Dictan sentencian en caso Juliana Campoverde

La joven tenía 19 años de edad cuando desapareció en el sur de Quito.

  • QUITO, Ecuador.- Familiares de la víctima acudieron a la diligencia donde se dictó sentencia. Foto: Fiscalía
17 Julio, 2019, 5:08 pm
Por: Redacción 
El Tribunal de Garantías Penales de Pichincha sentenció a 25 años de prisión al pastor Jonathan Carrillo por el delito de plagio y posterior muerte de Juliana Campoverde, joven que desapareció el 7 de julio del 2012. 
 
La jueza Sara Costales ordenó además el pago de 100.000 dólares como reparación económica a los padres de la joven.
 
Así también se dictaminó el cierre de la Iglesia "Oasis de Esperanza", establecimiento que era dirigido por la familia de Carrillo y a quienes los allegados de la víctima señalan como cómplices del crimen. 
 
La pruebas en esta diligencia apuntaron a que el agresor fue la última persona en ver con vida a Juliana. El hombre creó un perfil falso en redes sociales para manipularla y amenazarla con textos bíblicos. Utilizó el chip del teléfono celular de la chica en su propio móvil cuando ella ya estaba reportada como desaparecida y emitió falsas señales de vida de la víctima. 
 
Campoverde tenía 19 años de edad. La última vez que fue vista se encontraba en el sector de la Biloxi, al sur de Quito. Su cuerpo aún no es hallado. 
 
Seis años después, el procesado confesó estar involucrado en el caso. Incluso, aseguró haber asesinado a la joven. 
El Tribunal de Garantías Penales de Pichincha sentenció a 25 años de prisión al pastor Jonathan Carrillo por el delito de plagio y posterior muerte de Juliana Campoverde, joven que desapareció el 7 de julio del 2012. 
 
La jueza Sara Costales ordenó además el pago de 100.000 dólares como reparación económica a los padres de la joven.
 
Así también se dictaminó el cierre de la Iglesia "Oasis de Esperanza", establecimiento que era dirigido por la familia de Carrillo y a quienes los allegados de la víctima señalan como cómplices del crimen. 
 
La pruebas en esta diligencia apuntaron a que el agresor fue la última persona en ver con vida a Juliana. El hombre creó un perfil falso en redes sociales para manipularla y amenazarla con textos bíblicos. Utilizó el chip del teléfono celular de la chica en su propio móvil cuando ella ya estaba reportada como desaparecida y emitió falsas señales de vida de la víctima. 
 
Campoverde tenía 19 años de edad. La última vez que fue vista se encontraba en el sector de la Biloxi, al sur de Quito. Su cuerpo aún no es hallado. 
 
Seis años después, el procesado confesó estar involucrado en el caso. Incluso, aseguró haber asesinado a la joven. 
SUSCRÍBETE a Ecuavisa.com
SUSCRÍBETE
Recibe un correo semanal de los acontecimientos más importantes a nivel nacional e internacional.
Le puede interesar
SUSCRÍBETE a Ecuavisa.com
SUSCRÍBETE
Recibe un correo semanal de los acontecimientos más importantes a nivel nacional e internacional.

Tags Relacionados

TEMAS RELACIONADOS