Donar sangre puede salvar la vida de hasta siete personas

En 2017, la Cruz Roja logró recolectar 171.153 pintas de voluntarios en todo el país.

Día Mundial del Donante de Sangre: Un voluntario puede salvar la vida de hasta siete personas. Foto: Cruz Roja Ecuatoriana
Día Mundial del Donante de Sangre: Un voluntario puede salvar la vida de hasta siete personas. Foto: Cruz Roja Ecuatoriana
Día Mundial del Donante de Sangre: Un voluntario puede salvar la vida de hasta siete personas. Foto: Cruz Roja Ecuatoriana
14 Junio, 2018, 6:30 am
Por: Redacción 
La mamá de Juan Carlos López sufrió una pancreatitis aguda que la tuvo al borde de la muerte. Ocurrió en 2017, un año difícil para su hijo, quien donó las plaquetas que ella necesitaba. Posteriormente, su madre mejoró y como agradecimiento, ahora, Juan Carlos dona su sangre cada vez que puede en la Cruz Roja Ecuatoriana (CRE).
 
Para el joven de 27 años, el único propósito de la donación es ayudar a preservar la salud de quienes más lo necesitan. “La sangre no se puede fabricar. La única solución es que una persona quiera ceder una pequeña cantidad de la suya, de manera voluntaria, pero sé que hay un largo camino por recorrer para educar a la comunidad en la temática de donación de sangre”, aseguró.  
 
El 14 de junio de cada año se celebra el Día Mundial del Donante de Sangre para agradecer a los voluntarios no remunerados y sensibilizar sobre la necesidad de hacer donaciones regulares para garantizar la calidad, seguridad y disponibilidad de sangre, sus componentes o derivados plasmáticos.
 
En 2017, la Cruz Roja logró recolectar 171.153 pintas de voluntarios en todo el país. En Ecuador, solo el 1,4 % de la población dona sangre. A pesar de que el número es bajo, la cantidad de voluntarios ha crecido en los últimos años. La Organización Panamericana de la Salud (OPS) establece que para llenar las necesidades de sangre se requiere de la donación de al menos entre el 2% y 5% de la población.
 
Esta sangre se destina a hospitales y clínicas de toda la nación. La entidad abastece el 70 % de la demanda total a nivel nacional, según Mónica Pesántez, gerenta del Hemocentro Nacional de la CRE.
 
Las transfusiones de sangre ayudan a salvar millones de vidas al año. Contribuyen a que pacientes con enfermedades potencialmente mortales vivan más tiempo con mejor calidad de vida y posibilitan la realización de intervenciones médicas y quirúrgicas complejas. Asimismo, tienen una función vital en la atención materno infantil, el embarazo y las respuestas de emergencia a los desastres naturales o causados por el hombre. 
 
Una pinta pueda salvar de 3 a 7 vidas
 
El proceso para donar sangre toma alrededor de 30 minutos. Para empezar, las personas deben tener la voluntad de hacerlo, estar en buen estado de salud, tener entre 17 y 65 años de edad, pesar más de 50 kilos (110 libras), someterse a un examen médico y a un interrogatorio que se realiza en ese momento.  
 
Al finalizar, se pide a las personas que descansen 10 minutos y la Cruz Roja entrega un carné de donante voluntario con el que puede retirar durante seis meses sangre para sus padres, esposa(o) mayores de 65 años e hijos menores de 18 años.
 
De cada persona se extraen 400 mililitros de sangre, que es la décima parte del volumen circulante de una persona de más de 50 kilos. Según los expertos, ese volumen se recupera con dos vasos de agua ese mismo día. 
 
Además, donar sangre beneficia a la salud del voluntario, ya que estimula a la médula ósea a producir nuevo plasma; este proceso acelera un poco el proceso natural de renovación sanguínea. Los hombres pueden donar cada tres meses y las mujeres cada cuatro.
 
La sangre donada tiene diversos fines. El plasma puede contribuir para el paciente quemado, el concentrado de glóbulos rojos sirve para una madre que ha tenido un parto complicado y la plaqueta puede ayudar a una persona con cáncer.
 
Según la gerenta del Hemocentro de la CRE, en Ecuador muchas personas no donan sangre justamente por los mitos creados alrededor de este acto, que son transmitidos sin tener sustento científico.
 
Donar sangre es seguro
  • No debilita.
  • No engorda ni enflaquece.
  • El material que se utiliza es estéril y de un solo uso.
  • La sangre donada es sometida a 9 exámenes de laboratorio. Por ejemplo, se puede detectar VIH, sífilis, Chagas y gonorrea.
  • Las personas con tatuajes y piercings pueden donar sangre, después de un año de haberlos realizado.
  • Tomar medicamentos no es un impedimento para donar sangre, se tiene que analizar el tipo de medicina ingerida.
  • Las personas que han tenido hepatitis pueden donar dependiendo del tipo de hepatitis que han padecido, en el caso de la A se debe esperar hasta 6 meses, y en la B y C definitivamente no se va a poder ser donante.
 
