Inicio ·Noticias · Artículo

Se conmemoran 30 años del ‘Mural de la Patria’

Redacción

mguaman

|

Miércoles 19 de Septiembre de 2018 - 10:06
compártelo
  • Se conmemoran 30 años del ‘Mural de la Patria’.
Se conmemoran 30 años del ‘Mural de la Patria’.

Se conmemoran 30 años del Mural “Imagen de la Patria” en el Salón Nela Martínez, de la Asamblea Nacional, el mismo que marca la realidad que vive nuestro país y plasma todo lo que el maestro Guayasamín quiso transmitir a los legisladores que tienen en sus manos el porvenir y desarrollo del país, resaltó Pablo Guayasamín, hijo del pintor, al hacer una reseña acerca del proceso de elaboración de la obra.

El mural, de estilo expresionista, fue elaborado en acrílico con polvo de mármol para que dure mil años, según palabras del propio autor. Está compuesto por personajes y símbolos que representan la lucha social de la historia ecuatoriana.
 
Para ser entendido y descifrar su simbología se estructuró en tres áreas, que se distinguen según la posición del espectador: El área del medio, compuesta por dos paneles,el del centro con las manos, el sol, la luna; y, el segundo, el cóndor.
 
El área izquierda abarca 11 paneles e integra a Daquilema y Píntag; a Rosa Zárate, a quien denomina Flor decapitada; mis mujeres, Dolores Cacuango, Manuela Cañizares y Manuela Sáenz. También se expresa la intervención extranjera; el puño de la lucha; el militarismo; el proletariado; la oligarquía y la burguesía; el drama de la pobreza; víctimas inocentes; los pensadores.
 
El área derecha, con 10 paneles, proyecta el futuro; al combatiente intelectual; visibiliza a Eloy Alfaro del fuego renacido; divino sembrador; el populismo; la tortura es maldita; la Iglesia; la Patria maniatada; el caudillismo; el pueblo profundo.
 
Los Símbolos Patrios
 
El maestro Guayasamín describió el mural en ese mismo orden: el panel del medio tiene las manos dirigidas hacia el cielo, extendidas generosamente para dar y recibir, era el gesto con el cual nuestros ancestros agradecían al sol por la vida y los milagros de la naturaleza; manos de esperanza buscando el sol, buscando a su Pachakamak, el que no tiene nombre en español; dijo el maestro, con pasión.
 
Las manos están un tanto separadas porque allí debe ir la Bandera Nacional, el tricolor amarillo, azul y rojo que se incluye en el mural como elemento exógeno.
 
Las manos rozan un círculo negro que sirve de fondo a la representación cósmica que tienen los miembros de la comunidad indígena ecuatoriana Awa, que está en extinción, el negro es el todo y la nada. De allí nace el sol, que es cuadrado porque es hombre, en su interior cubre un círculo que representa a la luna, que es mujer; de esa estructura se proyectan ocho triángulos.
 
Este mural es parte del patrimonio cultural e histórico del país y un símbolo de la dignidad del pueblo ecuatoriano que ha empezado a escribir una nueva historia y un  futuro.

 

 

Se conmemoran 30 años del Mural “Imagen de la Patria” en el Salón Nela Martínez, de la Asamblea Nacional, el mismo que marca la realidad que vive nuestro país y plasma todo lo que el maestro Guayasamín quiso transmitir a los legisladores que tienen en sus manos el porvenir y desarrollo del país, resaltó Pablo Guayasamín, hijo del pintor, al hacer una reseña acerca del proceso de elaboración de la obra.

El mural, de estilo expresionista, fue elaborado en acrílico con polvo de mármol para que dure mil años, según palabras del propio autor. Está compuesto por personajes y símbolos que representan la lucha social de la historia ecuatoriana.

 

Para ser entendido y descifrar su simbología se estructuró en tres áreas, que se distinguen según la posición del espectador: El área del medio, compuesta por dos paneles,el del centro con las manos, el sol, la luna; y, el segundo, el cóndor.

 

El área izquierda abarca 11 paneles e integra a Daquilema y Píntag; a Rosa Zárate, a quien denomina Flor decapitada; mis mujeres, Dolores Cacuango, Manuela Cañizares y Manuela Sáenz. También se expresa la intervención extranjera; el puño de la lucha; el militarismo; el proletariado; la oligarquía y la burguesía; el drama de la pobreza; víctimas inocentes; los pensadores.

 

El área derecha, con 10 paneles, proyecta el futuro; al combatiente intelectual; visibiliza a Eloy Alfaro del fuego renacido; divino sembrador; el populismo; la tortura es maldita; la Iglesia; la Patria maniatada; el caudillismo; el pueblo profundo.

 

Los Símbolos Patrios

 

El maestro Guayasamín describió el mural en ese mismo orden: el panel del medio tiene las manos dirigidas hacia el cielo, extendidas generosamente para dar y recibir, era el gesto con el cual nuestros ancestros agradecían al sol por la vida y los milagros de la naturaleza; manos de esperanza buscando el sol, buscando a su Pachakamak, el que no tiene nombre en español; dijo el maestro, con pasión.

 

Las manos están un tanto separadas porque allí debe ir la Bandera Nacional, el tricolor amarillo, azul y rojo que se incluye en el mural como elemento exógeno.

 

Las manos rozan un círculo negro que sirve de fondo a la representación cósmica que tienen los miembros de la comunidad indígena ecuatoriana Awa, que está en extinción, el negro es el todo y la nada. De allí nace el sol, que es cuadrado porque es hombre, en su interior cubre un círculo que representa a la luna, que es mujer; de esa estructura se proyectan ocho triángulos.

 

Este mural es parte del patrimonio cultural e histórico del país y un símbolo de la dignidad del pueblo ecuatoriano que ha empezado a escribir una nueva historia y un  futuro.

 

 

Formulario vía emBluemail
SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES
Le recomendamos