. Foto: Referencial
27 Julio, 2019, 3:28 pm
Por: Redacción 
El Tribunal de Garantías Penales de Loja declaró culpable a Marco S., por el
delito de abuso sexual. La Fiscalía comprobó que el anestesiólogo cometió el delito
durante un procedimiento quirúrgico en el que participaba. Por esa razón fue
condenado a seis años y ocho meses de pena privativa de libertad.
 
El hecho investigado ocurrió el 11 de marzo de 2019, cuando la víctima acudió a
una clínica para realizarse un procedimiento quirúrgico menor (extracción de un dispositivo DIU).
 
Posterior al procedimiento quirúrgico, que duró 20 minutos, la víctima fue trasladada a la sala de recuperación, donde el procesado toca sus parten íntimas, pensando que la víctima aún se encontraba anestesiada, pero –al percatarse que la mujer estaba despierta– el procesado salió corriendo y agachado de la habitación. 
 
A pesar de que no pudo ver el rostro de su agresor, la mujer aviso de inmediato a su médico, que una persona vestida con ropa de quirófano la había tocado y había huido tratando de ocultarse. 
 
Además del testimonio de la víctima, fue determinante la revisión de los videos de
seguridad de la clínica, en los que se observa al victimario salir de la sala de recuperación, tal como lo había informado la agredida.
 
También se descubrió que el anestesiólogo abusó sexualmente de la víctima también en la sala de operaciones, luego de suministrarle el medicamento y aprovechando que se encontraba solo con la mujer.
El Tribunal de Garantías Penales de Loja declaró culpable a Marco S., por el
delito de abuso sexual. La Fiscalía comprobó que el anestesiólogo cometió el delito
durante un procedimiento quirúrgico en el que participaba. Por esa razón fue
condenado a seis años y ocho meses de pena privativa de libertad.
 
El hecho investigado ocurrió el 11 de marzo de 2019, cuando la víctima acudió a
una clínica para realizarse un procedimiento quirúrgico menor (extracción de un dispositivo DIU).
 
Posterior al procedimiento quirúrgico, que duró 20 minutos, la víctima fue trasladada a la sala de recuperación, donde el procesado toca sus parten íntimas, pensando que la víctima aún se encontraba anestesiada, pero –al percatarse que la mujer estaba despierta– el procesado salió corriendo y agachado de la habitación. 
 
A pesar de que no pudo ver el rostro de su agresor, la mujer aviso de inmediato a su médico, que una persona vestida con ropa de quirófano la había tocado y había huido tratando de ocultarse. 
 
Además del testimonio de la víctima, fue determinante la revisión de los videos de
seguridad de la clínica, en los que se observa al victimario salir de la sala de recuperación, tal como lo había informado la agredida.
 
También se descubrió que el anestesiólogo abusó sexualmente de la víctima también en la sala de operaciones, luego de suministrarle el medicamento y aprovechando que se encontraba solo con la mujer.