Juan Carlos López asegura que seguirá donando sangre porque para él es un acto altruista. Él no ha subido de peso y se mantiene saludable; considera que los procedimientos que utilizan en la Cruz Roja Ecuatoriana son muy seguros y por eso dona con confianza. "La sangre no se vende porque algún día podrías necesitarla tú".
 
La mamá de Juan Carlos López sufrió una pancreatitis aguda que la tuvo al borde de la muerte. Ocurrió en 2017, un año difícil para su hijo, quien donó las plaquetas que ella necesitaba. Posteriormente, su madre mejoró y como agradecimiento, ahora, Juan Carlos dona su sangre cada vez que puede en la Cruz Roja Ecuatoriana (CRE).
 
Para el joven de 27 años, el único propósito de la donación es ayudar a preservar la salud de quienes más lo necesitan. “La sangre no se puede fabricar. La única solución es que una persona quiera ceder una pequeña cantidad de la suya, de manera voluntaria, pero sé que hay un largo camino por recorrer para educar a la comunidad en la temática de donación de sangre”, aseguró.  
 
El 14 de junio de cada año se celebra el Día Mundial del Donante de Sangre para agradecer a los voluntarios no remunerados y sensibilizar sobre la necesidad de hacer donaciones regulares para garantizar la calidad, seguridad y disponibilidad de sangre, sus componentes o derivados plasmáticos.
 
En 2017, la Cruz Roja logró recolectar 171.153 pintas de voluntarios en todo el país. En Ecuador, solo el 1,4 % de la población dona sangre. A pesar de que el número es bajo, la cantidad de voluntarios ha crecido en los últimos años. La Organización Panamericana de la Salud (OPS) establece que para llenar las necesidades de sangre se requiere de la donación de al menos entre el 2% y 5% de la población.
 
Esta sangre se destina a hospitales y clínicas de toda la nación. La entidad abastece el 70 % de la demanda total a nivel nacional, según Mónica Pesántez, gerenta del Hemocentro Nacional de la CRE.
 
Las transfusiones de sangre ayudan a salvar millones de vidas al año. Contribuyen a que pacientes con enfermedades potencialmente mortales vivan más tiempo con mejor calidad de vida y posibilitan la realización de intervenciones médicas y quirúrgicas complejas. Asimismo, tienen una función vital en la atención materno infantil, el embarazo y las respuestas de emergencia a los desastres naturales o causados por el hombre. 
 
Una pinta pueda salvar de 3 a 7 vidas
 
El proceso para donar sangre toma alrededor de 30 minutos. Para empezar, las personas deben tener la voluntad de hacerlo, estar en buen estado de salud, tener entre 17 y 65 años de edad, pesar más de 50 kilos (110 libras), someterse a un examen médico y a un interrogatorio que se realiza en ese momento.  
 
Al finalizar, se pide a las personas que descansen 10 minutos y la Cruz Roja entrega un carné de donante voluntario con el que puede retirar durante seis meses sangre para sus padres, esposa(o) mayores de 65 años e hijos menores de 18 años.
 
De cada persona se extraen 400 mililitros de sangre, que es la décima parte del volumen circulante de una persona de más de 50 kilos. Según los expertos, ese volumen se recupera con dos vasos de agua ese mismo día. 
 
Además, donar sangre beneficia a la salud del voluntario, ya que estimula a la médula ósea a producir nuevo plasma; este proceso acelera un poco el proceso natural de renovación sanguínea. Los hombres pueden donar cada tres meses y las mujeres cada cuatro.
 
La sangre donada tiene diversos fines. El plasma puede contribuir para el paciente quemado, el concentrado de glóbulos rojos sirve para una madre que ha tenido un parto complicado y la plaqueta puede ayudar a una persona con cáncer.
 
Según la gerenta del Hemocentro de la CRE, en Ecuador muchas personas no donan sangre justamente por los mitos creados alrededor de este acto, que son transmitidos sin tener sustento científico.
 
Donar sangre es seguro
  • No debilita.
  • No engorda ni enflaquece.
  • El material que se utiliza es estéril y de un solo uso.
  • La sangre donada es sometida a 9 exámenes de laboratorio. Por ejemplo, se puede detectar VIH, sífilis, Chagas y gonorrea.
  • Las personas con tatuajes y piercings pueden donar sangre, después de un año de haberlos realizado.
  • Tomar medicamentos no es un impedimento para donar sangre, se tiene que analizar el tipo de medicina ingerida.
  • Las personas que han tenido hepatitis pueden donar dependiendo del tipo de hepatitis que han padecido, en el caso de la A se debe esperar hasta 6 meses, y en la B y C definitivamente no se va a poder ser donante.
 
Juan Carlos López asegura que seguirá donando sangre porque para él es un acto altruista. Él no ha subido de peso y se mantiene saludable; considera que los procedimientos que utilizan en la Cruz Roja Ecuatoriana son muy seguros y por eso dona con confianza. "La sangre no se vende porque algún día podrías necesitarla tú".