Cinco personas recibieron castigo indígena por contaminación

Los detenidos deberán pagar $ 1.500 de multa y 10.000 peces por contaminar un río de Chimborazo.

23 Agosto, 2013, 4:04 pm
Por: Redacción 
Cinco personas, a quienes se acusa de haber ocasionado contaminación en un río de Chimborazo, fueron sometidas a un castigo indígena que consistió en "purificarlos" con un baño y obligarlos a pagar por los daños ocasionados.
 
Los acusados fueron detenidos mientras pescaban por moradores de la comunidad Alao de la parroquia de Pungala en Riobamba. Según Luis Abarca, morador de Paltetec, los detenidos habrían utilizado una sustancia que contaminó el agua: “Una hierba venenosa que crece en el Oriente”.
 
Como resultado, se contaminó el sistema de riego Alao que beneficia a seis comunidades de la parroquia de Pungala, afectando el riego en este sector. Pedro Álvarez manifestó que dos agrupaciones de criadero de truchas también se vieron afectadas.
 
Los moradores se reunieron con autoridades de la parroquia y efectivos de la Policía Nacional. Rafael Quitio, presidente de la Junta Parroquial, manifestó que los detenidos deberán pagar $ 1.500 de multa y 10.000 peces, “para responder por los daños”.
 
Los cinco detenidos fueron llevados hasta el lugar contaminado. Allí recibieron la purificación, que consistió en ingresar al río y bañarse por cinco minutos. 
 
Quitio destacó la aplicación de la justicia indígena: "Se ha aplicado cumpliendo las normas de las comunidades, y se ha subsanado. Esperemos que esto no vuelva a suceder más".
 
Los ciudadanos seguirán detenidos en la comunidad hasta que se cubra el monto dispuesto por la Asamblea.
 
Cinco personas, a quienes se acusa de haber ocasionado contaminación en un río de Chimborazo, fueron sometidas a un castigo indígena que consistió en "purificarlos" con un baño y obligarlos a pagar por los daños ocasionados.
 
Los acusados fueron detenidos mientras pescaban por moradores de la comunidad Alao de la parroquia de Pungala en Riobamba. Según Luis Abarca, morador de Paltetec, los detenidos habrían utilizado una sustancia que contaminó el agua: “Una hierba venenosa que crece en el Oriente”.
 
Como resultado, se contaminó el sistema de riego Alao que beneficia a seis comunidades de la parroquia de Pungala, afectando el riego en este sector. Pedro Álvarez manifestó que dos agrupaciones de criadero de truchas también se vieron afectadas.
 
Los moradores se reunieron con autoridades de la parroquia y efectivos de la Policía Nacional. Rafael Quitio, presidente de la Junta Parroquial, manifestó que los detenidos deberán pagar $ 1.500 de multa y 10.000 peces, “para responder por los daños”.
 
Los cinco detenidos fueron llevados hasta el lugar contaminado. Allí recibieron la purificación, que consistió en ingresar al río y bañarse por cinco minutos. 
 
Quitio destacó la aplicación de la justicia indígena: "Se ha aplicado cumpliendo las normas de las comunidades, y se ha subsanado. Esperemos que esto no vuelva a suceder más".
 
Los ciudadanos seguirán detenidos en la comunidad hasta que se cubra el monto dispuesto por la Asamblea.