Inicio ·Noticias · Artículo

Universidad estatal del sur de Manabí desciende a categoría D

Redacción

mguaman

|

Jueves 28 de Noviembre de 2013 - 15:47
compártelo
La universidad estatal del sur de Manabí es otra de las instituciones en categoría D.  Los problemas aumentan en este centro educativo de Jipijapa, sus docentes denuncian sueldos atrasados, mientras que los estudiantes temen el cierre de la institución.
 
La jornada de clases inició sin novedades, pero la noticia de que la universidad estatal del sur de Manabí había descendido a la categoría D luego de la evaluación del Consejo de Evaluación, Acreditación y Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior (Ceaaces) los tomó por sorpresa.
 
Era el tema principal de las conversaciones entre alumnos y maestros de las 13 carreras de esta institución en Jipijapa con cerca de 12 mil estudiantes.
 
Docentes como José Ganchozo y María Proaño reconocen que esta calificación es un reflejo de las falencias en el sistema de educación.
 
Son cerca de 150 maestros y casi 12 mil alumnos, entre una de las medidas para fortalecer áreas como investigación y capacitación. La universidad contrató 15 profesionales entre españoles y cubanos.
 
En las aulas los estudiantes tienen la esperanza de que el establecimiento tenga una mejor puntuación en la siguiente evaluación que será luego de 2 años.
 
Este centro de estudios es dirigido por una comisión interventora desde septiembre pasado con la intención de reorganizarlo administrativamente y mejorar su nivel académico y así salvarse de una suspensión definitiva.
 

La universidad estatal del sur de Manabí es otra de las instituciones en categoría D.  Los problemas aumentan en este centro educativo de Jipijapa, sus docentes denuncian sueldos atrasados, mientras que los estudiantes temen el cierre de la institución.

 

La jornada de clases inició sin novedades, pero la noticia de que la universidad estatal del sur de Manabí había descendido a la categoría D luego de la evaluación del Consejo de Evaluación, Acreditación y Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior (Ceaaces) los tomó por sorpresa.

 

Era el tema principal de las conversaciones entre alumnos y maestros de las 13 carreras de esta institución en Jipijapa con cerca de 12 mil estudiantes.

 

Docentes como José Ganchozo y María Proaño reconocen que esta calificación es un reflejo de las falencias en el sistema de educación.

 

Son cerca de 150 maestros y casi 12 mil alumnos, entre una de las medidas para fortalecer áreas como investigación y capacitación. La universidad contrató 15 profesionales entre españoles y cubanos.

 

En las aulas los estudiantes tienen la esperanza de que el establecimiento tenga una mejor puntuación en la siguiente evaluación que será luego de 2 años.

 

Este centro de estudios es dirigido por una comisión interventora desde septiembre pasado con la intención de reorganizarlo administrativamente y mejorar su nivel académico y así salvarse de una suspensión definitiva.

 

Formulario vía emBluemail
SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES
Le puede interesar
Le recomendamos