Los corazones que dejó Carlos Rubira Infante

Está previsto que a las 16:00 del sábado 14 se realice el sepelio del en el cementerio.

  • GUAYAQUIL, Ecuador.- Está previsto que el sábado se realice el sepelio en el cementerio patrimonial. Foto: Franklin Navarro.
14 Septiembre, 2018, 8:19 pm
Por: Redacción 

Un aire ceremonial inunda el Salón de la Ciudad, rodeado de flores y bailarines ataviados con trajes típicos. En el centro, descansa el féretro de Carlos Rubira Infante, custodiado por los estandartes de Ecuador y Guayaquil, que llevan un crespón negro a manera de luto.

A la entrada del lugar, reposa un libro de condolencias al que unos cuantos asistentes al velatorio se acercaba a hojear tímidamente, con el ánimo de dejar sus impresiones en él.

“Los amigos solo mueren cuando los olvidamos... Carlitos Aurelio siempre vivirá en nuestros corazones, en nuestra música nacional”, escribió Xavier Oñate, un seguidor de la trayectoria del artista, firme en su opinión sobre Rubira.

Y es que hoy el país perdió a uno de sus hijos más prolíficos, con un legado reflejado en los rostros que llenan esa habitación: desde las inquietas expresiones de los adolescentes que se acomodan en los sillones hasta las más apacibles miradas de los adultos, que parecen recordar su vida en un suspiro.

Revise: Carlos Rubira Infante en el Salón de la Fama

Entre los cerca de 20 jóvenes de la Escuela del Pasillo Nicasio Safadi que concurren al evento están Sara León y Leonardo Vasco, de 21 y 19 años, respectivamente.

“Hace menos de 3 semanas lo había visto y estaba compartiendo con nosotros en clase. Me llegó bastante”, expresó León sobre la partida de Rubira, quien impartió clases en ese centro cultural alrededor de 10 años.

Su talento y carisma son parte de los recuerdos que los alumnos atesoran. “Él supervisaba las clases que tenemos con Doña Fresia Saavedra y se respiraba alegría, mucha paz, amor a la música nacional”, rememora con los ojos iluminados Vasco, quien asegura que Rubira buscaba la perfeccción en cada interpretación y esa 'chispa' será siempre el motivo de inspiración de muchos artistas.

Lea: ¿Dónde se realizará el sepelio de Carlos Rubira Infante? 

Minutos más tarde esta reflexión sería compartida por Hilda Murillo, una de las voces más destacadas de la música nacional. Está en esa sala para despedir a uno de sus colegas y amigos más queridos, y de quien atesora las memorias más entrañables.

“Él era muy humorista. Cada vez que nos reuníamos era un bromista de primera y un enamorador también. Ese era Carlos Rubira Infante, un hombre maravilloso”, resume la 'Triunfadora de América'.

¿Qué si el legado de Rubira y el pasillo ecuatoriano morirán con él? La artista responde que no, como si desafiara al tiempo a darle la razón, porque mientras existan en esta tierra los ruiseñores y las alondras que le canten al romance, a la vida y la patria, su espíritu seguirá vigente.

Redacción

Un aire ceremonial inunda el Salón de la Ciudad, rodeado de flores y bailarines ataviados con trajes típicos. En el centro, descansa el féretro de Carlos Rubira Infante, custodiado por los estandartes de Ecuador y Guayaquil, que llevan un crespón negro a manera de luto.

A la entrada del lugar, reposa un libro de condolencias al que unos cuantos asistentes al velatorio se acercaba a hojear tímidamente, con el ánimo de dejar sus impresiones en él.

“Los amigos solo mueren cuando los olvidamos... Carlitos Aurelio siempre vivirá en nuestros corazones, en nuestra música nacional”, escribió Xavier Oñate, un seguidor de la trayectoria del artista, firme en su opinión sobre Rubira.

Y es que hoy el país perdió a uno de sus hijos más prolíficos, con un legado reflejado en los rostros que llenan esa habitación: desde las inquietas expresiones de los adolescentes que se acomodan en los sillones hasta las más apacibles miradas de los adultos, que parecen recordar su vida en un suspiro.

Revise: Carlos Rubira Infante en el Salón de la Fama

Entre los cerca de 20 jóvenes de la Escuela del Pasillo Nicasio Safadi que concurren al evento están Sara León y Leonardo Vasco, de 21 y 19 años, respectivamente.

“Hace menos de 3 semanas lo había visto y estaba compartiendo con nosotros en clase. Me llegó bastante”, expresó León sobre la partida de Rubira, quien impartió clases en ese centro cultural alrededor de 10 años.

Su talento y carisma son parte de los recuerdos que los alumnos atesoran. “Él supervisaba las clases que tenemos con Doña Fresia Saavedra y se respiraba alegría, mucha paz, amor a la música nacional”, rememora con los ojos iluminados Vasco, quien asegura que Rubira buscaba la perfeccción en cada interpretación y esa 'chispa' será siempre el motivo de inspiración de muchos artistas.

Lea: ¿Dónde se realizará el sepelio de Carlos Rubira Infante? 

Minutos más tarde esta reflexión sería compartida por Hilda Murillo, una de las voces más destacadas de la música nacional. Está en esa sala para despedir a uno de sus colegas y amigos más queridos, y de quien atesora las memorias más entrañables.

“Él era muy humorista. Cada vez que nos reuníamos era un bromista de primera y un enamorador también. Ese era Carlos Rubira Infante, un hombre maravilloso”, resume la 'Triunfadora de América'.

¿Qué si el legado de Rubira y el pasillo ecuatoriano morirán con él? La artista responde que no, como si desafiara al tiempo a darle la razón, porque mientras existan en esta tierra los ruiseñores y las alondras que le canten al romance, a la vida y la patria, su espíritu seguirá vigente.

Le puede interesar

NOTICIAS DESTACADAS