Inicio ·Noticias · Artículo

Por tortura contra exestudiante del Mejía condenan a dos policías

Redacción

mguaman

|

Miércoles 04 de Julio de 2018 - 12:02
compártelo
  • Por tortura contra estudiante del Mejía condenan a dos policías. Foto: Archivo - Referencial
Por tortura contra estudiante del Mejía condenan a dos policías. Foto: Archivo - Referencial
Una sentencia de 10 y 5 años de pena privativa de libertad, logró la Fiscalía de Pichincha por el delito de tortura en contra de dos policías en servicio activo que detuvieron y torturaron al exestudiante del colegio Mejía, Angelo Ayol Barros, en septiembre de 2014, mientras se desarrollaban manifestaciones estudiantiles en contra de las reformas al Código Laboral. 
 
Durante la audiencia de juzgamiento realizada el lunes 02 de julio, David Bermeo, fiscal de Pichincha, presentó la pruebas médico-legales y testimoniales, así como exámenes psicológicos y la versión de la víctima para demostrar la materialidad de la infracción como la responsabilidad de los policías en el hecho. 
 
En su testimonio, el joven reconoció al servidor policial David A., como su torturador. la Fiscalía llevó a cabo las investigaciones de este tipo penal considerado como una grave violación, precisó el fiscal. El Tribunal de Garantías Penales –presidido por el magistrado Milton Maroto- declaró por unanimidad la culpabilidad de David A., como autor directo y lo sentenció a una pena privativa de libertad de 10 años, así como una reparación integral de USD 10 000 a favor de la víctima. 
 
En cambio al policía Freddy F., el Tribunal le declaró culpable por omisión, de acuerdo con el artículo 151, inciso final del Código Orgánico Integral Penal (COIP) y lo sentenció a 5 años de prisión, porque –pudiendo evitarlo- no impidió la tortura al estudiante y tampoco escribió en la bitácora la detención del joven en esa unidad policial. Como medida de reparación integral deberá pagar USD 5 000 a la víctima.
 
 

Una sentencia de 10 y 5 años de pena privativa de libertad, logró la Fiscalía de Pichincha por el delito de tortura en contra de dos policías en servicio activo que detuvieron y torturaron al exestudiante del colegio Mejía, Angelo Ayol Barros, en septiembre de 2014, mientras se desarrollaban manifestaciones estudiantiles en contra de las reformas al Código Laboral. 

 

Durante la audiencia de juzgamiento realizada el lunes 02 de julio, David Bermeo, fiscal de Pichincha, presentó la pruebas médico-legales y testimoniales, así como exámenes psicológicos y la versión de la víctima para demostrar la materialidad de la infracción como la responsabilidad de los policías en el hecho. 

 

En su testimonio, el joven reconoció al servidor policial David A., como su torturador. la Fiscalía llevó a cabo las investigaciones de este tipo penal considerado como una grave violación, precisó el fiscal. El Tribunal de Garantías Penales –presidido por el magistrado Milton Maroto- declaró por unanimidad la culpabilidad de David A., como autor directo y lo sentenció a una pena privativa de libertad de 10 años, así como una reparación integral de USD 10 000 a favor de la víctima. 

 

En cambio al policía Freddy F., el Tribunal le declaró culpable por omisión, de acuerdo con el artículo 151, inciso final del Código Orgánico Integral Penal (COIP) y lo sentenció a 5 años de prisión, porque –pudiendo evitarlo- no impidió la tortura al estudiante y tampoco escribió en la bitácora la detención del joven en esa unidad policial. Como medida de reparación integral deberá pagar USD 5 000 a la víctima.

 

 

Formulario vía emBluemail
SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES
Le recomendamos