Galápagos prohíbe la pirotecnia en sus islas

El ruido de estos artefactos provoca afectaciones en personas y fauna de las islas.

  • GALÁPAGOS.- El ruido de estos artefactos provoca afectaciones en personas y fauna de las islas. Foto: Archivo
28 Diciembre, 2018, 11:40 am
Por: Redacción 
Desde este 28 de diciembre de 2018, Galápagos queda libre de pirotecnica. El pleno del Consejo de Gobierno de Galápagos aprobó, de manera unánime, la resolución que prohíbe en la provincia el ingreso, comercio, distribución y uso de fuegos artificiales o pirotécnicos, con excepción de aquellos que producen fenómenos luminosos de forma insonora.
 
 
 
 
Para esta decisión, adoptada en la sesión extraordinaria, que se realizó este viernes en Quito, se tomaron como base investigaciones que dan cuenta del daño que causan estos artificios a los ecosistemas marinos, terrestres, así como a la salud humana.
 
Según dijeron entre los argumentos, estos artefactos provocan en su fauna taquicardia y otras enfermedades cardíacas, estrés nervioso, ansiedad, alterando la etología del individuo y, por lo tanto, la sobrevivencia de la especie.
 
 
 
 
Además, muchos pirotécnicos contienen componentes químicos que se disuelven en el agua, contaminando ríos, lagos y el agua potable. Los fuegos artificiales liberan una fina nube de humo y partículas, afectando la calidad del aire local, expusieron los participantes del encuentro.
 
En cuanto a los habitantes, niños con autismo han sido los más afectados, pues presentaron en su momento hipersensibilidad auditiva y alteran notablemente su condición.
 
Otra de las motivaciones de la decisión es evitar los casos de personas con quemaduras por la manipulación de pirotecnia.
 
Desde este 28 de diciembre de 2018, Galápagos queda libre de pirotecnica. El pleno del Consejo de Gobierno de Galápagos aprobó, de manera unánime, la resolución que prohíbe en la provincia el ingreso, comercio, distribución y uso de fuegos artificiales o pirotécnicos, con excepción de aquellos que producen fenómenos luminosos de forma insonora.
 
 
 
 
Para esta decisión, adoptada en la sesión extraordinaria, que se realizó este viernes en Quito, se tomaron como base investigaciones que dan cuenta del daño que causan estos artificios a los ecosistemas marinos, terrestres, así como a la salud humana.
 
Según dijeron entre los argumentos, estos artefactos provocan en su fauna taquicardia y otras enfermedades cardíacas, estrés nervioso, ansiedad, alterando la etología del individuo y, por lo tanto, la sobrevivencia de la especie.
 
 
 
 
Además, muchos pirotécnicos contienen componentes químicos que se disuelven en el agua, contaminando ríos, lagos y el agua potable. Los fuegos artificiales liberan una fina nube de humo y partículas, afectando la calidad del aire local, expusieron los participantes del encuentro.
 
En cuanto a los habitantes, niños con autismo han sido los más afectados, pues presentaron en su momento hipersensibilidad auditiva y alteran notablemente su condición.
 
Otra de las motivaciones de la decisión es evitar los casos de personas con quemaduras por la manipulación de pirotecnia.
 
SUSCRÍBETE a Ecuavisa.com
SUSCRÍBETE
Recibe un correo semanal de los acontecimientos más importantes a nivel nacional e internacional.
Le puede interesar
SUSCRÍBETE a Ecuavisa.com
SUSCRÍBETE
Recibe un correo semanal de los acontecimientos más importantes a nivel nacional e internacional.
TEMAS RELACIONADOS