Desintegran red de clonadores de tarjetas de crédito en Guayaquil

Se allanaron tres viviendas en las ciudadelas Samanes, Guayacanes y Huancavilca.

26 Agosto, 2013, 8:27 am
Por: Redacción 
Una banda de clonadores de tarjetas fue desarticulada este fin de semana. Las autoridades explicaron cómo operaba esta red delictiva que habría causado un perjuicio de 200 mil dólares.
 
Un parte policial señala que, entre las 02:00 y las 04:00 del 23 de agosto, se allanaron tres viviendas en las ciudadelas Samanes, Guayacanes y Huancavilca, donde fueron apresados Pedro Gustavo G.V., Franklin Raúl T.M. y los hermanos Jonathan Gerardo, Félix Gilberto y Adolfo Ricardo P.H.
 
Apenas empezaba el fin de semana cuando las labores de inteligencia que durante meses había mantenido la policía en tres ciudadelas del norte de Guayaquil y varios centros comerciales de la urbe, al fin dieron resultado.
 
Los detenidos habrían causado un perjuicio de aproximadamente 200 mil dólares para el sector bancario. En poder de la supuesta red de cinco personas, la policía halló suficientes evidencias que los vinculan directamente con el delito.
 
Evidencias
Entre las evidencias constan cuatro vehículos de diferentes marcas, modelos y colores; 250 tarjetas plásticas con banda magnéticas en blanco listas para ser clonadas; sellos de instituciones como el de la Policía Nacional, notarías e instituciones financieras; documentos personales de presuntos perjudicados, información y códigos de tarjetas de diferentes ciudadanos en medio impreso y magnético; además de máquinas para la clonación de documentos privados.
 
Guillermo Balarezo, comandante de policía zona 8, explicó que se encontraron  4 vehículos, 150 tarjetas plásticas, sellos y documentos.
 
Según la policía, los delincuentes habrían utilizado tarjetas clonadas y documentos falsos e inclusive la suplantación de la identidad de un fallecido para adquirir mercadería en el World Trade Center.
 
Cédulas con doble identidad, tarjetas, impresoras y  otros instrumentos fueron incautados en los allanamientos. Lo que más asombró  fue la avanzada tecnología con la que operaba esta desintegrada red.
 
Los hoy detenidos, según señaló la autoridad, estarían implicados en los delitos de uso doloso de documentos públicos, falsificación de documentos, suplantación de identidad y asociación ilícita. 
 
Una banda de clonadores de tarjetas fue desarticulada este fin de semana. Las autoridades explicaron cómo operaba esta red delictiva que habría causado un perjuicio de 200 mil dólares.
 
Un parte policial señala que, entre las 02:00 y las 04:00 del 23 de agosto, se allanaron tres viviendas en las ciudadelas Samanes, Guayacanes y Huancavilca, donde fueron apresados Pedro Gustavo G.V., Franklin Raúl T.M. y los hermanos Jonathan Gerardo, Félix Gilberto y Adolfo Ricardo P.H.
 
Apenas empezaba el fin de semana cuando las labores de inteligencia que durante meses había mantenido la policía en tres ciudadelas del norte de Guayaquil y varios centros comerciales de la urbe, al fin dieron resultado.
 
Los detenidos habrían causado un perjuicio de aproximadamente 200 mil dólares para el sector bancario. En poder de la supuesta red de cinco personas, la policía halló suficientes evidencias que los vinculan directamente con el delito.
 
Evidencias
Entre las evidencias constan cuatro vehículos de diferentes marcas, modelos y colores; 250 tarjetas plásticas con banda magnéticas en blanco listas para ser clonadas; sellos de instituciones como el de la Policía Nacional, notarías e instituciones financieras; documentos personales de presuntos perjudicados, información y códigos de tarjetas de diferentes ciudadanos en medio impreso y magnético; además de máquinas para la clonación de documentos privados.
 
Guillermo Balarezo, comandante de policía zona 8, explicó que se encontraron  4 vehículos, 150 tarjetas plásticas, sellos y documentos.
 
Según la policía, los delincuentes habrían utilizado tarjetas clonadas y documentos falsos e inclusive la suplantación de la identidad de un fallecido para adquirir mercadería en el World Trade Center.
 
Cédulas con doble identidad, tarjetas, impresoras y  otros instrumentos fueron incautados en los allanamientos. Lo que más asombró  fue la avanzada tecnología con la que operaba esta desintegrada red.
 
Los hoy detenidos, según señaló la autoridad, estarían implicados en los delitos de uso doloso de documentos públicos, falsificación de documentos, suplantación de identidad y asociación ilícita.